eldiario.es

Menú

Alertan del peligro del 'eyeballing' y el 'tampodka'

PRáCTICA DE MODA ENTRE LOS JóVENES

Los médicos advierten que consumir alcohol por el ojo, el ano o la vagina podría agravar patologías pulmonares o producir infecciones.

- PUBLICIDAD -

El jefe de la Unidad de Toxicología Clínica del Hospital General de Valencia, Benjamín Climent, ha alertado este jueves del peligro de nuevas formas de consumo de alcohol que se han detectado en adolescentes que buscan lograr una intoxicación alcohólica rápida a través de la mucosa ocular, vaginal o anal.

Se trata de prácticas conocidas como eyeballing, que consiste en la aplicación directa de alcohol sobre la mucosa ocular, y el tampodka o tampax on the rocks, tampones impregnados de alcohol, generalmente vodka, que se aplican en la vagina o el ano, por lo que se produce una absorción muy rápida y además evita que el aliento huela a alcohol.

También está el oxy-shots, que llegó a España en el verano del 2011, y que permite consumir alcohol en dispositivos de nebulización junto con oxígeno, al igual que en los tratamientos broncodilatadores, lo que permite una mayor superficie de absorción y rapidez de acción, al obviar el filtro hepático.

En declaraciones a Efe, Climent ha asegurado que se trata de prácticas importadas del Reino Unido, Estados Unidos y los países del Este de Europa que han emergido en los últimos años en España y son asumidas especialmente por adolescentes que, "por esnobismo" o "por modas", buscan conseguir una "intoxicación etílica rápida".

Los peligros que pueden entrañar estas nuevas formas de ingesta etílica llevó a Climent y a otros colegas de los servicios de Urgencias de hospitales de Navarra, Canarias y Galicia a elaborar en diciembre de 2012 un escrito en la revista Anales de Pediatría dirigido a la comunidad médica.

En él, advierten de que jóvenes de nivel sociocultural alto son los principales usuarios de estas nuevas formas de consumo de alcohol, cuyas prácticas son rápidamente difundidas a través de los foros virtuales y los portales de vídeos en internet.

Además, según Climent, estas prácticas son una "desviación" del fenómeno conocido como binge drink (alto consumo de alcohol en un breve espacio de tiempo).

El especialista en Toxicología Clínica ha señalado que no hay estudios ni publicaciones científicas sobre estas prácticas y por ello los efectos clínicos locales y generales no están bien establecidos, aunque en el caso del eyeballing existe el riesgo de lesiones corneales graves con eventual evolución a ceguera.

También podrían aparecer o agravarse patologías pulmonares en el caso de los oxy-shots, y aumentar la incidencia de lesiones mucosas e infecciones en el tampodka.

Hace dos años el Gobierno balear inmovilizó dispensadores de chupitos de alcohol inhalados y los hospitales asturianos han tratado en los últimos meses a tres menores en estado de coma etílico al insertarse tampones empapados en alcohol.

Estos casos "pueden ser la punta del iceberg de lo que puede estar pasando, porque son modas que se producen a temporadas, que van y vienen, y están ligadas a lugares de ocio", según Climent, quien ha destacado que son "cuestiones importantes por estar asociados a la filosofía del atracón de alcohol, un patrón muy lesivo para el sistema nervioso del adolescente en formación".

En el escrito, los facultativos también alertan de otra práctica frecuente en jóvenes como la mezcla de bebidas energizantes (de alto contenido en cafeína) junto a alcohol.

"Ello confunde al organismo, ya que la cafeína provoca euforia, bienestar, mayor alerta y menor sensación de embriaguez, lo que puede llevar a consumir en exceso, acometer riesgos en la conducción y a medio plazo, favorecer la dependencia del alcohol", aseguran.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha