eldiario.es

Menú

Otra educación es posible

- PUBLICIDAD -

Esta tarde hay dos manifestaciones para defender la enseñanza pública, para protestar por los presupuestos autonómicos que recortan más todavía el dinero destinado a Educación, para pedir que los docentes estén para dar sus asignaturas y no para tapar los agujeros que la consejería no cubre. Otra educación pública es posible y necesaria. Con una rueda de prensa no se arregla la educación. Asociaciones de Madres y Padres, colectivos sociales, vecinales y sindicatos convocan las manifestaciones de este jueves.

Al gobierno canario sólo se le pide que practique lo que pregona. Dijo Paulino Rivero en la toma de posesión de los nuevos consejeros: hace falta pedagogía y defenderemos el diálogo. La política educativa del paulinismo se distingue por todo lo contrario: cada vez menos pedagogos, menos profesores de educación especial, menos programas complementarios. Cada vez menos diálogo. Se impone un plan de sustituciones por decreto, sin dialogar con los docentes. Se amenaza con apertura de expedientes a los directores de colegios que se atrevan a reivindicar públicamente más medios, que denuncien en la prensa la falta de profesorado o el deterioro de los centros educativos. Se impone una nueva oferta de Formación Profesional sin hablar con la comunidad educativa.

Los sindicatos denuncian que hay 700 profesores menos que en el curso pasado cuando ha aumentado el número de matriculaciones en FP y la universidad. Llegamos al mes de noviembre y los rectores de las universidades canarias no saben todavía cuánto dinero les van a recortar para el próximo curso, sospechan que los contratos programas son papel mojado porque se exigen objetivos sin ofrecer recursos. El gobierno acude a Madrid a respaldar que en las islas se celebre el Campus Tricontinental, un encuentro de las universidades africanas, europeas y africanas, el presidente se hace la foto a la hora de los discursos pero quiere que todo el dinero lo ponga el estado. Acabaremos la legislatura con 200 policías canarios autonómicos preciosísimos y ¿con cuántos profesores menos?

Cuando los dirigentes sindicales denuncian los recortes en la consejería de Educación la consejera responde que los sindicatos están en elecciones. Supongo que por hacer estas críticas el gobierno me situará en el bando de los que no creen en la enseñanza pública. Pues se equivoca. Puedo decir algo que seguramente no pueden decir la mayoría de los consejeros y miembros del gobierno: mis hijos estudian en una escuela pública. La mayoría de ellos tienen a sus niños en colegios privados, añadamos a esto que en esta legislatura la consejera de Educación lo único que ha llevado al Parlamento con el apoyo unánime de los tres grupos políticos es un cambio en las leyes para que se puedan instalar una universidad privada en La Orotava. A pesar de Milagros Luis y su equipo creo en la profesionalidad del personal docente y administrativo de los centros educativos, valoro su capacidad de trabajo, las horas que echan para que los niños y niñas se formen, la burocracia que tragan, el esfuerzo que supone ponerse cada jornada frente a 30 adolescentes o a 25 niños.

Estoy encantado con el colegio público donde están mis chiquillos. Pero sé que para que funcione al frente hay unos profesionales que dialogan con los padres y madres, que se plantan en la consejería para recordar que tienen que mandar sustitutos, que intentan que los alumnos no noten que falta personal. Frente al bla, bla, bla, del equipo directivo de la consejería, en muchos centros hay un trabajo de hormiguitas para multiplicar panes y peces, sillas y pupitres?Ellos están demostrando que otra educación es posible. Esta tarde tenemos una cita en la calle para gritarle a un gobierno sordo, para que sepan que sin educación no hay futuro, para que se enteren que les tenemos cogida la matrícula, llevan 20 años en el machito y cuando la economía y los presupuestos públicos crecían la Educación pública canaria no se incrementaba tanto porque seguía siendo un objetivo secundario. Estamos en la cola del estado de todos los índices por culpa de ellos. Tenemos dos opciones: salir a la calle a decirlo, seguir durmiendo la siesta mientras ellos continúan con su bla, bla, bla?

PD: Pues al final la gente pasó de la siesta y miles de personas acudieron a la manifestación. Desde aquí felicito a los convocantes, la verdad es que en los tiempos que corren yo no esperaba tanta gente. Fue una manifestación PARTICIPATIVA de verdad, con muchas pancartas escritas por estudiantes, padres y madres. Por mucho que escondieran la noticia en la radio y la televisión autonómica (se despacharon las dos manifestaciones en 30 segundos en un informativo donde hubo, eso sí, dos vídeos de Paulino Rivero y diez minutos de sucesos), la manifestación fue un éxito.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha