Dos matrimonios canarios, atrapados en el aeropuerto de Dubai desde el miércoles

Canarias Ahora

0

Dos matrimonios canarios se encuentran desde el miércoles atrapados en el aeropuerto internacional de Dubai como consecuencia del caos que sembraron en el país las fuertes inundaciones producto de las importantes lluvias que esta semana sembraron el caos en Emiratos Árabes. La compañía aérea Emirates, con la que debían haber llegado ese día a Gran Canaria, no ha sido capaz de sacarlos del país ni del aeropuerto ya que no les facilita hoteles. Como otras miles de personas, duermen en el suelo del aeródromo.

El matrimonio compuesto por Pimpi y Emilio, dos personas ya jubiladas, habían pasado unas estupendas vacaciones en Japón en compañía de otro matrimonio sin imaginar lo que se les venía encima a su regreso. Su vuelo con Emirates debía hacer una escala en Dubai para seguir rumbo a Madrid, y de ahí, a Gran Canaria, donde esperaban dormir la noche del miércoles. Pero el temporal que azotó a los Emiratos Árabes Unidos desde el lunes provocó el cierre de su aeropuerto internacional de Dubai (DXB) al quedar inutilizado durante unos 25 minutos. El vuelo de Pimpi y Emilio fue desviado entonces a un aeródromo secundario, Al Maktoum. Allí empezó el martirio.

La compañía aérea mantuvo a todo el pasaje dentro del avión con la esperanza de poder despegar de inmediato, hasta que se le acabó el combustible para mantener al menos el aire acondicionado encendido. Fue entonces cuando los pasajeros fueron desembarcados en ese pequeño aeropuerto con tan solo una cafetería que no tenía nada que ofrecerles. Allí estuvieron todo el día sin comida y sin información de la compañía, según relatan los afectados.

Una guagua que debía trasladarles al aeropuerto internacional de Dubai jamás llegó, lo que les condujo, junto a otros matrimonios, a contratar varios taxis.

Pero las cosas no mejoraron en el mayor aeropuerto del país, donde se encontraron con los mostradores de Emirates cerrados. Todos los pasajeros de esa compañía, que tiene allí su base de operaciones, durmieron ese día en el suelo. El hotel que se encuentra en ese complejo aeroportuario no tenía habitaciones disponibles; otros algo más lejanos ofrecían sus habitaciones a 1.000 euros la noche, y aunque parezca mentira, no hay salas VIP en esas instalaciones. Ya han dormido dos noches en el suelo de la terminal.

Además, entre los afectados cundió el temor de que si abandonaban el aeropuerto pudieran perder información o algún tipo de derecho.

“Tenemos que hacer colas de cinco horas para renovar la tarjeta de embarque”, ha indicado Pimpi a su familia. Y para colmo, la primera que les dieron tenía la fecha del día anterior, lo que todavía les causó más contratiempo.

El jueves, cuando parecía que por fin saldrían hacia Madrid a las dos de la tarde, el vuelo fue retrasándose hasta que ya por la noche se canceló.

Si la aerolínea no decía nada, la misma suerte corrieron los pasajeros con la agencia de viajes con la que contrataron sus vacaciones: Tour Mundial. “Diríjanse a Emirates”. La embajada de España en Emiratos se limita a recomendarles que se vayan a un hotel.

Deshidratados y sin comer, los pasajeros abandonados fueron atendidos con una caja de bocadillos.

Al dilema de cuándo podrán salir de allí se une la suerte que haya podido correr su equipaje, que se quedó en el avión que abandonaron el miércoles en el aeropuerto secundario de Al Maktoum.

Ocho horas en una cola

A primera hora de la tarde de este viernes, la hija de Mariano y Pimpi informó a este periódico que su madre llevaba ya ocho horas en una cola para poder obtener una nueva tarjeta de embarque para el siguiente vuelo a Madrid. No podía ser relevada en su puesto porque los servicios de seguridad impedían en acceso a la fila dada la tensión que se estaba viviendo ya en esos momentos en el aeropuerto.