eldiario.es

Menú

Sarkozy: "el fin del euro sería el fin de Europa"

PARÍS

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha advertido de que "el fin del euro sería el fin de Europa" y ha asegurado que no permitirá que su país sufra una crisis de deuda similar a las de otros países europeos "que han vivido con más de lo tenían y sin pensar en el mañana".

- PUBLICIDAD -

PARÍS, 1 (Reuters/EP)

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha advertido de que "el fin del euro sería el fin de Europa" y ha asegurado que no permitirá que su país sufra una crisis de deuda similar a las de otros países europeos "que han vivido con más de lo tenían y sin pensar en el mañana".

En su tradicional mensaje de Año Nuevo, Sarkozy descartó de plano cualquier posibilidad de que Francia se salga del euro, una medida que tendría consecuencias "nefastas" para toda Europa. "No les crean, queridos compatriotas, a quienes sugieren que debiéramos dejar el euro", aseveró. "El fin del euro sería el fin de Europa", afirmó Sarkozy.

"Lucharé con todas mis fuerzas contra este retroceso que desharía 60 años de construcción europea que trajeron paz y fraternidad al continente", agregó.

Sarkozy agregó que no dejará que Francia sufra una crisis de deuda como las que sufrieron otros países europeos este año y prometió que seguirá con sus planes para devolver la salud a las finanzas públicas. "Los países que han vivido con más de lo tenían, sin pensar en el mañana, han pagado un alto precio. Mi deber primario es proteger a Francia de esta posibilidad", manifestó Sarkozy.

Se espera que el déficit estatal de Francia llegue al 7,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2010 y el Gobierno se propone reducir esa brecha a finales de 2011 con vistas a su reducción al límite establecido por la Unión Europea del tres por ciento en 2013.

Según el Gobierno, la deuda pública francesa alcanzará un máximo del 87,4 por ciento del PIB en 2012 antes de que comience a reducirse en 2013, cuando se espera que llegue al 86,8 por ciento. "Francia mantendrá sus compromisos de equilibrar sus finanzas", dijo Sarkozy.

Asimismo, Sarkozy defendió su impopular reforma de las pensiones, que ha elevado la edad mínima para jubilarse en dos años, a 62 años. "Nuestro sistema de jubilación está protegido de la inevitable quiebra que nos amenazaba si no hacíamos nada", agregó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha