eldiario.es

Menú

Un informe cargado de futuro

- PUBLICIDAD -

En estas fechas la CEOE-Tenerife ha hecho público en su web un resumen del informe: “El envejecimiento de la población y sus efectos sobre el mercado laboral canario” bajo el titular “Canarias bajará el paro al 15% porque los mayores de 50 años aumentarán un 45% en el año 2030” que tengo que reconocer he leído tres veces para confirmar que decía lo que decía.

El citado informe estima que en Canarias en el largo plazo ¡2025!, el número de parados será 200.000, con una tasa de paro del 20% y en el ¡2030!, ésta se situará en el 15%, como oyen en el ¡2030! será el 15%. La verdad es que ante este panorama en Canarias solo nos queda cultivar el sosiego, esperar pacientemente quince años como hizo Simón Estilita que pasó nada más y nada menos que 37 años en una pequeña plataforma sobre una columna en el desierto para alcanzar la virtud en su totalidad. Paciencia, eso es lo que falta, consuelo que el tiempo pasa volando y en un suspiro nos pondremos en el 2030 con el 15%. Además si hay suerte en menos de lo que canta un gallo, allá por el 2050, estaremos en el 7%.

Cuando Gabriel Celaya escribió “la poesía es un arma cargada de futuro”, lo hizo porque no conocía las fantásticas previsiones de la patronal tinerfeña. Este informe sí que está cargado de futuro y futuro con mayúsculas, los horizontes más lejanos no se le resisten a la CEOE de Tenerife.

Lo más grave no es que la patronal piense en este sentido, sino que no tengan el más mínimo pudor para hacer público este informe macabro. Están realmente envalentonados y tienen sus motivos, no en vano pocas veces ha estado tan claro que el Gobierno y su partido son la más fiel expresión política de los intereses de la clase dominante, de la que la asociación patronal es parte fundamental.

Al tiempo, en el mencionado informe se dice después de un “profundo” análisis que al haber menos personas en edad de trabajar y cada vez más personas de edad avanzada, se genera un problema que gira en torno a la sostenibilidad de las pensiones y al incremento del coste social y sanitario. Solo les faltó añadir que como el envejecimiento de la población no tiene remedio, recomiendan planes privados de pensiones y de salud. No lo dicen, pero es lo que quieren decir.

Análisis tan “riguroso” pasa por alto que el nivel de progreso de la ciencia y sus aplicaciones es un factor que incrementa la capacidad productiva del trabajo y que este incremento de la productividad conlleva que cada vez se necesiten menos trabajadores para generar la misma riqueza. Pongamos por caso, un panadero actual no hace el mismo número de panes que un panadero de hace 50 años o, dicho de otra manera, si antes se necesitaban 3 panaderos para hacer 500 panes, ahora gracias al avance tecnológico industrial solo se necesita uno, por consiguiente, un panadero actual genera los mismos ingresos que cuanto menos tres de antes, multiplicando en consecuencia la plusvalía -la ganancia- que por medio de una política progresiva retornaría a la caja de las pensiones vía fiscalidad y presupuestos. Así lo decisivo es el reparto de la plusvalía, no las cotizaciones por mucho que éstas aporten.

Por otra parte, a la sesuda inteligencia de la patronal tampoco le ha merecido la pena estropear este informe tan cartesiano introduciendo interferencias vulgares como la lucha de clases en sus manifestaciones económicas y políticas, que es, aunque ellos no lo crean, lo que representa en realidad la fuerza motriz más influyente para el curso de la historia.

Por tanto, el problema no está en el envejecimiento de población, éste es su efecto. El problema está en la falta de políticas destinadas a redistribuir la riqueza mediante el reparto de las plusvalías empresariales y a la generación de empleo estable cualificado con salarios dignos acordes a la riqueza que generan. Esto, sumado al incremento de la fiscalidad de las grandes fortunas y a la lucha contra el fraude fiscal y la corrupción, no solo permite garantizar el sostén del gasto público en pensiones, sanidad, educación... sino que además revierte el envejecimiento de la población, en tanto en cuanto es el factor que propicia el crecimiento demográfico.

Por último, debe haber sido por un descuido, pero es significativo que en el citado informe -incluidos todos sus anexos- no se proporcionen las estimaciones de cuánto van a crecer los beneficios patronales en este período de tiempo, para así poder calcular y cuadrar las cuentas de cuánto deberían aportar estos señores a la hucha de las pensiones. Quiero pensar que es un olvido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha