eldiario.es

Menú

Totoyo cierra a lo grande el año musical del Alfredo Kraus

'LA LEYENDA DEL TIMPLE' CULMINA LA TEMPORADA DEL AUDITORIO CON MÁS DE CIEN ARTISTAS INVITADOS

- PUBLICIDAD -

La Sala Sinfónica del Auditorio Alfredo Kraus acogió la noche del martes un homenaje al timplista Luis Millares Sall, más conocido por su nombre artístico, Totoyo Millares. Este reconocimiento es la obra que conforma el Concierto Especial de Fin de Año, que desde 1999 encarga la Fundación Auditorio de Las Palmas de Gran Canaria a un artista canario.

En esta ocasión, en el espectáculo, que llevaba por título Totoyo Millares: la leyenda del timple, participaron más de cien personas, cantantes e intérpretes del mundo de la música popular venidos de todas las islas del Archipiélago, de la Península y de Portugal. Entre los canarios destacaban los cantantes Luis Morera, Olga Cerpa, Manuel Melián, Héctor González, Manuel Estupiñán, la cantante herreña Angélica Pérez, los timplistas Domingo Rodríguez 'El Colorado' y Germán López, Los Campesinos de Lanzarote, La Parranda Araguaney, grupos de chácaras y tambores de La Gomera y pitos y tambores de la Bajada de la Virgen de El Hierro.

Algunos de los músicos folk más innovadores del panorama de la Península Ibérica -entre ellos miembros del grupo gallego Milladoiro- se sumaron al cartel del espectáculo, que aborda el amplio repertorio de Millares desde una perspectiva novedosa, aunque sin perder su esencia popular.

La producción pretendía huir de los lugares trillados y más comunes que se le supone a la música de raíz canaria y continuar con el camino de dignificación estilística y virtuosismo técnico y artístico que aportó la aparición de Totoyo Millares en la década de los sesenta en el panorama de las músicas populares del Estado.

La producción contó con la dirección artística de Manuel González y la musical de Carlos Oramas -ambos alumnos de Millares cuando niños-, y se apoyó escénicamente en un amplio dispositivo multimedia de ilustraciones, fotográficas históricas y de fotógrafos canarios contemporáneos como Carlos Schwart, Rojas Fariña y otros.

El programa que Totoyo Millares ofreció en el Auditorio Alfredo Kraus pretendía ser el más completo de todos sus conciertos en directo, tanto por la cantidad de temas recuperados de su antigua discografía como por la cantidad de músicos y cantantes colaboradores que quisieron sumarse al evento.

Esta iniciativa de la Fundación Auditorio de Las Palmas de Gran Canaria tenía por objetivo reconocer los 60 años de magisterio musical de este músico grancanario, su fecunda carrera artística y su labor de difusión por todo el mundo del instrumento más popular y señero del folclore de Canarias: el timple y contó con el apoyo del Ministerio de Cultura del Gobierno de España, el Gobierno de Canarias, el Cabildo Insular de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, la Mancomunidad de Municipios de Medianías de Gran Canaria, la Sociedad General de Autores de España (SGAE) y la Televisión Canaria.

Totoyo Millares, hijo del intelectual republicano Juan Millares Carló y hermano de una saga de pintores, músicos, escritores y poetas, entre los que destaca el pintor Manolo Millares, condujo al timple, el instrumento popular por excelencia de Canarias, a un grado de virtuosismo inexistente hasta su aparición en la escena cultural de Canarias desde los años 50.

Fundador del grupo Los Gofiones y de la Orquesta Canaria de Timples, Totoyo Millares, aparte de su extraordinario currículum discográfico y artístico que lo llevó a tocar el instrumento en tres continentes, ejerció también una extensísima labor musical pedagógica. Por su magisterio docente han pasado miles alumnos, algunos de ellos tan destacados en el desarrollo artístico del instrumento como el fallecido José Antonio Ramos. Otros timplistas y músicos canarios se sienten deudores del legado de Totoyo, que abrió un camino de hallazgos estilísticos para un instrumento que, hasta que llegó a sus manos, sólo era usado como acompañante en los grupos instrumentales populares de las Islas.

Su impagable esfuerzo por difundir los aires folclóricos entre distintas generaciones a través del más singular y característico instrumento de los que configuran la tradición folclórica isleña, el timple, vuelve a ser reconocido con carácter nacional en un este espectáculo que cierra el año musical del Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha