eldiario.es

Menú

Los partidos dominantes venden España -y Canarias- a los chinos

- PUBLICIDAD -

Permítaseme numerar lo que sigue para mayor claridad.

1. Solicito, con el derecho que como ciudadano creo tener, y que usted señor lector también tiene, que los presidentes y tesoreros del PSOE, PP, CC, PNV y CiU hagan y firmen "una declaración pública jurando o prometiendo por su honor que sus partidos nunca han recibido donaciones económicas del Gobierno chino ni de quienes de forma directa, indirecta o circunstancial representan los intereses de los sectores productivos de cese país; y que paralelamente se comprometan a no recibirlas para financiar sus gastos de las inminentes campañas electorales".

2. Cualquier persona medianamente bien informada sabe que en las últimas décadas las grandes decisiones políticas han estado, en España y en Occidente en general, fuertemente condicionadas por los intereses de la banca, de las grandes empresas constructoras y energéticas y, por resumir, de algunas multinacionales.

3. Sabemos además que esa subyugación ha derivado en un grave perjuicio para los intereses generales. Aunque la prensa no lo dice y yo tengo mi convicción del por qué, la misma crisis que padecemos jamás habría alcanzado su actual dimensión (y lo que nos espera, que es muchísimo más duro) si los gobiernos de las democracias occidentales y sus políticos más influyentes hubieran puesto bridas a la codicia cortoplacista de esos intereses particularísimos. ¿Por qué no lo hicieron? Simplificando, porque la inercia y la cobardía también cuentan, no lo hicieron porque los principales partidos occidentales han estado financiados y en consecuencia comprados, por esas macro-empresas y corporaciones.

4. Sólo quien tiene dinero puede intentar comprar y corromper las decisiones de quienes con sentido del Estado deben velar por los intereses generales con la vista puesta en el corto, medio y largo plazo, es decir, en la actual generación y en las próximas.

5. La cuestión es que, con diferencia, quienes más dinero tienen hoy en el mundo son los chinos, o si se prefiere, China. Y que en consecuencia están en una posición muy ventajosa para corromper y comprar a los políticos. El problema es que esto puede tener consecuencias desastrosas para la economía y para las clases medias y bajas de países e islas como España y como Canarias.

6. Hay cosas que huelen mal en el planteamiento de España con la China. Por ejemplo, no se está exigiendo que los productos chinos que inundan nuestros mercados estén claramente identificados como tales. Es más, se permiten especificaciones que dan lugar a la confusión. Por ejemplo cuando en las etiquetas figura el nombre y provincia de la empresa española importadora y no el origen real del producto; o cuando simplemente la etiqueta no dice nada al respecto; o cuando se camufla la procedencia de estos productos poniendo "Made in PRC" (que significa "Made in the People´s Republic of China" pero que nadie lo sabe); o por resumir, cuando los artículos llevan sobreimpresos mensajes como "Designed in Spain" o "Design of Spain" que significan que el producto copia un diseño español pero librándose muy mucho de especificar que ha sido fabricado en la China.

7. ¿Por qué lo ocultan? Porque los productos chinos tienen en general mucha peor calidad que los fabricados en España o en el resto de la UE. ¿Por qué se les permite ocultarlo y hasta defraudar? Creo que porque nuestras esferas influyentes han sido compradas con claro perjuicio a los intereses de los consumidores y a nuestra industria nacional. No son sólo los sectores textil y juguetero los laminados por las importaciones masivas chinas. Es prácticamente toda la producción nacional la que se hunde.

8. Lo lógico es que se establecieran fortísimos aranceles para las importaciones chinas y que se vigilara y sancionara duramente el acceso ilegal de mercancía en todos los puertos españoles. Pero el Gobierno de España, con el silencio cómplice del PP y de todo el arco parlamentario incluida CC, lo que acaba de hacer hace unos días es lo contrario. Asómbrense: se ha garantizado a la "PRC" ?que ya saben lo que significa, es decir, a la China- que los comerciantes que se establezcan a partir de ahora en España gozarán de un período de tres años de exención o desgravación fiscal. Es decir: se favorece la inmigración de ciudadanos de un país con 1.300 millones de habitantes y la competencia leonina con nuestro sector comercial. Y encima los políticos tienen el cinismo de vender esto como si fuera un ventajoso tratado comercial para nuestro país... mientras la prensa, como casi siempre que hay peces gordos de por medio, calla.

9. Soy de los que piensan que en Canarias casi todo el que ha venido a traer una sardina ha sido para llevarse un cherne. El hecho de que China esté dispuesta a comprar deuda pública española no justifica que les entreguemos el país ni que vendamos la dignidad y el futuro de los españoles y de los canarios. Por ese camino al final incrementaremos la deuda y encima viviremos cada uno de nosotros en la miseria o cuando menos rodeados de ella.

10. Hasta aquí este artículo. Hay mucho más que decir y que desnudar. Que sean otros (ciudadanos, periodistas, intelectuales, sectores autóctonos, etc.) quienes tiren de la madeja y prosigan la denuncia y la lucha. He cumplido con mi conciencia. Que sea lo que tenga que ser. Eso sí: creo que Paulino, Soria, José Miguel y sus respectivas tropas y candidatos, nos deben una explicación a los canarios por su largo silencio y a veces hasta por su complicidad expresa ante esta y otras desmesuradas

Emilio de Fez Marrero

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha