eldiario.es

Menú

Tenerife lleva 30 años reclamando la devolución de la Momia Guanche

SE EXHIBE EN EL MUSEO DE ANTROPOLOGÍA DE MADRID DESDE 1771

- PUBLICIDAD -

Ayuntamientos y Comunidades Autónomas reclaman al Ministerio de Cultura el traslado definitivo o la cesión temporal de al menos diez obras de arte, asignadas a Museos Estatales, que consideran propias y que por avatares de la historia se encuentran, a su juicio, "deslocalizadas".

Es el caso de obras muy conocidas como el Guernica de Picasso o la Dama de Elche, pero también de otras más "modestas", señas de identidad para quienes las reivindican.

Como la Dama de Baza (Granada), el Vaso Ibérico de los Guerreros (Archena-Murcia), los Bous de Costitx (Mallorca), la Momia Guanche (Tenerife), El Calvario de Juan de Juni (Ciudad Rodrigo-Salamanca), o las Falcatas Ibéricas (Illora-Granada).

La lámina de plomo de origen íbero hallada en el Pujol del Gasset (Castellón) y un sarcófago paleocristiano hallado en Berja (Almería), completan la relación facilitada por el Ministerio de Cultura de piezas cuya devolución ha sido solicitada por comunidades autónomas o ayuntamientos.

Todas ellas forman parte de las colecciones estables de los museos nacionales de Antropología, de Escultura, Arqueológico y centro de Arte Reina Sofía.

Son peticiones algunas muy antiguas, pero que han recobrado actualidad tras el traslado de los papeles del Archivo de Salamanca a Cataluña y el regreso de la supuesta Tizona del Cid a Burgos, por vías muy distintas.

Los papeles de Salamanca regresaron a Cataluña en enero de 2005, diez años después del reconocimiento por parte del Gobierno de Felipe González en 1995, de que se produjo una incautación de documentación a la Generalitat durante la Guerra Civil. Una segunda entrega de los legajos ha sido reivindicada aún esta semana por la Generalitat y la Comisión de la Dignidad.

La Tizona del Cid fue adquirida recientemente por la Junta de Castilla y León a un particular y trasladada a Burgos. Según el Ministerio de Cultura no se trata de la verdadera espada del Cid, de acuerdo con los análisis técnicos de que disponen sobre esa pieza, que se exhibía en el Museo Arqueológico.

Hay otros bienes, de cuya reclamación el Ministerio afirma no tener constancia porque las peticiones se han hecho directamente a museos, o en declaraciones a los medios de comunicación.

5.055 préstamos de bienes culturales en 2006

Las reclamaciones se estudian partiendo "de la defensa de la titularidad estatal y la posesión legal por parte de un museo", explica el subdirector general de Museos Estatales, Santiago Palomero.

Se trata de bienes de titularidad pública, del Estado español, por lo que "su sitio son las instituciones estatales, donde están bien conservados, para el disfrute de todo el mundo y con los mismos precios para todo el mundo".

No obstante, el Ministerio de Cultura practica "una política abierta a la colaboración con las administraciones autonómicas y locales", autorizando préstamos temporales de los bienes, siempre que cumplan los requisitos de conservación y seguridad de las piezas y que el préstamo forme parte de un proyecto concreto que lo justifique.

Fruto de esta colaboración, afirma Palomero, en 2006 se han registrado 5.055 préstamos de bienes culturales a diversas entidades públicas de toda España, entre los que destaca la cesión de la Dama de Elche por seis meses al ayuntamiento de aquella ciudad.

El subdirector general constata que el número de reclamaciones al Ministerio de Cultura es pequeño y en la actualidad "no hay ningún contencioso importante, sólo pequeños problemas por razones espúreas".

Culto a la pieza

Los responsables de los museos "no estamos preocupados por pequeños problemas de celos. Es la historia la que mueve las piezas de lugar", considera.

Y como profesional, afirma: "no entiendo el culto a la pieza. Lo importante es contextualizarla, que el público aprenda y entienda su significado".

Propone para ello "teatralizar" los museos. Es decir, utilizar reproducciones "que actualmente son tan perfectas que no se diferencian. El público es el depositario, hay que informarle de la verdad, de dónde está el original y dónde la copia, pero lo que realmente importa es que entienda la obra".

Son los "efectos especiales", cada día más utilizados en Museología, que permiten explicar una pieza. "No me importaría ir al Museo de Elche y ver una reproducción de la Dama repintada entera, como era el original, sabiendo que la obra está en el Arqueológico".

"Es más importante la difusión bien hecha en los nuevos museos que tener piezas originales, que si no las explicas, no significan tanto", añade.

Damas, toros y momias

Entre las obras reclamadas cabe destacar La Dama de Baza, una pieza de piedra policromada del finales del s.V o inicios del IV a.C., descubierta en 1971 en unas excavaciones en esa localidad. Se encuentra situada en el Museo Arqueológico junto a la Dama de Elche, un busto ibérico descubierto hace 110 años en Alcudia, y que por primera vez viajó en 2006 a Elche, en virtud de un préstamo de seis meses al ayuntamiento de esa localidad.

En ese Museo se encuentran los Bous de Costitx unos bronces de la época pretalayótica (1.400 a.C) que reproducen las cabezas de dos toros. Una proposición no de ley aprobada en el Congreso instó en 2005 al Gobierno a depositarlos de forma permanente en el Museo de Mallorca.

Desde 1976 el Cabildo de Tenerife reclama la devolución a la isla de una Momia Guanche que se exhibe en el Museo de Antropología de Madrid desde 1771 y que se cree que corresponde a un varón adulto datado entre los siglos XI y XIII.

También le corresponde discernir al Ministerio de Cultura sobre la petición de instituciones y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Ciudad Rodrigo, desde 1998, para recuperar el grupo escultórico el Calvario de Juan de Juni, asignado al Museo Nacional de Escultura, que fue comprado en 1997 por el Ministerio de Cultura y trasladado a Valladolid para su restauración.

Y sobre el Guernica de Picasso, hasta siete veces la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ha explicado en el Congreso de los Diputados que, según los técnicos, la fragilidad del lienzo desaconseja moverlo de su actual ubicación en el Centro de Arte Reina Sofía, en respuesta a varias peticiones de las instituciones vascas desde que el cuadro llegó a España en 1981.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha