eldiario.es

Menú

Más allá del Balneario

- PUBLICIDAD -

El Pleno de Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó este viernes una moción en defensa de la recuperación del Balneario, por la que apoya la iniciativa ciudadana para la rehabilitación de este singular espacio de nuestra capital. Además, a la vista de que el día anterior la consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, había anunciado la habilitación de un partida para el inicio de la restauración del edificio y la creación de una comisión entre Ayuntamiento y Gobierno para avanzar sobre el asunto, expresamos nuestra disposición a sentarnos a esa mesa de diálogo, como no podía ser de otra manera.

Lo primero que tengo que decir al respecto es que me alegro enormemente de la propuesta aprobada. La rehabilitación del Balneario es un objetivo compartido por todos quienes defendemos la ciudad y tenemos claro que la recuperación del patrimonio histórico es una obligación ineludible de las administraciones públicas. Pero de la misma manera debemos ser conscientes de las competencias de cada una de ellas. En el caso concreto del Balneario, el inmueble es propiedad del Gobierno de Canarias, por lo que es el Ejecutivo autónomo quien tiene la responsabilidad de rehabilitar el edificio y la obligación de mantenerlo en buenas condiciones. Al Gobierno corresponde, en consecuencia, financiar la totalidad del proyecto, dada su condición de propietario. Tal y como debe hacer, por ejemplo, el Ayuntamiento con aquellas propiedades de titularidad municipal que precisan de tareas de restauración, como el Templo Masónico, la antigua Escuela de Comercio o el centro de formación de la plaza Ireneo González.

Todo lo cual no obsta para que el Ayuntamiento deje de saludar el gesto del Gobierno y colaborar en la definición de los usos futuros del Balneario, de acuerdo con las sugerencias que puedan plantear los ciudadanos, a través de la plataforma creada al efecto, igual que las asociaciones de vecinos de la zona, o de cualquier otro mecanismo de participación.

Pero más allá del Balneario, quiero insistir en que la recuperación del patrimonio histórico, artístico o arquitectónico es una tarea en la que deben participar todos los actores implicados en la vida de la ciudad, ya sean administraciones públicas, organizaciones vecinales o, incluso, ciudadanos a título individual.

En ese sentido, desearía que el Gobierno de Canarias librara cuanto antes las partidas a las que se comprometió, mediante convenio, para rehabilitar el Parque Cultura Viera y Clavijo, o que anunciara igualmente su contribución económica al proyecto de la regeneración de la playa de Valleseco, que reúne elementos declarados como Bienes de Interés Cultural (BIC) por la propia Comunidad Autónoma. O que, además de la cesión del Palacio de Carta, se comprometiera financieramente en su restauración.

El Ayuntamiento, en cualquier caso, seguirá asumiendo sus responsabilidades en esta materia, preocupado por la mejora de nuestro patrimonio histórico. Para ello, trabajamos en la concreción de un Plan de Rehabilitación, que será consensuado con aquellas entidades y colectivos ciudadanos que se han significado por su recuperación, y que incorporará incentivos fiscales y subvenciones para la rehabilitación de propiedades privadas y también inversiones municipales para el caso de los edificios públicos.

Porque, independientemente de las medidas que adopten otras administraciones en aquellos inmuebles que son de su propiedad, la Corporación municipal tiene su propia hoja de ruta y, lo que es más importante, una visión de conjunto de las necesidades de Santa Cruz de Tenerife en esta materia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha