Opinión y blogs

eldiario.es

Muchas prisas y malos arbitrajes

EL TORNEO DE SAN GINÉS NO CONTENTA

El casero arbitraje del partido del lunes entre Lanzarote y la UD ha hecho pensar que quizá sea menester exigir árbitros de Segunda División cuando de bolos de veranos se trata. Porque serán bolos, pero juegan once contra once y hay un balón en

- PUBLICIDAD -

El casero arbitraje del partido del lunes entre Lanzarote y la UD ha hecho pensar que quizá sea menester exigir árbitros de Segunda División cuando de bolos de veranos se trata. Porque serán bolos, pero juegan once contra once y hay un balón en el campo, así que todo debe parecer un partido de fútbol normal sin ensañamiento en fueras de juego ni permisividad cuando la dureza hace acto de presencia. A esto, se añade la imposibilidad de cumplir el horario previsto cuando no hay más que un cuarto de hora entre partido y partido. Por mucha televisión de por medio que haya, un calentamiento requiere de unos veinticinco minutos, que no es época de que nadie se rompa. Hay que añadir otros cinco como mínimo de los prolegómenos y si encima hay empate y se tiene que recurrir a los lanzamientos de penaltis, los relojes se destrozan. El próximo año, mejor, seguro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha