La portada de mañana
Acceder
Bruselas alerta de la falta de vivienda asequible en España
El empresario de “la Cena de la Libertad” con Milei en Madrid recibe dinero público
Opinión - El Tribunal Constitucional y los ERE. Por Javier Pérez Royo

Guía de urgencia de la Rusia europea; destinos imprescindibles para un viaje por las carreteras del gigante

Una estatua de Lenin preside el parque de la Exposición de los logros de la economía nacional (VDNH), uno de los parques de Moscú.

Sin Código Postal

0

Si tuviéramos que definir Rusia con una palabra, sería variedad. Rusia es un país apasionante, con mucha historia y cultura y llena de contrastes. En esta guía de viaje sobre la Rusia europea, aparte de mostraros algunos de los lugares más bonitos del país, también queremos haceros visibles de lasdiferencias culturales y algunas curiosidades del país grande del mundo. Vamos a realizar una ruta por los principales lugares de la Rusia europea, es decir, de la zona situada al oeste de los Montes Urales.

EL CAÚCASO.- Comenzamos nuestro viaje por el sur de la Rusia, por la zona caucásica. Esta es una de las regiones “más calientes” del país, y prácticamente de todo el mundo. Todos los países de la zona se llevan mal entre sí: Georgia, Armenia, Azerbaiyán y Rusia. Y todos ellos tienen algún conflicto o exigencia territorial con el vecino. En esta zona, por ejemplo, se encuentra la ciudad de Sochi , lugar de veraneo de los rusos, ya que está bañada en el Mar Negro. Además de por su buena ubicación y clima, la ciudad merece una visita, ya que recientemente ha sufrido un intenso ‘lavado de cara’, puesto que fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

Por otro lado, la zona del Caúcaso tiene la cordillera y montaña más alta de toda Europa (el Monte Elbrús con sus 5.642 metros sobre el nivel del mar), por lo que es un destino imprescindible para los amantes de la alta montaña. Si se viaja a esta región, no hay que olvidar que se trata de una zona un tanto conflictiva. Por ejemplo, en esta zona se encuentra Chechenia, que tantas aperturas de telediario ha dado durante los últimos 20 años. Realmente, el viajero cuando se adentra en estas tierras, lo normal es que no vea ni sienta nada extraño, pero por lo que pudiera pasar, lo mejor es tener contratado un buen seguro de viajes. Nosotros para esta región llevamos un seguro de IATI .

KALMUKIA: LA MONGOLIA RUSA: Cuando uno viaja por el vasto territorio ruso, se da cuenta de la gran distancia y las grandes diferencias que hay entre las diferentes Oblast (regiones) rusas. De hecho, cada una de las regiones autónomas rusas es como un país en sí mismo. Un poco más al norte del Caúcaso, se encuentra la región de Kalmukia, que es algo así como la Mongolia rusa. Si el viajero anda despistado, puede pensar que se encuentra en algún punto de oriente, ya que los rasgos físicos de los lugareños así lo hacen parecer. Y es que, hace unos 500 años, los calmucos, un pueblo de origen mongol, se desplazaron hasta esta región rusa, habitándola hasta el día de hoy. Es muy curioso como la cultura rusa y la cultura oriental se entremezclan en este lugar. En su capital, Elistá, se puede visitar gratuitamente el mayor templo budista de toda Europa. Y es que Kalmukia es la única región europea donde el budismo es la religión oficial.

EL CONVULSO SIGLO XX Y VOLOGRADO.- Rusia es un país con una gran historia, especialmente en el siglo XX, con la caída del imperio de los Zares, el surgimiento de comunismo, y por supuesto la Segunda Guerra Mundial. Y sobre esta gran guerra, la ciudad de Volgogrado es la que ofrece mayor información e interés para el viajero actual. Y es que hace 50 años esta ciudad tenía el nombre de Stalingrado, y aquí se libro durante meses una de las batallas más sanguinarias de la historia: Más de 2 millones de personas murieron en el asedio y defensa de la ciudad.En Volgogrado actualmente se pueden visitar dos lugares emblemáticos relacionados con la Segunda Guerra Mundial. En primer lugar, la estatua a la Madre Patria es un inmenso mausoleo en honor a todos los rusos caídos en combate en defensa de “la gran madre patria”. Y en segundo lugar, al lado de la emblemática casa de Pávlov , se encuentra el museo de la batalla de Stalingrado, con información y artículos originales del gran asedio. Muy interesante para comprender mejor esta batalla, ver la película “Enemigos Públicos”.

LA ARQUITECTURA CLÁSICA DE KAZAN.- La dinastía de los zares rusos prácticamente cinco siglos (hasta la llegada de Stalin a comienzos del S.XX). Y durante tanto tiempo dejaron en el país una importante cultura y arquitectura.Y de esta última, tal vez la edificación más característica sea la de los Kremlins, que son ciudadelas defensivas, en cuyo interior se ubican los edificios más importantes de la ciudad. Sin duda alguna, el Kremlin más famoso de todo el país es el de Moscú (por algo es el la capital), pero posiblemente el más bello sea el de la ciudad tártara de Kazán, patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2000. Aunque está lejos, la visita a esta ciudad merece la pena (está ya cerca de los montes Urales) simplemente por visitar y pasear por el interior de las murallas de su kremlin y ver otros monumentos imponentes como la Mezquita Qol Šärif o el Templo de todas las religiones. Otro lugar curioso de la ciudad es el Museo de la Unión Soviética, con todo tipo de objetos, juegos y ropa de la época. Lo más interesante del museo es que todo se puede tocar y experimentar. ¡Es como entrar a una casa rusa de hace 40 años!

LAS ESCALAS QUE NO PUEDEN FALTAR: MOSCÚ Y SAN PETERSBURGO.- Por supuesto, la Rusia europea no sería lo mismo sin sus dos ciudades principales: Moscú y San Petersburgo. Moscú es la capital de Rusia (y de la antigua Unión Soviética y del imperio de los Zares), por lo que tiene un montón de atractivos que ofrecer al visitante. La plaza roja (la plaza principal de Moscú) es el epicentro del Moscú cultural e histórico. Desde esta plaza se tiene vista a la famosísima Catedral de San Basilio, al Kremlin de Moscú, al Mausoleo de Lenin y al impresionante edificio comercial de GAM. A parte de lo típico sobre que ver en Moscú, te recomendamos que visites el Parque VDNH. Se trata de un parque soviético llena de iconografía y estatuas relativas a los valores comunistas que algún día reinaron esas tierras. Dentro de este parque, destacan los impresionantes museos, siendo tal vez el más importante el de la cosmonáutica, donde se pueden encontrar una réplica del Sputnik (primer satélite artificial) y una efigie de la perrita Laika (el primer ser vivo en salir al espacio). Y, por supuesto, no te puedes perder el Metro de Moscú, que más allá de su función como medio de comunicación es un inmenso museo en ni mismo.

Si Moscú es el ejemplo de la típica ciudad rusa, San Petersburgo es algo así como una ciudad europea dentro de Rusia. Y es que el zar Pedro el Grande mandó construir en 1703 San Petersburgo a imagen y semejanza de las grandes ciudades europeas del momento. Tal vez lo más interesante que ver en San Petersburgo sea el museo del Hermitage, uno de los tres museos de arte más grandes e importante del mundo. También son imperdibles las iglesias, fortificaciones y palacios de los zares repartidos por toda la ciudad. Es una ciudad imperial en toda regla y su imponente patrimonio histórico, arquitectónico y artístico está a la altura de cualquier gran capital europea.

EL NORTE DE RUSIA: TODO BELLEZA.- Al norte de San Petersburgo comienzan unas de las regiones más bonitas de toda Rusia: las regiones de Karelia y Mursmank. Mundialmente conocida es la región de los lagos finlandeses, pero su espejo en territorio ruso no tiene nada que envidiar. Cascadas, lagos, pequeños riachuelos… Totalmente recomendable visitar la zona en invierno, donde absolutamente todo se tiñe de blanco. Las temperaturas fácilmente pueden llegar a los -30ºC, pero es una experiencia que merece totalmente la pena. Otro lugar a destacar de esta zona norte de Rusia está Mursmank, la ciudad más grande del Círculo Polar Ártico. Pero el lugar con más encanto es el pequeño pueblo pesquero de Teriberka. Bañado por las aguas del Océano Ártico, es un pueblo tradicionalmente orientado a la pesca de ballenas. Un auténtico pueblo ruso en una de las regiones más inhóspitas del planeta.

EL TRANSIBERIANO: OTRO IMPRESCINDIBLE.- En este artículo hemos hablado de la región europea de Rusia, pero si se quiere disfrutar de la auténtica “experiencia rusa”, una de las mejores maneras es recorrer el transiberiano. Se trata de una vía ferroviaria que une todo el país, de este a oeste. Partiendo de Moscú y finalizando en Vladivostok, ya bañada por el Océano Pacífico. Nosotros esperamos poder algún día poder realizar el Transiberiano para poder hablar de la otra parte de Rusia: la asiática.

Etiquetas
stats