eldiario.es

Menú

La 'fusión fría' en Bankia entrampa a una pyme canaria

NO RENOVÓ SUS PÓLIZAS DE BANCAJA POR DENUNCIAR UN SWAP DE LA CAJA

Un juzgado ha condenado a la entidad a devolver más de 100.000 euros a la empresa mientras otro ha dado curso a una querella por coacciones.

- PUBLICIDAD -

Las empresas canarias no solo están sometidas a los vaivenes descontrolados de la crisis especulativa mundial. También los caprichos del destino pueden poner contra las cuerdas cualquier cuenta de resultados.

Es el caso de una pyme canaria entrampada en la fusión fría de las cajas. El propietario de VS, una mercantil dedicada a la importación y exportación, nunca imaginó que su denuncia por un swap contra La Caja le fuese a provocar la no renovación de pólizas de Bancaja por parte de Bankia por valor de 600.000 euros. Y los perjuicios derivados a su negocio, calculados en unos 2,5 millones de euros, por figurar en el listado de morosos ASNEF "como método de presión impuesto por Bankia".

La pyme isleña se ha visto enredada en la confluencia de intereses de La Caja y Bancaja en Bankia. "Si una de las dos cajas se hubiese fusionado en Banca Cívica, por ejemplo, no me hubiese pasado nada de esto", explica, ya que cuando en 2008 firmó el típico producto tóxico financiero con La Caja como compensación al gestor de sus pólizas de 600.000 euros ni se le pasaba por la cabeza las consecuencias de su contrato de riesgo, anulado en enero de este año por un juez de Las Palmas de Gran Canaria por vicios en el consentimiento.

La sentencia favorable a esta pyme es una más de las cerca de 500 contabilizadas contra las entidades bancarias en España a la hora de vender este tipo de productos, pero con la particularidad de una querella paralela por coacciones y amenazas admitida a trámite por otro juzgado de LPGC, ya que tras la fusión en Bankia, desde la entidad de Rodrígo Rato se condicionó la renovación de las pólizas contratadas con Bancaja desde 2008 a la retirada de la denuncia de 2011 por el swap contra La Caja.

"El problema más grave ha sido la falta absoluta de interlocución válida con Bankia a raíz de la fusión", lamenta este empresario isleño, forzado durante tres años a responder ante La Caja del swap por 1,2 millones de euros hasta la anulación judicial del contrato en enero pasado, a la vez que comenzaba a operar con Bancaja antes de la fusión. "Ahora hemos tenido contactos, y parece que poco a poco regularizaremos un problema de comunicación entre ambos fuera del Juzgado, esperando poder dejar el pasado en "anecdótico", pasar página y seguir trabajando conjuntamente", comenta el representante de VS.

Pero lo cierto es que que cuando estalló la crisis financiera en 2009, La Caja decidió cancelar las posiciones de las pólizas de 600.000 euros, pero mantuvo el contrato de riesgo ya totalmente desfavorable a su cliente, con un coste trimestral a la pyme de 9.000 euros.

El cliente decidió buscar otras fuentes de financiación para su negocio y fue entonces cuando Bancaja le abrió sus puertas y pólizas, por el mismo valor de 600.000 euros, a partir de 2008, hasta que Bancaja y La Caja juntaron en 2011 sus destinos en Bankia y sentenciaron el de VS: no habría renovación de pólizas mientras mantuviera la denuncia por swap, le dijeron. Y la condición se ha cumplido tanto verbal como documentalmente.

Condenada a devolver más de 100.000 euros y pendiente de la vía penal y civil

El primer capítulo de este caso se ha escrito en la Juzgado de Primera Instancia número 2 de LPGC. La Caja de Canarias-Bankia SAU ha sido condenada a devolver algo más de 100.000 euros a la pyme por no informar al cliente diligentemente de las consecuencias del contrato de riesgo financiero suscrito en abril de 2008.

El magistrado Juan Avelló Formoso ha hecho constar tanto el carácter complejo del producto comercializado como el riesgo que su adquisición conllevaba, además de la condición de minorista del cliente y por tanto su falta de conocimiento del producto, también debido a la "nula actuación de la entidad demandada" para comprobar el perfil del cliente.

La enésima sentencia contra un entidad financiera por sus productos tóxicos en pleno inicio de la crisis especulativa incide en que la "información previa facilitada por La Caja al cliente fue escasa, confusa y un tanto engañosa en relación a la concreta finalidad y verdadera naturaleza del producto", tanto por sus características como por sus riesgos.

El hecho es que "se incumplió por el banco de forma manifiesta el genérico deber de diligencia y transparencia", ya que la pyme demandante entendía que al adquirir el producto "se cubría" frente a la eventual subida de tipos de interés.

La honradez del gestor de La Caja en explicar la comercialización supuso acreditar que se vendía contra subidas, y no contra las bajadas. Sucedió todo lo contrario: el swap firmado en 2008 por 1,2 millones de euros como "compensación" de unas pólizas de 600.000 euros contratadas en 2007 empezó a generar pérdidas a la pyme de 35.000 euros anuales.

Ahora queda pendiente la vía penal abierta en septiembre pasado contra un director de oficina de empresas de Bankia que ha heredado el caso del swap de La Caja relacionado con la no renovación de las posiciones en Bankia.

Las presuntas coacciones y amenazas al pequeño empresario han sido admitidas a trámite, al condicionar claramente el empleado de Bankia la continuidad de las pólizas a la retirada de la denuncia por el swap. "Nunca hemos querido hacerle daño al director ni a la banca, solo poder trabajar con el negocio como hasta la fecha", dicen desde VS.

Condiciones del mercado, política de empresa, coacciones y amenazas o como dice el representante de VS "mala comunicación" son las cuestiones pendientes de dilucidar por lo penal y civil. Lo cierto es que a VS la fusión fría lo ha dejado helado. Y con su empresa metida en una espiral de recortes y cancelaciones de pedidos que no solo es achacable a la crisis global. O si, si así se empiezan a considerar lo que son los productos tóxicos y las huídas hacia adelante del capitalismo financiero español. Tan limpio de polvo y paja.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha