eldiario.es

Menú

Un mal vigilante de la playa

RAFAEL DE LA BORBOLLA, DEFENSOR DE INFRACTORES DE LA LEY DE COSTAS, VIRTUAL JEFE DE DEMARCACIÓN

Unas plantas por encima del despacho del presidente de la Autoridad Portuaria, donde se ubican las oficinas de la Demarcación de Costas de Las Palmas, cunde el desánimo y la perplejidad. Los funcionarios no salen de su asombro tras c

- PUBLICIDAD -

Unas plantas por encima del despacho del presidente de la Autoridad Portuaria, donde se ubican las oficinas de la Demarcación de Costas de Las Palmas, cunde el desánimo y la perplejidad. Los funcionarios no salen de su asombro tras conocer hace ya una semana la noticia de que su próximo jefe va a ser un abogado especializado en defender a infractores de la Ley de Costas. Se llama Rafael Muñoz García de la Borbolla, jurídico de la Armada, abogado en ejercicio con despacho en la muy céntrica calle de Los Malteses. Rafael de la Borbolla, como todo el mundo le conoce, ha defendido ante Costas a clientes tan sonados como los hamaqueros de San Bartolomé de Tirajana, y comparte bufete con Rafael Cortezo Massieu, hermano del promotor inmobiliario Jaime Cortezo, propietario del Islote del Francés, que pretende que el Ayuntamiento y la Dirección General de Costas le permitan construir allí un edificio singular de nueve plantas, con locales comerciales y viviendas de lujo. La frase más repetida en la Demarcación de Costas es esa que hace referencia al zorro cuidando de las gallinas. Si a esa percepción unimos las claras intenciones del PP de suavizar la Ley de Costas para darle dinamismo a la economía (y dos piedras) ya pueden ustedes irse imaginando cuánto hay que arrendarle las ganancias al litoral canario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha