eldiario.es

Menú

La huelga general de las camareras de piso busca acabar con el "postureo político" ante tan grave problema laboral

Sindicalistas de Base, organización mayoritaria en la provincia tinerfeña pero con limitada influencia en Las Palmas, informa de las razones del paro previsto en toda Canarias para el 25 de este mes y el 1 de enero próximo

Los dirigentes sindicales aseguran que "en el 90% de los casos" estas trabajadoras se retiran con pensiones de invalidez y pagos más reducidos debido a las graves lesiones físicas que sufren por la dureza de su trabajo

- PUBLICIDAD -
Manuel Fitas, en la rueda de prensa de este martes, en Santa Cruz

Manuel Fitas, en la rueda de prensa de este martes, en Santa Cruz EFE

Miembros de la organización de trabajadores Sindicalistas de Base, mayoritaria en la provincia tinerfeña dentro del sector de la hostelería (según el balance actualizado en las elecciones de delegados), aseguraron este martes en rueda de prensa, en Santa Cruz, que las razones esenciales de la huelga general convocada para los días 25 de este mes y 1 de enero (ambos festivos) en el colectivo de camareras de piso, con mayoría de trabajadoras, no tienen que ver con una posible subida salarial en esa categoría, sino sobre todo con la consecución de mejoras en las condiciones laborales de este grupo, que, día tras día, se enfrenta a unas condiciones precarias de trabajo y a una excesiva carga laboral.

Con esta convocatoria de huelga general, se pone fin a tanto "postureo político" en las islas respecto a esa problemática, lamentó Manuel Fitas. La protesta por ahora no cuenta con el apoyo explícito de otras organizaciones sindicales del sector: ni de CCOO ni de UGT ni de Intersindical Canaria, que completan el grupo de las cuatro más importantes.

La principal reclamación de Sindicalistas de Base, según afirmó Manuel Fitas, cabeza visible de esta organización (formada tras una escisión de CCOO en Tenerife, en 2015), es que las trabajadoras accedan a una pensión contributiva en condiciones al término de su vida laboral completa y no, como ocurre ahora - al menos en el 90% de los casos - que éstas se retiren con pensiones de invalidez y pagos más reducidos debido a las graves lesiones físicas que sufren por la dureza de su trabajo.

"Las camareras de piso tienen derecho a una pensión contributiva. Tampoco estamos de acuerdo con la idea de que se prejubilen a los 55 años", sostuvo el dirigente sindicalista. La carga de trabajo actual de este colectivo y los salarios que se reciben, según dijeron desde Sindicalistas de Base, no corresponden en nada a los grandes beneficios económicos que tienen hoy en día los hoteleros en Canarias.

A raíz de la manifestación del presidente del Cabildo insular, Carlos Alonso, sobre la intención de los hoteleros de mejorar el salario y las condiciones laborales de las camareras de piso, Fitas subrayó que "buenas intenciones tienen todos. El convenio provincial tinerfeño está firmado con una subida salarial por debajo del Índice de Precios al Consumo (IPC) en sus tres primeros años [el cuarto se debe negociar antes de junio próximo], que es lo que hoy tienen los trabajadores. Sabemos que se han empeorado las condiciones de trabajo desde 2008". Además, resaltó que una forma de precarizar el empleo es a través de contratos a tiempo parcial, con relaciones laborales de 4 o 6 horas o en circunstancias de eventualidad. 

Desde Sindicalistas de Base se criticó además la postura de Comisiones Obreras, que según concluyó Fitas, firmó un convenio con la patronal donde se asumieron recortes y ahora las trabajadoras tienen malas condiciones laborales.

El sindicato convocante de la huelga general resaltó que lo de ahora es un "preaviso", y se hace con el fin de que se sienten a negociar los miembros del Gobierno de Canarias, los sindicatos y también las asociaciones vinculadas a aquel colectivo, como, por ejemplo, Las Kellys. También ha pedido que se sumen todas las demandas de los trabajadores porque, según una de las representantes sindicales presentes en la cita, Maite Lorenzo, esta es la "única forma de mejorar las condiciones laborales".

Lorenzo recordó las presiones sufridas durante muchos años en los hoteles, "porque éramos el sustento de muchas familias". Así mismo, resaltó que "las malas condiciones empeoran cuando alguna compañera se pone enferma o por cuestiones del día a día". Por otro lado, explicó que el sector de las camareras de piso se siente indefenso, ya que los informes de las inspecciones "están maquillados".

Sobre la representatividad que tiene este sindicato en Canarias, los integrantes de la organización señalaron que cuentan con 448 delegados elegidos en la provincia tinerfeña, por delante de UGT, con 113, y de CCOO, con 81.

Por ello, entienden que en la próxima mesa del convenio provincial tinerfeño tendrán 11 integrantes, Sindicalistas de Base, por dos de CCOO y otros dos de UGT.

En la provincia de Las Palmas, reconocen que tienen mayor número de afiliados que de representación a través de delegados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha