eldiario.es

Menú

La Ley del Ruido de 2003 carece todavía de Reglamento

LA DECISIÓN JUDICIAL ''SE SALE DE LO RAZONABLE'', SEGÚN CARGOS MINISTERIALES

- PUBLICIDAD -

La Ley del Ruido, vigente desde el año 2003, carece todavía del Reglamento que la tiene que desarrollar y que incluirá los "mapas de ruido" que en el futuro pueden limitar determinados usos del territorio. El reglamento ha sido ya debatido en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente y en el Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA), y está pendiente de su aprobación definitiva en el Consejo de Ministros.

El borrador de reglamento prevé la elaboración de "mapas de ruido", unos mapas que en el futuro podrán incluso condicionar los posibles usos del territorio, de forma que sean incompatibles determinados usos, como las áreas residenciales o los hospitales, en zonas que soportan elevados niveles de ruido. La Ley del Ruido, vigente desde 2003, clasifica España en áreas acústicas y obliga a aplicar planes especiales de actuación en las zonas donde se superen los umbrales permitidos, con medidas que abarcan la limitación del tráfico o el cierre de locales de ocio.

La legislación pretende prevenir, vigilar y reducir los niveles de contaminación acústica para evitar molestias y daños a la salud y el medio ambiente. La contaminación acústica ha motivado hoy que el juzgado de lo contencioso administrativo número uno de Santa Cruz de Tenerife comunicara al Ayuntamiento de la capital tinerfeña un auto por el cual se suspenden de forma cautelar las fiestas y bailes en la calle previstos con motivo de las fiestas del carnaval.

Molestias en uno de cada tres vecinos

El problema del que más se quejan en España los vecinos es el ruido, que molesta a una de cada tres personas, sobre todo a las mujeres, los jóvenes entre 16 y 29 años y los parados, según los datos de la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Condiciones de Vida. Según el sondeo, el problema que más molesta a los españoles en sus hogares es el ruido, en el 28,8% de los casos, seguido de lejos por la delincuencia o vandalismo (18,7%), la contaminación (16,6%) y la falta de luz natural en algún lugar de su vivienda (10,8%).

Por edad, quienes más aluden al ruido son los que tienen entre 16 y 29 años (32,1%), seguidos de quienes tienen de 45 a 64 años (30,1%) y los de 30 a 44 años. Los que menos se lamentan son los de 65 años o más. El ruido es el principal problema para las mujeres -4.758 encuestadas-, y en mayor proporción que para los hombres, ya que lo refieren un 31,5% de ellas.

A las que tienen entre 45 y 64 años, el problema que más les molesta es también el ruido (35,8%), pero es en ese tramo de edad en el que la delincuencia y el vandalismo crea mayor inquietud (24%). En cuanto a la actividad del encuestado, quienes más apuntan al ruido como problema son los parados, con un 35% de los casos, con algo más de 6 puntos sobre la media (28,8%).

"Un flaco favor" a las políticas medioambientales

El director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, Jaime Alejandre, consideró este jueves que la suspensión cautelar de los actos callejeros previstos en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife hace "un flaco favor" a las políticas medioambientales.

Alejandre opinó que ese tipo de decisiones "se salen de lo razonable" y aseguró que la legislación vigente prevé determinadas excepciones para que se puedan superar determinados umbrales de ruido. El director general de Calidad y Evaluación Ambiental observó que en este caso la regulación correspondería a las ordenanzas municipales, y que las normas vigentes en España prevén excepciones sobre todo cuando se trata de actividades de interés cultural.

Diferenció el "botellón" que de forma reiterada se puede realizar en un determinado lugar de este tipo de actos y advirtió de que se trata de una actividad que se prolonga sólo durante tres días y que forman parte además de unas fiestas con mucha tradición popular y con un reconocimiento internacional (están declaradas Fiestas de Interés Turístico Internacional). Jaime Alejandre recordó que los carnavales de Tenerife no se interrumpieron ni siquiera durante el franquismo, e insistió en que toda las políticas medioambientales se diseñan y aplican buscando "el equilibrio" para evitar que sean rechazadas socialmente.

Informó de que el Reglamento que va a desarrollar la Ley de Ruido será aprobado próximamente por el Consejo de Ministros, tras haber pasado por el Consejo de Estado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha