eldiario.es

Menú

El coraje de Aminatou

- PUBLICIDAD -

¿Cuántos presupuestos públicos debemos analizar para comprobar que el Ministerio de Igualdad, las concejalías de la mujer o el Instituto Canario de la mujer nunca dejan remanentes, porque siempre son los que menos dinero tienen?¿Cuántos capítulos de la historia podemos contar sin tenerlas en cuenta a ellas?¿Cuántas mujeres murieron en las grandes guerras que ellas nunca provocaron? ¿Cuántas diosas se ocultaron detrás de los milagros?¿Cuántas brujas siguen pagando en la hoguera el precio de su rebeldía mientras otros sermonean resignación desde el poder?

Quizá no vale la pena repetir cifras. Quizá no son necesarias 1000 palabras. Quizá hoy podamos resumirlo todo en una imagen, en una mujer, en un nombre: Aminatou Haidar. Decir mujer saharaui es decir resistencia al desierto, es decir resistencia a los muros, es decir empoderamiento a pesar de los atavismos. Toda la violencia de un Estado expulsó a Aminatou de su propia tierra. Toda la violencia de los intereses políticos y económicos ha servido para levantar un muro que Aminatou no puede cruzar. Toda la violencia de la indiferencia de la llamada comunidad internacional ha dejado pasar estos días de huelga de hambre.

La violencia machista es la primera causa de la muerte de las mujeres jóvenes en el mundo, por delante de las guerras, el cáncer o los accidentes de tráfico. Quizá no se llame violencia machista, pero sólo los hombres pueden reinar en Marruecos, un trato de hombres vendió el Sáhara, fueron hombres los que echaron a Amintou Haidar, son hombres los que la separan de sus hijos.

La salud de Aminatou está débil, aunque su lucha cuenta con la fuerza de la dignidad y el calor de la solidaridad. Quizá en días como el de hoy, llenos de actos, palabras y discursos contra la violencia machista, la imagen de esta mujer premio Coraje Civil, que se enfrenta a la violencia del Estado marroquí, que sufrió cuatro años de torturas, que planta cara a represión y a la desmemoria. Quizá el mejor discurso contra la violencia machista y contra todas las violencias lo está escribiendo Aminatou Haidar: frente a la opresión y a la violencia, a quien primero hay que derrotar es al miedo. Esperemos que llegue pronto una respuesta que pare la huelga de hambre, que se respete la legalidad internacional y que esta mujer pueda regresar a su tierra. El coraje civil de Aminatou es el mejor antídoto contra el veneno del miedo que quieren inyectarle sus opresores.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha