eldiario.es

Menú

El 86% de españoles cree que la corrupción está muy extendida

EL PP ES EL PARTIDO MÁS ASOCIADO A ESTAS PRÁCTICAS

La valoración pública de los políticos ha tocado fondo en los últimos meses - Siete de cada diez españoles ven con buenos ojos el 15M.

- PUBLICIDAD -

Un 86,6% de los españoles considera que la corrupción está bastante o muy extendida entre los políticos según el Barómetro de Junio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que expone que en una escala de corrupción del 1 al 10, el porcentaje más alto se lo lleva el PP (6,95), seguido de Coalición Canaria (6,72) y del PSOE (6,41).

Además, siete de cada diez españoles asegura tener una imagen positiva del movimiento 15-M mientras la percepción negativa de los políticos alcanza su cota más alta, mencionados como el tercer problema del país en un 24,7% de los cuestionarios del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para su Barómetro de Junio.

La encuesta se realizó en pleno auge del movimiento del 15M y con la resaca de las elecciones autonómicas y municipales, entre los días 2 y 9 de junio. El trabajo de campo se basa en 2.472 entrevistas personales realizadas en domicilios de 240 municipios de 47 provincias.

El paro continúa siendo el principal problema del país según los españoles, manteniéndose ya nueve meses por encima del 80% de las respuestas. En concreto, en junio fue citado en el 82,6% de las entrevistas, un punto y medio menos que el mes anterior. En segundo lugar se mantiene la etiqueta de 'problemas de índole económica' en general, con un 47%, similar a sus registros de los dos meses anteriores.

Problema nacional

La clase política se consolida como el tercer problema para el 24,7% de los entrevistados, más de dos puntos y medio que el pasado mes de mayo, que era el anterior récord. Además, son ya siete los meses en los que la preocupación por los políticos supera el 20% de las respuestas y 16 los meses consecutivos que se mantiene como tercer problema. Su antecedente es el 21,5% registrado en septiembre de 1995, en plena crispación de la última etapa del felipismo, pero entonces sólo fue un brote puntual, no la continuidad actual.

Y a la etiqueta de la clase política se puede añadir también el 6,9% que marca la corrupción y el fraude o el 4,6% que se engloba bajo el epígrafe de gobierno y partidos políticos, que también están en la tabla de los diez principales problemas del país pero detrás de la inmigración, la inseguridad ciudadana, o la vivienda, que experimenta un repunte y sube del 4 al 7,2% en un sólo mes, pasando del noveno al sexto puesto.

Para los españoles, la honradez es la primera cualidad que aprecian en los políticos (79,4%) y más lejos figura la eficacia (31,2%) o la preparación (28,7%). El 54,6% coincide con que lo más importantes es que los políticos cumplan las leyes, incluso si eso les hiciera ser menos eficaces.

Los encuestados aseguran dar gran importancia a la corrupción aunque, según el 51%, es un problema subestimado por los medios de comunicación. Un 85,6% sostiene que la corrupción está bastante o muy extendida (sólo un 5% opina lo contrario), y especialmente se señala a los gobiernos autonómicos (76%) y detrás a las instituciones locales y al Gobierno central (73,7 y 72,4% de las respuestas). Por sectores donde se considera que hay más corrupción se menciona mayoritariamente a la construcción, las obras públicas y la concesión de subvenciones.

También entre empresarios y jueces

Por colectivos, ganan de calle los políticos, (86,6%) y más lejos quedan los empresarios (69,3%) y los jueces (52,9%). De hecho, cuatro de cada diez no cree que sea injusto pensar que los políticos son corruptos o que no persiguen la corrupción entre sus miembros.

Eso sí, todo cambia cuando se trata de cómo un funcionario debe tratar a un familiar nuestro. La posición mayoritaria, en torno al 42%, apuesta por dar ayuda, aun reconociendo que debería ser imparcial.

En general, el 85,9% sostiene que la corrupción existe porque la Administración lo permite, fundamentalmente los Gobiernos, y un 60% opina que va en la naturaleza humana y que existirá siempre. A la hora de determinar qué es corrupción, más del 90% de los encuestados tiene claras conductas como que un político o un funcionario reciba dinero por recalificar terrenos, que un empleado público pida dinero a cambio de agilizar trámites o que se cobre el subsidio del paro teniendo trabajo o que un político contrate a sus familiares. Además, un 88,3% menciona que un político acepte regalos.

Y en contraste con esa percepción de los políticos y la corrupción, un 70,3% asegura tener una imagen 'positiva o muy positiva' de las actuaciones que los llamados 'indignados' han protagonizado en las plazas y calles de diferentes lugares de España, y apenas un 13% de los consultados dice tener una percepción 'más bien negativa o muy negativa'.

El 15-M seguirá

Además, la encuesta revela que 38,3% de españoles augura que en un futuro próximo ese movimiento continuará por otras vías, mientras que un 27,7% cree que tenderá a desaparecer progresivamente y un 21,7% opina que terminará pero que resurgirá.

Asimismo, las respuestas relativas a la situación política revelan que casi siete de cada diez consultados la consideran mala o muy mala, y sólo la aprecia buena o muy buena un 2,6%. Además, el 22% cree que dentro de un año la cosa estará peor y sólo el 15,3% confía en que haya mejorado para entonces.

Por último, ocho de cada diez españoles califican de mala o muy mala la situación económica del país y tan sólo un 1,5% se atreve a juzgarla como buena o muy buena. Con la vista en 2012, un 27% cree que la economía estará peor frente al 18,4% que opina lo contrario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha