eldiario.es

Menú

El CCN reclama que Sinpromi deje de estar dirigida por cargos políticos

Benito Codina propone que la entidad "vuelva a sus orígenes" y que su consejo de administración esté configurado por representantes de los colectivos a los que esta entidad dirige sus acciones.

Reclama que, ya que controla un presupuesto de siete millones de euros procedentes en su mayoría del Cabildo, a partir del próximo año, sea la Audiencia de Cuentas de Canarias la que la fiscalice.

- PUBLICIDAD -
Dependencias de la sede central de Sinpromi.

Dependencias de la sede central de Sinpromi.

El presidente del CCN de Tenerife, Benito Codina, ha pedido que la Sociedad Insular Para la Promoción de las Personas con Discapacidad (SIMPROMI), empresa pública, participada íntegramente por el Cabildo tinerfeño, vuelva a sus orígenes, eliminando de su consejo de administración a todos los cargos políticos, así como la figura del Consejero Delegado, también de designación política.

Codina señaló, por medio de un comunicado que "hay que dejar de lado toda intromisión política en una entidad que tiene sus fines dirigidos a la integración social y laboral de las personas con discapacidad, para que así no puedan ser tergiversados por decisiones dirigidas a la cobertura de otros intereses que no sean esos".

"Por ello, debe constituirse un consejo de administración formado por representantes de los colectivos a los que dirige sus acciones SINPROMI y con un gerente que proceda del cuerpo de técnicos superiores del propio Cabildo, sin necesidad de que exista un comisario político en la figura del consejero delegado".

El presidente del CCN tinerfeño, también señaló que a partir de 2015, debe ser la Audiencia de Cuentas de Canarias la que fiscalice a SINPROMI, ya que con casi 7 millones de euros de presupuesto, procedentes casi en su integridad de recursos del Cabildo Insular, ha de ser auditada por una entidad con mucha experiencia en este ámbito  y en la que priman los valores de independencia, integridad y transparencia en sus actuaciones, no el oscurantismo que hasta ahora han tenido las fiscalizaciones de la gestión del extenso entramado de empresas que controla el Cabildo de Tenerife.

Codina terminó señalando que estas actuaciones pretenden devolverle la solvencia social que tuvo SINPROMI, que se ha visto deteriorada por la falta de transparencia que ha generado el lacerante caso de la desviación de casi un millón de euros de sus ingresos por parte de uno de sus directivos

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha