eldiario.es

Menú

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

El Gran Canaria remonta en el último cuarto para estrenarse con victoria en Eurocup

La buena racha del conjunto claretiano, invicto en la liga, se ha trasladado a la competición europea: triunfo por 97 - 87 frente al Zenit St. Petesburgo de Kuric

- PUBLICIDAD -
El jugador del Herbalife Gran Canaria Shaquielle McKissic y el del Zenit de San Petesburgo Drew Gordon. EFE/Elvira Urquijo A

El jugador del Herbalife Gran Canaria Shaquielle McKissic y el del Zenit de San Petesburgo Drew Gordon. EFE/Elvira Urquijo A

El Herbalife Gran Canaria sigue de dulce. La racha de tres partidos invictos en la ACB, tras la exhibición frente al Baskonia, se ha trasladado al inicio de la Eurocup frente al Zenit St- Petesburgo: 97-87.

Los diez puntos de diferencia en el marcador no ilustran un encuentro intenso de principio a fin, con un ritmo de alternancias constantes y en el que comandó hasta el último cuarto el conjunto ruso, en el que destacó Kyle Kuric (el mejor de los suyos con 18 puntos).

Pablo Aguilar destacó un poco por encima de sus compañeros con 17 de valoración (12 puntos y tres rebotes), pero sin duda el triunfo se fraguó en el trabajo colectivo, basado en mitigar los errores defensivos y subir la intensidad en los instantes finales, eligiendo los mejores ataques.

Ambos equipos erraban al inicio sus ataques hasta que Gordon imponía su fuerza en su duelo contra Pasecniks. Báez contestaba rápido y el encuentro entró en un ritmo trepidante, con un toma y daca constante; pero el Zenit marcaba los pasos.

Karasev abría una pequeña brecha de tres (12-18) que se mantendría hasta el final del primer cuarto. Los de Casimiro, a remolque del rival lastrado por errores defensivos, entraban al segundo cuarto con un triple de Eriksson para cambiar la dinámica del partido, que mantenía un ritmo intenso.

Con una defensa más trabajada, los claretianos evitaban las canastas fáciles bajo el aro y el Zenit recurría al talento de un enchufado Karasev, al que se le sumaba Kuric. En ataque los locales basaban el acierto en una actuación coral, repartiendo la anotación entre 10 jugadores: solo Rabaseda y Seeley se quedaban sin encestar al descanso, al que llegaron a uno de los rusos (50-51).

Tras el descanso, con la inteligencia de Oliver comandando la orquesta y el tesón y el coraje de Báez, los claretianos conseguían darle la vuelta al marcador: un triple del ala-pívot dominicano y otro del base catalán ponían el 56-55. Ambos conjuntos persistían en mantener un ritmo alto en un Gran Canaria Arena medio vacío y la balanza podía decantarse de cualquier lado.

El Zenit empezó a tirar de físico en defensa, mucho más agresivos bajo el aro, impidiendo las penetraciones y cometiendo faltas (algunas antideportivas no pitadas), lo que obligaba al Gran Canaria a subir un punto más la intensidad; algo que consiguieron tras un tiempo muerto de Luis Casimiro, quien reclamó a los suyos dar ese extra que permitió llegar a la recta final ganando de tres (77-74).

Con la motivación de jugar por encima en el marcador tras ir por debajo casi todo el encuentro, los claretianos comenzaron los últimos diez minutos levantando a la grada: Merkel anotaba un canastón, se recuperaba el balón en defensa y, en transición, Pasecniks la hundía para poner el 81 a 74.

Los rusos ni mucho menos se daban por vencidos, pero el acierto les abandonaba y no conseguían parar las oleadas claretianas, que llegaban a ponerse a diez (91-81)  a dos del final gracias a un inmenso trabajo de Rabaseda; una renta ya más que suficiente para dejar la victoria en casa: 97-87.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha