eldiario.es

Menú

Cardona, las bicis y las terrazas

Ahora llegó el alcalde Cardona con su piqueta, que también ha metido con mucho esmero en Vegueta, y se ha cargado la plazoleta y sus árboles para poner terrazas, que deben darle mucho dinero al Ayuntamiento

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, anda últimamente obsesionado con las terrazas y los carriles bicis, y al barrio de Guanarteme lo tiene patas arriba desde hace casi un año. La última víctima ha sido la Plazoleta de los Betancores, cuyo nombre oficial es Fray Junípero, pero que es ignorado popularmente. La plazoleta tiene de vida casi cien años, y sus árboles por ahí andan, y por esa zona se fue desarrollando Guanarteme, que tuvo unas guaguas de “José Luis Pérez” que cubrían los trayectos hasta El Rincón. Por allí empezaron a proliferar talleres, fábricas, y se convirtió en una gran arteria que va desde el Parque de Santa Catalina ahora hasta el Centro Comercial Las Arenas. La plazoleta es mucho más vieja incluso que la de Farray, y ambas tomaron el nombre de dos familias que tenían sus negocios por este lugar, los Betancor y los Farray.

Ahora llegó el alcalde Cardona con su piqueta, que también ha metido con mucho esmero en Vegueta, y se ha cargado la plazoleta y sus árboles para poner terrazas, que deben darle mucho dinero al Ayuntamiento, y entre terrazas y carriles bicis el maremagnun y los peligros del barrio van creciendo paulatinamente. El otro día se formó una enorme retención de coches al pararse uno a la altura de la calle Pascal en plan Esperanza Aguirre, y hace poco una señora de edad que cruzaba la calle Fernando Guanarteme a la altura de Galileo, se llevó un golpe de una bicicleta que venía desde Oloff Palme, y es que los peatones se despistan y no miran para los dos carriles de bici, al estar acostumbrados a que los coches vengan en una sola dirección precisamente desde Farray hacia El Rincón y no se fijan hacia el otro lado por donde puede venir una bicicleta y darles un buen tortazo.

Con la plazoleta también van desaparecer los tres laureles de indias con más de ochenta años de vida, y el proyecto es dejar una plaza en donde irán terrazas, cosa que los vecinos han protestado,  pero sólo han tenido derecho al pataleo. La viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Inmaculada Medina, ha protestado y se ha reunido con los vecinos, denunciando la decisión del alcalde, insistiendo en que todo radica en el interés de Cardona de llenar de terrazas y sillas toda la ciudad, al margen por su vocación inusitada por los carriles de bici que en algunos casos son contraproducentes y un peligro, especialmente para las personas mayores. Debe ser que su súbita afición por los carriles de bicis es que le trae recuerdos de las pistas del Canódromo en donde corrían los galgos y en donde creo que una vez se ganó una cuadrupleta. Lo cierto es que los vecinos no fueron informados previamente, sino que se encontraron una mañana con los obreros que ya comenzaron a desmantelar la plaza, además llena de policías por si algún ciudadano protestaba mucho.

Y encima ahora Cardona, que ha separado por colores las zonas de la ciudad para el alumbrado navideño, le ha otorgado a mi barrio de Guanarteme/Las Canteras el color azul, ni que uno fuera falangista, y sin embargo el rojo que es mi preferido se lo ha dado para la zona Comercial de Triana y Arenales, el blanco para Vegueta, San Cristóbal, San Juan y Hoya de la Plata y el verde para Siete Palmas, La Minilla, Tamaraceite, San Lorenzo y Ciudad Alta. Seguro que la Asociación de Fusilados de San Lorenzo hubiesen preferido también el rojo para su barrio, que era antes del golpe de estado de Franco y la consiguiente guerra civil, municipio colindante con Las Palmas de Gran Canaria.

Ya ven que hoy no les hablo ni de Artur Mas ni de Mariano Rajoy, ni tampoco de España y Cataluña. La verdad es que ya cansan unos y otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha