eldiario.es

Menú

Los partidos políticos tocan a arrebato

- PUBLICIDAD -

Parece que sus asesores han considerado que como "latinos" nos iría bien a los españoles, hacer uso del cochambre, para manchar el buen nombre de los cientos y cientos de ciudadanos que se lanzan al ruedo político en sus afanes y deseos de trabajar por el bien público, mientras ellos se sacuden sus inmundicias y miserias, en una alocada carrera. Algunos caminos de Despeñaperros, otros más cercanos a nuestro terruño, al barranco de Silva. Pero la cruda realidad es tozuda, y lo que hoy pudiera ser información llamativa por el amarillismo que lleva, mañana sólo será una gota de agua en el inmenso océano; y es que, por mucho que quieran remover las heces acumuladas en el pozo de la corrupción, lo que consiguen judicializando la campaña política que se nos avecina, no va a afectar la visión que de ellos tienen la mayoría de los decentes ciudadanos de nuestro país; pues lo que ven y oyen les sonroja en demasía. Ya hace años que los españoles han perdido su candidez política, y saben perfectamente quién es quién en esa loca rueda de la fácil fortuna.

Los juzgados de nuestra autonomía están abarrotados de denuncias por presuntas corrupciones, cohechos, malversación de caudales públicos, uso indebido de información privilegiada, y un largo etc. que es para echarse a temblar. Ciertos bufetes de abogados hacen su "agosto" los 365 días del año, montando defensas que le cuestan a los presuntos verdaderas fortunas, que en gran parte de los casos, salen de las arcas de los ayuntamientos, Diputaciones, Cabildos y Gobiernos Autonómicos. Por ello sorprende sobremanera que en estos días nos estemos despertando con las portadas de los medios de comunicación escritos y digitales, con los pedernales rostros de los que han vuelto a ser agraciados con la "fortuna" de volver al ruedo político, a pesar de ser presuntos y no tan presuntos, porque la lentitud de la justicia, hace posible que la cochambre duerma el sueño de los justos; y la podredumbre sea aventada por los ventiladores mediáticos del poder político y económico de esta España en la que aún resuenan los arcabuces de los bandoleros de los pasados siglos. La única diferencia estriba en que aquellos robaban a los ricos para dar de comer a los pobres, y éstos roban para los suyos y sus personales c/c en los paraísos fiscales o en arquitecturas financieras que no resistirían la prueba del algodón.

Hoy nos hemos despertado con la noticia que la fiscalía solicita una multa de 41.250 euros por cohecho, imputados al Sr. Presidente de la Comunidad Valenciat, nuestro y archiconocido Sr. Camps, por aceptar los obsequios que San Correa le hiciera, con el sano propósito, entre otros, de montarle los faustos de bienvenida del presidente del Vaticano. Y eso, es sólo la punta del iceberg del llamado caso Gürtell, al que han tenido acceso los medios del mundo entero, menos D. Mariano Rajoy y los suyos, que como buenos creyentes, hacen suyas las palabras de incrédulo santo Tomás. Y como no hay dos sin tres, pues sin ir más lejos, por nuestro chinijo archipiélago, también hacen suyas las palabras del santo, que les ha venido como anillo al dedo; para seguir dando "cancha" a presuntos, presuntas y mediopensionistas. Sería de "Loca academia de policía" que en plena campaña electoral, y en uno de los actos mitineros de la "vasca" el Agente Judicial de Servicio, le presente al "presunto" la notificación para que se persone en los juzgados. ¡¡Que cosas tiene la política, en éste país nuestro, donde aún se sigue oliendo a mosquetes, e incienso!! Seguiremos atentos al culebrón.

Antonio Ortega Santana

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha