eldiario.es

Menú

Merkel apuesta por "ir paso a paso" y lograr un acuerdo seguro

MADRID

- "¿Dónde está la implementación de las medidas diseñadas hace mucho tiempo?", se pregunta Draghi

- PUBLICIDAD -

- "¿Dónde está la implementación de las medidas diseñadas hace mucho tiempo?", se pregunta Draghi

MADRID, 18 (OTR/PRESS)

"Hay que ir paso a paso y no pretender contar con fuerzas que no se tienen para lograr un resultado rápido que no funcionaría". Es la receta de Angela Merkel, canciller alemana, para resolver el problema de la crisis de deuda. Mientras ella reclama calma, el Banco Central Europeo (BCE) pide celeridad, al menos, para poner en marcha los acuerdos que los líderes políticos adoptaron en las cumbres europeas, sobre todo, los que atañen al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). "¿Dónde está la implementación de las medidas diseñadas hace mucho tiempo?", se preguntó este viernes Mario Draghi, presidente de la entidad.

Merkel aboga por no asumir poderes con los que, en realidad, no se cuenta: "Hay que ir paso a paso y no pretender contar con fuerzas que no se tienen para lograr un resultado rápido que no funcionaría. Pienso que se gana en credibilidad cuando se utilizan los poderes con los que se cuenta", afirmó este viernes, en una rueda de prensa conjunta con David Cameron, primer ministro británico.

Los mandatarios se reunieron en Berlín para acercar posturas en el terreno económico, pero no lo consiguieron. Mientras la canciller opta por actuar con prudencia, el inglés reclama "medidas decisivas" para resolver la crisis de deuda soberana, incluyendo "el 'bazooka'" del BCE, es decir, que la entidad compre bonos de los países con problemas para atajar el acoso de los inversores: "Se trata de un arma poderosa".

El 'premier' piensa que "es necesario un cortafuegos decisivo y creíble", aunque el Bundesbank (el Banco de Alemania) no esté de acuerdo. Guido Westerwelle, titular de Exteriores germano, respaldó la postura en contra de la canciller en un artículo para el diario 'Financial Times': "Sería un error trascendental a largo plazo".

A su juicio, el 'bazooka' convertiría al euro en "una moneda despreciada" y desestabilizaría "aún más" a la eurozona: "La independencia y el firme compromiso del BCE con la estabilidad de precios son de suprema importancia para la economía de Europa". Los objetivos de la estabilización se conseguirían, a su juicio, a través de una buena gestión del presupuesto de los Estados miembros.

Desde su punto de vista, "para superar su debilidad, la eurozona necesita una mayor integración, a través de una gobernanza económica mayor y de reglas más firmes para el pacto de estabilidad. El desafío es conseguir esto sin dividir a la Unión Europea (UE)". El ministro sabe que "el cambio del tratado requerirá mucha voluntad", pero confía en su éxito.

Los dirigentes de Alemania y Reino Unido tampoco acercaron posturas sobre la imposición de una tasa a las transacciones financieras. Londres sigue queriendo que sea a nivel global y Berlín apuesta por ponerla en práctica sólo en la zona euro. "Es obvio que no estamos de acuerdo en cada aspecto de la política europea, pero tengo claro que podemos discutir y tratar sobre esas diferencias", subrayó Cameron.

DRAGHI PIDE LA "IMPLEMENTACIÓN URGENTE" DE LOS ACUERDOS

Mientras Merkel pide calma, Draghi mete prisa y reclama una "implementación urgente" de los acuerdos de los líderes de Gobierno, Economía y Finanzas de Europa. En un discurso en el Congreso Bancario Europeo, el presidente del BCE recordó que hace mas de un año y medio desde que se creó el FEEF como un paquete de apoyo financiero de 750.000 millones de euros.

Es más, también sacó a relucir que hace cuatro meses se decidió flexibilizarlo y elevar sus garantías, y que hace cuatro semanas los dirigentes acordaron apalancar sus recursos y declararon que el fondo estaba listo y operativo para garantizar la estabilidad financiera de la zona de la moneda común: "¿Dónde está la implementación de estas medidas diseñadas hace mucho tiempo?".

El banquero cree que el 'viejo continente' necesita una gobernanza económica "mucho más sólida": "Unas sólidas finanzas públicas y reformas estructurales, que establezcan las bases para la competitividad, el crecimiento sostenible y la creación de empleo, son dos elementos esenciales".

Además, Draghi defendió que la política monetaria debe ser continuista, dado su objetivo de mantener la estabilidad de precios en el medio plazo; coherente, en línea con su objetivo primordial, y creíble. El presidente destacó "la total independencia" del BCE y recalcó que ganar credibilidad es un proceso "largo y laborioso", aunque "mantenerla es un desafío permanente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha