eldiario.es

Menú

Analizan los modelos para la reducción de los residuos orgánicos en la Isla

La Consejería de Residuos del Cabildo ha abordado con los ayuntamientos la aprobación del Plan Territorial Especial de Residuos.

- PUBLICIDAD -
En la imagen, la consejera insular de Medio Ambiente con responsables de varios ayuntamientos.

En la imagen, la consejera insular de Medio Ambiente con responsables de varios ayuntamientos.

La consejera de Medio Ambiente, Seguridad, Residuos, Sanidad y Emergencias del Cabildo, Nieves Rosa Arroyo, ha mantenido a lo largo de esta semana reuniones con representantes de todos los ayuntamientos de la Isla para darles a conocer la aprobación definitiva del Plan Territorial Especial de Residuos (PTER), así como para darles cuenta de los modelos a seguir para reducir los residuos orgánicos en la Isla, señala en un comunicado.

Acompañada por los responsables del área, la consejera ha resaltado “la importancia de la aprobación y puesta en funcionamiento del PTER, a la vez que incide en que uno de los ejes de acción de dicho plan es la recogida selectiva”.

Además, se añade en la nota, “Arroyo y su equipo están trasladando a los consistorios que las administraciones locales deben prestar su colaboración para tomar medidas encaminadas a la reducción del peso de los residuos en un 50% para el próximo 2020 en relación a los generados en 2010, conforme al programa de gestión de residuos orgánicos de la Isla, que data del año 2011”.

La fracción orgánica de los residuos municipales, también denominados biorresiduos, supone de media más del 30% de los residuos urbanos. “Es la única fracción residual que puede ser realmente reciclada en el mismo lugar donde se genera mediante compostaje doméstico y/o comunitario, un modelo por el que apuesta actualmente la Consejería insular”, se indica en el comunicado.

Se presentan “dos opciones para desarrollar una estrategia en la gestión de los biorresiduos”. En ambas se apuesta por “un modelo de tratamiento por compostaje doméstico y comunitario, pero en una opción la parte que se recoge centraliza su tratamiento en el Complejo Ambiental Insular, y en la otra los biorresiduos recogidos selectivamente se tratan de forma descentralizada en pequeñas instalaciones de compostaje locales”.

La consejera incide en que “al introducir el tratamiento descentralizado (sin recogida) de la fracción orgánica in situ mediante compostaje doméstico y comunitario (en los núcleos de población dispersos) se conseguirá un reciclaje real de estos materiales, se evitará su recogida y transporte y se incrementará la calidad y cantidad de las otras fracciones recogidas separadamente”.

Apunta que “donde no sea adecuado el tratamiento in situ, se introducirá la recogida selectiva en contenedor, bien en modelo de recogida puerta a puerta, o bien en ‘el quinto contenedor’.

“La implicación y convencimiento de la administración y las campañas de sensibilización y concienciación de la ciudadanía son elementos indispensables y críticos para alcanzar el éxito de estos modelos. Si todos trabajamos bien y en la misma dirección, en una primera fase se podría conseguir que se reduzcan más de la mitad los residuos orgánicos que hoy en día se recogen mezclados en nuestra Isla”, concluye la consejera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha