eldiario.es

Menú

(Ampl.) Zapatero dice que solicitará la prórroga del estado alarma si lo ve necesario ante el "chantaje"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Está "absolutamente" convencido de la constitucionalidad de la decisión en una situación "extraordinaria, excepcional e intolerable"

- PUBLICIDAD -

Está "absolutamente" convencido de la constitucionalidad de la decisión en una situación "extraordinaria, excepcional e intolerable"

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que tiene intención de mantener e incluso pedir al Parlamento la prórroga del estado de alarma más allá de los quince días iniciales "en función del análisis" de la tranquilidad que debe tener el Gobierno de la prestación del servicio de tráfico aéreo sin que los ciudadanos se vean "chantajeados" por los controladores.

"No vamos a estar en estado de alarma ni un día más ni un día menos de lo que necesiten los ciudadanos de este país para circular sin ser chantajeados por los controladores aéreos", ha afirmado durante su segunda intervención en el Pleno para explicar por qué el Gobierno decidió decretar esta situación a raíz del cierre del espacio aéreo por el 'plante' de los controladores.

En este sentido, Zapatero ha pedido a la Cámara Baja que "evalúe" si la situación provocada por los controladores que sólo quieren "aferrarse a sus privilegios", no es una situación "extraordinaria excepcional e intolerable para el interés público" y ha afirmado que el Gobierno "trabaja para cambiar este estado de cosas".

El jefe del Ejecutivo, que ha agradecido a los grupos el apoyo a sus actuaciones, pese a que algunos lo hayan hecho por "obligación" de la opinión pública, se ha ratificado en el "convencimiento absoluto" de la constitucionalidad y pertinencia de los decretos que incluyen la militarización del control aéreo y demuestran la "fuerza normativa real y viva" de la Constitución, 32 años después de su aprobación.

"Este Gobierno y esta Cámara hubieran incurrido en una grave irresponsabilidad si no hubieran respondido a unos sucesos que sí hubieran hecho daño a los valores democráticos", ha incidido, exigiendo que se huya de "cualquier tentación de política partidista".

EL ESTADO DE ALARMA HA GENERADO TRANQUILIDAD.

"Lo que ha generado el estado de alarma es tranquilidad a los ciudadanos porque saben que el Gobierno puede responder a unas situación de chantaje", ha añadido, recalcando que a ningún trabajador se le puede "permitir usar ese poder exorbitante para parar a todos los aviones" en una actitud "enormemente dañina" para la economía del país.

En este sentido, ha asegurado que lo que se juzga "no es un conflicto laboral". "No es una huelga, es una desobediencia, un incumplimiento flagrante de las leyes y desafío al orden democrático que se expresa en una ley aprobada por el Parlamento", ha incidido el jefe del Ejecutivo.

Zapatero también ha llamado la atención sobre el hecho de que los controladores nunca han convocado una huelga ordinaria, sino sólo provocado "molestias" que los gobiernos han ido "vadeando" porque los "privilegios adquiridos son difíciles de erradicar" y "hay que tener mucha determinación y valor para erradicarlos". "Lo cómodo es seguir como estaba", ha añadido.

HASTA QUE HA LLEGADO BLANCO.

"Hasta que ha llegado un ministro como José Blanco y ha dicho: 'esto es intolerable", ha asegurado Zapatero, quien ha recordado que él advirtió al ministro de Fomento cuando acababa de ser nombrado que ésta iba a ser una "batalla dura", a lo que el vicesecretario general del PSOE remarcó su determinación a no ceder al "chantaje de unos trabajadores con esas condiciones laborales".

"No son (Emilio) Botín, pero están entre los que cuentan con mejores derechos y mejor jornada laboral que se puedan encontrar", ha remarcado el presidente del Gobierno en este punto, en réplica a los reproches del diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.

SABÍAN QUE IBAN A FALTAR EL 39% DE CONTROLADORES.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha replicado al líder de la oposición, Mariano Rajoy, que decisiones del Gobierno como aprobar un decreto que regulaba la jornada de los controladores horas antes de un puente no respondían a "improvisación", sino a la "determinación" ante la decisión de los controladores de varios aeropuertos de negarse a cumplir la normativa vigente en esta materia con una "interpretación sesgada" del texto.

Además, el jefe del Ejecutivo ha reconocido que ante tal interpretación, el Gobierno preveía que en diciembre podían dejar de asistir a sus puestos de trabajo el 39% de los controladores aéreos del aeropuerto de Barajas, el 8% de los del aeródromo de Canarias, el 65% de los responsables de Palma y el 76% de la torre de control de Torrejón. Ante estos datos, el presidente del Gobierno ha subrayado que "hizo lo que tenía que hacer" y ha destacado que ejerció su tarea "con gran responsabilidad".

MÁS CONTROLADORES Y MENOS TRABAJO.

Respecto al número de horas trabajadas por los controladores aéreos, Zapatero ha constatado que el ratio de operaciones de los 1.641 trabajadores con los que contaba el sistema en 1999 se situaba en 766 operaciones anuales, cifra que en 2010 es tan sólo de 708 operaciones que son actualmente realizadas por 2.418 controladores. "No hagamos defensas injustificadas de quienes no han querido acatar la ley", ha pedido a los grupos parlamentarios.

También se ha referido a la formación y ha insistido en la "liberalización" de nuevos centros homologados para formar profesionales en este ámbito. "El Gobierno intentará que el número de controladores se incremente, también el número de controladores disponibles del ámbito militar", ha aseverado.

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha querido explicar a los ciudadanos el porqué de la postura de los controladores. Para ello, ha explicado que antes de la reforma, los controladores trabajaban 1.200 horas que se cobraban a precio normal y las extraordinarias, unas 600 horas, se abonaban al triple del precio de la hora normal.

En relación a la privatización en un 49% de AENA a la que han hecho referencia varios portavoces, especialmente las formaciones nacionalistas, el presidente del Gobierno ha afirmado que no se trata de un problema de modelo aeroportuario y, aunque ha reconocido que los trabajadores de la entidad pueden criticar la privatización, no cree que esa sea la cuestión que preocupa a los controladores.

EL PSOE CARGA CONTRA RAJOY.

Por su parte, el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, ha aprovechado su intervención para arremeter contra el PP, al que ha acusado de firmar los "privilegios" de los controladores y atacar al ministro de Fomento, José Blanco, por ser quien se ha opuesto a los "chantajistas" que lanzaron una "huelga salvaje".

En este sentido, ha asegurado que todos los testimonios acusaban a los controladores, menos el del PP, y ha acusado a los 'populares' de "no estar con el Gobierno" en el "momento más álgido de la crisis", lanzado además "invectivas disparatadas" por parte de los principales portavoces del principal partido de la oposición. "Ustedes nos metieron en este lío y ahora deberían apoyar al Gobierno legítimo de España", ha incidido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha