eldiario.es

Menú

Por el deporte sin dopaje por Carlos Siles Quesada

- PUBLICIDAD -

He leído con incredulidad que un juez ha archivado con sobreseimiento el proceso sobre el que estaba mi “compañero” imputado por daños a la salud. Hasta ahora tenía el convencimiento de que el deporte en general y el ciclismo en particular era una actividad de cultura física donde se cultivaba también el equilibrio de la mente. “Mente sana en cuerpo sano”. ¡Que equivocado estaba!; y de verdad que lo siento. Tu “querido compañero”, pero no amigo, has cambiado mi filosofía del deporte, administrando sustancias prohibidas o alterando el hematocrito del deportista para intentar arañar unas cuantas décimas de segundo en una carrera de velocidad, disminuyendo no segundos, ni horas, ni días, más bien años la vida de los deportistas. ¡Qué pena!, que un título universitario de médico, seguramente obtenido con las más altas calificaciones haya servido para “legitimar” tratamientos ilícitos a deportistas que estoy seguro en el 99% de los casos no tenían el suficiente conocimiento de los efectos secundarios de tu cruel tratamiento. Recapacita “querido compañero”, pero no amigo, has hecho mucho daño seguramente a deportistas inocentes, ignorantes de lo que les venía encima, pero tú con conocimiento de causa y sin ningún tipo de mínimo arrepentimiento. Te deseo todo lo mejor del mundo, y que tu carrera por la vida sea sin ningún tipo de dopaje ni alteración de tu medio interno. Deja que los deportistas se esfuercen al máximo sin necesidad de dopaje, ya verás que llegarán a la meta donde decía la Madre Teresa de Calcuta, que empieza otra carrera. ¡Sé feliz!, pero no hagas infelices a los deportistas que confiaron en ti. Un abrazo “querido compañero”, pero no amigo. * Médico Pediatra

Carlos Siles Quesada*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha