eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rayko Lorenzo

Es director de Comunicación y Marketing en Holding Empresarial,  autor del libro No seas el mejor... lucha por ser diferente y profesor de Comunicación en la Escuela Internacional de Protocolo. Más información en www.raykolorenzo.com 

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

'Reconocer' se escribe igual al revés

Lo sé, hay que estar semi paranoico para darse cuenta de que la palabra “reconocer”, si la escribiésemos al revés, sería igual. Las palabras (incluso frases) que se pueden escribir en ambos lados se llaman palíndromos.

Pero no teman, hay muchas palabras que se escriben así: Ana, oso, ojo, aviva, sometemos, somos, salas… incluso alguna más rebuscada tipo aibofobia, que precisamente es el miedo a los palíndromos.

Seguir leyendo »

¿Qué hacer frente a una crisis de reputación digital?

Las crisis de reputación existen desde… desde siempre. En el momento de que alguien hable mal de su empresa, en el momento en el que su empresa cometa un pequeño error, en el momento que suceda algo negativo (incluso sin querer), la gente hablará. Y créanme cuando les digo que se habla más y mejor de lo malo que de lo bueno.

Pues imagínense lo que el mundo digital ha aportado al asunto. La velocidad de las malas noticias se multiplica a un ritmo incontrolable. El real time de las redes sociales es una realidad que no podemos obviar.

Seguir leyendo »

Perdónalos Señor porque no saben lo que hacen

Sí, lo sé, la frase no es mía, es de Lucas 23:34:Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen. Aunque soy padre, no quiero serlo para con ustedes, pero en ocasiones imploro esta frase cuando veo los desaguisados que cometen los emprendedores, día sí y día también.

Emprender es difícil, no lo voy a negar, pero los emprendedores caen en pequeños errores recurrentes que ellos mismos engordan, hasta convertirlos en auténticas bolas de nieve bajando por una cuesta aparentemente sin final.

Seguir leyendo »

Emprendedores, beban más vino…

Este titular no quiere llamar la atención, créanme que no. Es una perogrullada “sin peros”, una verdad semi-lógica que no podemos dejar pasar.

Recuerdo que cuando estudiaba (nunca lo he dejado de hacer, pero me refiero a cuando lo hacía por obligación y no como ahora, porque me gusta), en ocasiones había eventos en la facultad, en el campus... Eran cursos formativos, charlas, seminarios… que solían tener una cosa en común, en una “esquinita” del cartel anunciador ponía algo así como:

Seguir leyendo »

Prohibido rendirse…

Bueno, léanme con atención porque lo que les voy a contar no solamente sirve para personas emprendedoras, sino para todas aquellas que respiren, es decir, para todo “hijo de vecino”.

Hay diferentes formas de rendirse, pues bien, todas ellas son malas. Y lo son porque tenemos que partir de la idea de que, si nos rendimos, estamos tirando la toalla, y esta solo se tira en la playa. Si nos rendimos, pasamos al nivel de no saber qué hubiese pasado, y esto es de las peores cosas con las que nos podemos encontrar, la incertidumbre.

Seguir leyendo »

Emprender no tiene edad

El mundo emprendedor es como el amor, no tiene edad. ¿O qué pasa? ¿Las personas mayores no se pueden enamorar? Es más, yo diría que estarían mejor preparadas para emprender que con 20 años; en lo de enamorarse no me meto, que me viene a la cabeza papuchi y quiero que esto sea un artículo serio…

La edad es un número inefable que hace las veces de justiciero del tiempo. Es un código de barras que, aunque pueda parecer que se va borrando, que sus líneas se juntan, lo único que está haciendo es mudando la piel, cual ecdisis de una serpiente venenosa (o no).

Seguir leyendo »

¡Mientan al cliente!

Una de las mejores fórmulas de ganar dinero, es mentirle a un cliente…

Es fácil… Solo tendrán que seguir estos afamados símiles y… cómo no, creérselo ustedes mismos. Será difícil mentir al cliente si previamente no se engañan. Es fácil…

Seguir leyendo »

Emprendedor vs depredador

Aunque son palabras que riman, y que incluso podrían ser primitas, tendemos a encararlas… A ponerlas una frente a otra a modo de un combate de antaño en los que Tyson y Holyfield hacían brega encima del cuadrilátero.

Pero nada más lejos de la realidad. No les voy a pedir que muerdan orejas, como hizo el primero con el segundo hace ya más de 20 años (parece que fue ayer, ¿eh?), pero sí a que, si son emprendedores, tengan en cuenta que el gen depredador tiene que formar parte del juego; de una manera u otra, tiene que formar parte…

Seguir leyendo »

¿La Palma, Las Palmas, Palma…?

Cuando me preguntan de dónde soy, contesto con premeditada voz alta: La Palma…

En un 90% de los casos, el receptor contesta -Qué bien, Las Palmas-, y este año le suelen añadir -Qué lástima que han bajado a 2ª División-

Seguir leyendo »

Érase una vez un emprendedor…

En un lugar muy céntrico de mi ciudad, había un negocio de ropa. Tenían prendas de todo tipo… Pantalones vaqueros, camisas naranja tango, una colección italiana de foulard, pamelas para eventos estivales, chaquetas de cuero “del caro”. 

Se trataba de la tienda de Okyar, un joven de padre sirio y madre inglesa, que nació en Granada, pero se había criado en Estambul. Era un muchacho valiente, emprendedor donde los haya. Todos los días se levantaba muy temprano, casi sin luz en la calle, se dirigía a su negocio para tenerlo “a punto” para su apertura. Abría a las 9:00 de la mañana, aunque sus primeros clientes siempre solían llegar pasadas las 10:00. 

Seguir leyendo »