La portada de mañana
Acceder
Andalucía destina 120 millones más en contratos a dedo para derivar a la privada
El asesor de Ábalos usó el cargo para ofertar mascarillas en plena pandemia
Opinión - ¿Qué era y qué es la izquierda? Por Neus Tomàs

Canarias solo separa siete de cada cien kilos de residuos que deposita en los contenedores urbanos

Román Delgado

Santa Cruz de Tenerife —

0

Canarias se halla en puestos intermedios en la clasificación de las comunidades autónomas de España que mejor gestionan sus residuos urbanos (medidos en kilos) atendiendo a la separación de estos en origen, con su depósito adecuado en los contenedores para papel y cartón (azul), vidrio (verde), y plásticos y envases (amarillo), junto con los demás residuos de recogida separada, también incluidos en la estadística.

Pero ello no supone, primero, que en las islas se haya dejado de recibir gran cantidad de residuos domésticos (los generados por los hogares, comercios y servicios) mezclados o en masa; o sea, los que se introducen en el contenedor gris y los de gestión más compleja y costosa, por lo tanto, menos eficiente. Esta conclusión se alcanza si el dato de Canarias en ese apartado en concreto, el de residuos que se depositan mezclados, se compara con el registro promedio nacional o con los indicadores relativos de las comunidades autónomas que más avances ofrecen en gestión de residuos urbanos de forma sostenible.

El archipiélago, según se indica en la Estadística sobre recogida y tratamiento de residuos urbanos, año 2021 (la más reciente que se conoce, del Instituto Nacional de Estadística -INE- y publicada este lunes), recogió y trató 1,2 millones de toneladas (1.196,1 millones de kilo) de residuos urbanos en el año de referencia, con nada más y nada menos que el 82,2% de ellos sacados de contenedores grises (982,9 millones de kilos); es decir, como residuo mezclado. 

Este porcentaje, que es el séptimo peor de todas las comunidades autónomas, está algo lejos del dato relativo de Extremadura, la peor región, con el 89%, o de Murcia y Andalucía (88% y 86%), la segunda y la tercera en el grupo de los registros menos satisfactorios. Canarias fue la quinta región que más residuos domésticos produjo en 2021, en términos absolutos, por debajo de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid.

En ese mismo año, Canarias recogió y realizó el tratamiento de 1,2 millones de toneladas de residuos domésticos, según el estudio oficial de referencia, y de ese total solo recibió en origen como residuo separado el 17,8%, lo que implica que el 82,2% restante se depositó en el contenedor para la basura mezclada o en masa, el contenedor gris habitual en las islas. 

De los residuos separados en origen y que son urbanos, ese casi 18%, el 3% (35,5 millones de kilos) se introdujo en el contenedor de vidrio; el 1,7% (20,3 millones), en el de papel y cartón, y el 2,4% (29,2 millones), en el de envases mixtos (plásticos también), con el 10,7% restante (128,2 millones) correspondiente a lo realizada por otros operadores para los demás residuos de recogida separada. La conclusión que se extrae de esta secuencia es clara: Canarias separa en origen menos de la quinta parte de los kilos de residuos urbanos que genera (no llega al 18% del total, con el 82% de basura mezclada).

Y además tenemos que, si la producción de basura por habitante en el mismo año fue de 548,9 kilos (calculada para la población de derecho), la tercera más elevada por comunidades autónomas de España y muy por encima de la media española (478,7 kilo), cada residente canario (queda por ver el efecto distorsionador del turismo) solo gestionó como residuo separado, y este es un dato promedio, 97,7 kilos al año, que son muchos menos para la recogida realizada en los contenedores ubicados en la calle, esta de solo 38,9 kilos per cápita.

Lejos de los resultados de las mejores comunidades autónomas

Dicho esto, hay que reconocer que Canarias, estando a distancia de las peores comunidades, tampoco se halla cerca de la media nacional y mucho menos de las regiones que mejor lo hacen en este capítulo. 

El 82,2% de residuo mezclado en Canarias (el porcentaje restante es lo que se separa en contenedores urbanos, más otras gestiones por separada), que se recoge en las islas con destino a su tratamiento en los complejos ambientales, es un valor que dista del 75% promedio del país y está a enorme distancia de lo logrado en Cataluña, País Vasco y Navarra, el trío de cabeza por ese mismo orden, con niveles por debajo del 60%. Catalunya logra el 58,4% de basura en masa de todo lo que recoge como residuo urbano doméstico.