Un buque oceanográfico y ocho avionetas peinarán el Atlántico europeo en busca de cetáceos

Europa Press

0

Un buque oceanográfico y ocho avionetas recorrerán simultáneamente las aguas atlánticas de toda Europa para estimar la abundancia de cetáceos. Esta campaña se enmarca en una iniciativa internacional en la que participan más de 80 científicos de España, Francia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Países Bajos, Noruega y Suecia.

La contaminación acústica de los barcos y los microplásticos, las grandes amenazas para los mamíferos marinos en Canarias

Saber más

La iniciativa, denominada SCANS-IV, durará hasta el 31 de julio y es la cuarta vez que se pone en marcha tras las llevadas a cabo en 1994, el periodo 2005-2007 y en 2016.

Por parte de España será el Instituto Español de Oceanografía (IEO, CSIC) quien lidere los trabajos.

Para llevar a cabo este trabajo se realizará “un muestreo simultáneo en todas las aguas europeas, mediante un recorrido en zigzag durante el cual un equipo de más de 80 científicos buscará evidencias de la presencia de ballenas, delfines y marsopas mediante avistamientos visuales y acústicos”, han explicado los participantes.

Además, se tomarán muestras de agua para determinar si es posible detectar la presencia de cetáceos mediante el análisis de ADN en el agua de mar y usar aviones no tripulados para registrar y calibrar dichos análisis.

En España, las aguas oceánicas del golfo de Vizcaya y al oeste de la plataforma gallega se recorrerán a bordo del buque oceanográfico Ramón Margalef durante casi 30 días de navegación. Las aguas españolas más costeras serán muestreadas mediante vuelos en avionetas.

Programas de seguimiento

Esta campaña, enmarcada dentro de los programas de seguimiento de mamíferos marinos diseñados bajo la Directiva Marco de las Estrategias Marinas, permitirá determinar si ha habido cambios en la distribución y abundancia de las diferentes especies de cetáceos a lo largo de las últimas décadas en el Atlántico europeo.

“La información obtenida de este tipo de campañas es esencial para informar las medidas de gestión que aseguren la conservación de estas especies en todo el Atlántico europeo”, ha señalado Camilo Saavedra, investigador del Centro Oceanográfico de Vigo y coordinador del equipo de mamíferos marinos y ecosistemas del IEO.

En la campaña participará personal de los centros oceanográficos del IEO de Vigo, Murcia y Canarias, así como del Instituto de Investigaciones Marinas (IIM-CSIC) y de AZTI.

La campaña está financiada como parte del encargo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico al IEO para la implementación de las Estrategias Marinas Españolas y con fondos Next Generation del convenio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el marco del proyecto Mermacifra.

Un buque oceanográfico y ocho avionetas recorrerán simultáneamente las aguas atlánticas de toda Europa para estimar la abundancia de cetáceos. Esta campaña se enmarca en una iniciativa internacional en la que participan más de 80 científicos de España, Francia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Países Bajos, Noruega y Suecia.

La contaminación acústica de los barcos y los microplásticos, las grandes amenazas para los mamíferos marinos en Canarias

Saber más

La iniciativa, denominada SCANS-IV, durará hasta el 31 de julio y es la cuarta vez que se pone en marcha tras las llevadas a cabo en 1994, el periodo 2005-2007 y en 2016.

Por parte de España será el Instituto Español de Oceanografía (IEO, CSIC) quien lidere los trabajos.

Para llevar a cabo este trabajo se realizará “un muestreo simultáneo en todas las aguas europeas, mediante un recorrido en zigzag durante el cual un equipo de más de 80 científicos buscará evidencias de la presencia de ballenas, delfines y marsopas mediante avistamientos visuales y acústicos”, han explicado los participantes.

Además, se tomarán muestras de agua para determinar si es posible detectar la presencia de cetáceos mediante el análisis de ADN en el agua de mar y usar aviones no tripulados para registrar y calibrar dichos análisis.

En España, las aguas oceánicas del golfo de Vizcaya y al oeste de la plataforma gallega se recorrerán a bordo del buque oceanográfico Ramón Margalef durante casi 30 días de navegación. Las aguas españolas más costeras serán muestreadas mediante vuelos en avionetas.

Programas de seguimiento

Esta campaña, enmarcada dentro de los programas de seguimiento de mamíferos marinos diseñados bajo la Directiva Marco de las Estrategias Marinas, permitirá determinar si ha habido cambios en la distribución y abundancia de las diferentes especies de cetáceos a lo largo de las últimas décadas en el Atlántico europeo.

“La información obtenida de este tipo de campañas es esencial para informar las medidas de gestión que aseguren la conservación de estas especies en todo el Atlántico europeo”, ha señalado Camilo Saavedra, investigador del Centro Oceanográfico de Vigo y coordinador del equipo de mamíferos marinos y ecosistemas del IEO.

En la campaña participará personal de los centros oceanográficos del IEO de Vigo, Murcia y Canarias, así como del Instituto de Investigaciones Marinas (IIM-CSIC) y de AZTI.

La campaña está financiada como parte del encargo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico al IEO para la implementación de las Estrategias Marinas Españolas y con fondos Next Generation del convenio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el marco del proyecto Mermacifra.

Un buque oceanográfico y ocho avionetas recorrerán simultáneamente las aguas atlánticas de toda Europa para estimar la abundancia de cetáceos. Esta campaña se enmarca en una iniciativa internacional en la que participan más de 80 científicos de España, Francia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Países Bajos, Noruega y Suecia.

La contaminación acústica de los barcos y los microplásticos, las grandes amenazas para los mamíferos marinos en Canarias

Saber más

La iniciativa, denominada SCANS-IV, durará hasta el 31 de julio y es la cuarta vez que se pone en marcha tras las llevadas a cabo en 1994, el periodo 2005-2007 y en 2016.