eldiario.es

Menú

‘Crónica del viento’: la escritura en el espacio del escultor Martín Chirino

La exposición retrospectiva del gran creador canario, icono de la cultura del Archipiélago, que se autodenomina ‘herrero fabulador’, ha sido inaugurada este viernes en el Centro Cultural de la Fundaciónde CajaCanarias de Santa Cruz de La Palma. En las piezas se refleja la búsqueda permanente de la raíz africana.

- PUBLICIDAD -
En la imagen, una de las piezas que se exponen en la muestra. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

En la imagen, una de las piezas que se exponen en la muestra. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Un artista fabulador, un escultor que sueña, un poeta que escribe en el espacio. ‘Crónica del viento’, la exposición retrospectiva del gran creador canario Martín Chirino (Las Palmas de Gran Canaria, 1925), icono de la cultura del Archipiélago, que se autodenomina ‘herrero fabulador’, ha sido inaugurada este viernes en el Espacio Cultural de la Fundación CajaCanarias de Santa Cruz de La Palma con la presencia de Álvaro Arvelo, responsable de acción cultural de la entidad, y Gustavo García, gestor cultural de la Fundación. Las 27 obras que se exhiben, entre esculturas y dibujos, aspiran a recorrer el tiempo de un artista que es heredero de la vanguardia escultórica española de la primera mitad del siglo XX. Se pueden contemplar en esta muestra creaciones desde la primera etapa hasta las más recientes del año 2013.

El gran escultor Martín Chirino es “fundamental para entender ese cambio de lenguaje que creó el grupo El Paso, al que él perteneció y que partía de la tradición de arte español pero al mismo tiempo con una visión crítica sobre el movimiento político-social que se estaba viviendo en España en aquel momento de la posguerra”, ha explicado a LA PALMA AHORA Álvaro Arvelo.

En el recorrido por su obra “están presentes las preguntas que Martín Chirino se va haciendo continuamente, y que se realizan con muy pocas certezas; la primera de sus certezas viene de uno de sus maestros, el escultor Julio González, que es la idea de escribir en el espacio, la escultura debe dibujar en el espacio, y eso se ve en las espirales del viento, que ya estaba en su imaginario cuando era un niño; él veía en la playa de Las Canteras cómo esos remolinos de arena se elevaban por efecto del viento y los apreciaba como si fueran sólidos”, detalla Arvelo. “Eso viene luego acompañado de los descubrimientos en los yacimientos aborígenes, en La Zarza, en La Zarcita, en Belmaco, esas espirales que salían de su pensamiento mágico y abstracto y que están muy presentes en sus inicios”, ha añadido. “Chirino dibuja en el espacio: la espiral se abre y forma los ‘Aérovoros’; la espiral se concentra y crea los ‘Afrocanes’, que es la búsqueda de esa raíz africana, que considera central porque en él nunca ha perdido en el horizonte la vinculación con África, no sólo en su pensamiento sino también culturalmente”, recuerda Arvelo.

Gustavo García (izquierda) y Álvaro Arvelo contemplan un cuadro de Chirino. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Gustavo García (izquierda) y Álvaro Arvelo contemplan un cuadro de Chirino. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

La segunda certeza “importante” de Chirino, subraya Arvelo, es “toda una tradición que le absorbe a partir del conocimiento del arte de los maestros herreros, que le enseñan el arte de la forja, a trabajar el hierro de una forma que no se ha modificado en miles de años; esencialmente, las herramientas de trabajo de Chirino lo vinculan con una tradición milenaria”.

La tercera certeza es “una idea que lo ha acompañado toda su vida: ‘menos es más’, es decir, aspira a ganar el mayor espacio con el mínimo material, de ahí que según va avanzando en su trayectoria el hierro se va adelgazando”, comenta Arvelo.

Su última “gran certeza” es “la pasión, porque Chirino dice que sin pasión no se puede construir nada, sin pasión no hay arte ni futuro para el hombre, la pasión es lo que nos ayuda a encontrar un poco de luz entre la oscuridad”, expone el responsable de acción cultural de la Fundación CajaCanarias, quien recuerda que esta exposición, que podrá visitarse hasta el 30 de abril, “se exhibe en un gran año para Martín Chirino, porque dentro de un mes se inaugurará su fundación en Las Palmas de Gran Canaria en el umbral de los 90 años, que va a cumplir en esta semana”.

La muestra del más universal de los escultores canarios, que tuvo un papel destacado en la renovación de los lenguajes plásticos durante la posguerra, se podrá visitar en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes. Los sábados abrirá de 10.00 a 14.00 horas, y los domingos y festivos permanecerá cerrada. Toda la información de esta propuesta cultural programada por la Fundación CajaCanarias se encuentra recogida en un site específico de la web oficial de la entidad.

Alvaro Arvelo y Gustavo García agradecieron la colaboración e instituciones y particulares a la hora de poder conformar una selección tan notable de obras realizadas por el genial escultor canario, que a lo largo de su carrera ha expuesto regularmente en las principales capitales culturales del mundo.                                            

A través del contenido artístico de la retrospectiva ‘Martín Chirino. Crónica del Viento’, la Fundación CajaCanarias pondrá en marcha su proyecto educativo ‘Despertares’, destinado a los escolares de La Palma. Para participar de esta iniciativa de carácter pedagógico, que se desarrolla en horario de apertura de la exposición, los centros educativos interesados deben ponerse en contacto con la Fundación CajaCanarias en el número de teléfono 922410871.

Una pieza que se exhibe en la retrospectiva de Martín Chirino. Foto:LUZ RODRÍGUEZ

Una pieza que se exhibe en la retrospectiva de Martín Chirino. Foto:LUZ RODRÍGUEZ

Con el objeto de personalizar cada recorrido didáctico del proyecto ‘Despertares’ a partir de la naturaleza creativa de la muestra que acompaña su planificación, la sala de didáctica del Espacio Cultural CajaCanarias La Palma se transformará en el estudio de Martín Chirino en Madrid (La Alcarria), un lugar apartado de la ciudad donde el sonido del yunque, el cantar de los pájaros y un río cercano (el Tajuña), se funden para dar forma a la obra de nuestro artista. Los niños entrarán virtualmente en la fragua y diseñarán sus propias elaboraciones con una versión adaptada de los materiales que utiliza el artista en su creación artística.   

Gustavo García apuntó que “esa pasión con la que decía Álvaro que Martín Chirino trabaja sus materiales es la misma que queremos poner a toda la actividad cultural en el Espacio Cultural de la Fundación CajaCanarias de Santa Cruz de La Palma”. “Queremos convertir este centro en un foro en el que se impartan cursos a cargo de la Fundación FydeCajaCanarias, se proyecte cine, se organicen conciertos o se den conferencias; durante todo el año esta Casa Massieu debe ser un referente social y cultural en La Palma”, concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha