eldiario.es

Menú

Escoltas de micción callejera

- PUBLICIDAD -
Vigilancia policial ante la casa de José Manuel Soria. (CANARIAS AHORA)

Vigilancia policial ante la casa de José Manuel Soria. (CANARIAS AHORA)

No. En absoluto. No me parece ningún descubrimiento señalar que Soria es un peligro para el planeta. No Soria aquella tierra la de ¡0h sí! conm igo vais, campos de Soria, tardes tranquilas, montes de violeta, alamedas del río, verde sueño del suelo gris de la parda tierra, agria melancolía de la ciudad decrépita. Me habéis llegado al alma, ¿o acaso estabais en el fondo de ella?, sino Soria, aquel que nacionalizó el Sol. Que es mío y no vuestro, gentuza. Y por ello pagaréis. Que vuestra es la factura de la luz y mías las puertas giratorias, el puntacaneo de alto standing, los vuelos asalmonados, mis conspiraciones judiciales, vuestro trabajo de esclavos y los coches camuflados de esa Policía que, dijo el cabrón de Gramsci, “es órgano represor de la clase dominante”. ¡Os jodéis! Ahora con mi Carmen, la Benítez por más señas, tengo una asesoría que ande yo caliente y ríase la gente. Pronto escucharéis hablar de Sorben Partners, Sociedad Limitada. No sé si sé o no sé del que dejó la colilla de LM junto a la acaudalada caja art decó ubicada en la entrada del chalé. Puse a Colombo con ello y pronto descubrirá quién la mano allí metió para hacerse con mis cosas. ¡Qué maldad elegir la Nochebuena, la vaquita, el burrito y los peces en el río para desplumarme! Todo va a saberse, empero. Que a Montoro asaetearé como al bicho de la Vega y de Soraya diré cosas tan bien señaladas que escozor procurarán a la Alianza Popular. Como dijo aquel que como dicho lo que dijo quedó, en todas partes excretaré memoria amarga de mí.

¿Quién es ese ser de siniestro tratado, de mentiroso adobado y de caradura probada? ¿Quién es? ¡Decídmelo, que soy Helios, hijo de Hiperión y Tea. Que soy Ra. Que soy Kinich Ahau. Que en mi ser habita también Tonatiuhtéotl! ¿Cómo ha osado apropiarse de mis fisiones?¿Quién es ese ser de sombras que ha osado la luz robarme para repartirla entre bellacos y codiciosos entes a los que nombran eléctricas? Decídme qué tiene que ver Soria con Soria. ¿Es acaso cercano al Burgo de Osma o al Castillo de Caracena? Es quizá caminante de Montenegro de Comas en sus ires hacia La Rioja.

¡Pueblo de Roma!... Agachad la cabeza en señal de respeto ante el Dios Baco, hijo de Júpiter, marido legítimo de Ariadna, hija de Minos de creta… ¡Él!... que fertiliza los campos y concede los frutos y las cosechas… ¿Cómo no va a ser así, si nosotros somos tus súbditos?... Que se prenda el fuego sagrado… ¡Hijas de Roma!... Haced vuestra ofrenda al oriente, de donde nace glorioso cada día Helios el Sol, y sopla con fuerza Solange, viento del oriente…

Baco, Dionisos: Acaso no es aquel un caldo más rico que el que Ulises u Odiseo bebiera con Polifemo antes de huir de su gruta colgado de las lanas de sus borregos. Que sí, ¡Oh! ¡Por el gran padre Zeus!, que es Contador 2012 de Tempranillo, Graciano y Mazuelo. Dádme de ese rojo morón vendimiado en la madrugada allá en los secanos de El Barbullo, El Sauco o Ábalos. Traédme de inmediato una copa de oro, que detrás se llega V ega Sicilia Valbuena el de las cuestas del páramo. Habladme de Soria y no de Soria. ¿Por qué me turbáis con una momia el descanso si la gloria de mi luz ansía el sereno fluir del placer de las mejores vides? Dejádme beber tranquilo y disfrutar la ambrosía que de la inmortalidad me dota.

¡Callad! ¿No es aquel un policía que contra pared micciona ...? Cierto. Y es paisaje acostumbrado. Son los hombres de Soria. Policías a prueba condenados a la contención de la vejiga. ¿Y no ha puesto Vespasiano para las gentes urinarios en las calzadas de Roma? Que no es Roma, señor, que no es la Roma Imperial sino Tafira de lujo. ¿Al meado con indisciplina largado llamáis lujo? ¿No hablamos de las hermosas Hespérides? Así es, pero hay esquinas que no se libran de vertidos de hediondos líquidos. ¿Que los escoltas se mean a la intemperie ya sea noche ya sea día, queréis decir? En efecto, que las fuerzas por la ciudadanía pagadas no tienen garita donde aliviarse. ¡Por todos los dioses!¡Habladme de ese ser que riega sus afueras con pis de la fuerza pública! Muy pronto todo sabréis, señor. Cuentan que un negro le ha escrito 150 folios de memoria a doble espacio … ¿Memorias de meadas? ¡Qué infamia! No, gran Dios, memorias políticas … ¿Políticas decís …?¿Qué hacen esos servidores cuando vaciada la orina acaecen tiempos de obra mayor? Lo desconocemos, Helios … dicen que cubren con turnos el día ¿Turnos? ¿Hombres que cagan por turno? Acercadme la copa e idos, que quiero acostarme ebrio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha