eldiario.es

Menú

¿Cuáles son las diferencias entre el emprendedor y el empresario?

Las diferencias son claras y abundantes… ¿Conocen las diferencias entre un huevo y una castaña? Pues más o menos así, cuantiosas y reales.

- PUBLICIDAD -

Pero antes de empezar a destripar al Emprendedor, permítanme decirles lo contento que me siento de que ahora nos vean como héroes, como las personas que estamos sacando a España de la crisis, como los que más empleo estamos generando (y creando, que no es lo mismo). Cambio la visión de héroe, por una cuota de autónomo más justa al final de mes, pero esto sería otro debate… 

Les relacionaré las diferencias con un toque de humor, sé que son ustedes personas cultas que ven los telediarios, necesito compensar pues, el victimismo de los mismos… 

No tienen la misma mascota 

El Emprendedor en otra vida fue un gato. Sí, créanme, no hay terrícola que tenga más vidas que él. Al buen Emprendedor le gusta superarse, levantarse aunque haya agotado las 7 vidas, pensar en nuevos retos cuando muchos lo dan por muerto. Incluso si se fijan bien, son personas que van (vamos) a su aire, de manera idéntica a los felinos, ignorando sobremanera a su entorno. Y este es uno de los fallos que más cometemos; pensamos y defendemos que nuestra idea es genuina, la más brillante, que no hay nada igual. El Emprendedor debe pararse a reflexionar en ello y optar por diferenciarse, si no lo hace así, sólo podrá competir en precio, y eso, además de estar muy visto, tiene poco recorrido. 

El Empresario es más perro, y no me malinterpreten, lo digo en el buen sentido de la palabra… Se caracteriza por ser más gruñón. Como dice Melendi, no hay nada más perro que el amor porque muerde siempre antes que ladra, al Empresario le suele pasar lo mismo. Adora la perfección rápida que le ha dado su experiencia. Necesita tenerlo todo controlado porque sencillamente no le gusta improvisar, no se siente cómodo con adaptarse a las tendencias… 

No usan el mismo calzado 

En este caso, no hay que darle muchas vueltas. El Empresario es más de mocasín, de suela dura que le permita dejar huella por donde pase. Pisa fuerte, porque suele apostar fuerte. 

El Emprendedor es más de zapatillas, y en parte es muy lógico, requiere de calzado cómodo porque se mueve más que una cometa en Fuenteventura. Siempre está de un lado al otro, como normalmente se encarga de todo, es el contable de la empresa, el comercial, el que negociador… necesita confort en sus pies… 

Escuchan música distinta 

El Emprendedor es un amante del Jazz, le gusta la improvisación porque ha nacido de ella. Suele ser una persona que combina a la perfección varias facetas, sencillamente porque no le ha quedado más remedio y, por lo que decía en el apartado anterior, sus funciones son todas. 

El Empresario tiene más predilección por la Música Clásica. Es de ideas fijas, de perfecta armonía y sintonía. Normalmente le han funcionado las cosas haciendo lo mismo de siempre, lo clásico, y no está demasiado dispuesto a cambiar. 

No ven a través de las mismas gafas 

El Emprendedor usa gafas de sol y de pasta. Como suelo decir, cubre sus ojos como los jugadores de Texas Holdem del Casino Venetian de Las Vegas, para intentar no ser descubierto en sus innovaciones y quehaceres empresariales. Ojo con esto, el Emprendedor suele tener incluso miedo a contar su idea, intenta evitar que se la roben… Si realmente marca diferenciación, no deberá preocuparse por ello, es más, cuanto más se conozca el proyecto: mejor. No creo que estemos hablando de la invención de la fórmula de la invisibilidad… La moldura de pasta refleja juventud en ideas (no necesariamente en edad, ya que el Emprendedor carece de ella). Indica frescura, osadía, call action… 

El Empresario sencillamente ya no desconfía de nadie porque tiene mucha confianza en sí mismo, los años de experiencia avalan esta situación. Usa gafas normales de vista, de cara a evitar tropiezos que incluso haya tenido en el pasado. Necesita fijarse más en la competencia porque sus iniciativas suelen ser menos originales, y para esto no puede usar gafas de sol, requiere de las de vista para ver claro el movimiento que quiere realizar. 

Les gusta beber diferentes cosas 

El Emprendedor es más de combinados. Le gusta mezclar conceptos, optar por las sinergias, combinar en definitiva pequeñas ideas para lograr una más grande. Sin embargo, el Empresario es más de café; su consolidación en el mundo de los negocios requiere una alta dosis de concentración, de mantenerse despierto. Le gustan más las ideas que tengan que ver con los sectores que controla, y para ello no puede salir de combinados en demasía… 

Podríamos seguir, pero creo que poco más o menos ha quedado claro el enfoque. El Emprendedor es más lanzado, trabaja más en colaboración incluso recurriendo al outsourcing, el Empresario necesita tenerlo todo más controlado. Podríamos hablar incluso de roles de responsabilidad… El Emprendedor suele ser el trabajador, ejecutor y productor de sus propias iniciativas, por el contrario, el Empresario es cabeza pensante, suele delegar más, y tiene una capacidad estratégica superior ganada con los años de trabajo. 

El Emprendedor, está más en consonancia con primar el esfuerzo, el Empresario hace lo propio pero con los resultados. El Emprendedor soluciona los problemas, el Empresario suele adelantarse a los mismos.

No entro en el debate de quién es mejor o peor, porque sencillamente nunca podría existir tal aberración de disputa, son necesarias ambas figuras para poder hacer cosas, para lograr depender menos de la Administración y más de la creación. Los dos perfiles juegan en el mismo campo, bajo las mismas reglas y con idéntica pelota; en ocasiones sí detecto que sería necesario que ambas partes se viesen con más respeto, con la posibilidad de crecer juntas, con la convicción de que la unión hace la fuerza. Aunque poco a poco esto parece que empieza a ser lo normal, aún hay Empresarios que ven a los Emprendedores como bichos raros, como jóvenes atrevidos, o como ideístas de locuras… No hay nada más sano que ser bicho, joven y loco para que una idea rara y atrevida, se convierta en realidad. 

Un saludo 

Rayko Lorenzo.

www.raykolorenzo.com

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha