eldiario.es

Menú

Frente Polisario y Marruecos volverán a negociar durante diciembre en Suiza

MOHAMED VI DESIGNA PRIMER MINISTRO AL NACIONALISTA EL FASSI

- PUBLICIDAD -

La tercera ronda de negociaciones sobre el Sáhara Occidental entre el Frente Polisario y Marruecos tendrá lugar en diciembre en Ginebra, indicó el movimiento independentista a la prensa de Argel. Por otro lado, el nuevo primer ministro de Marruecos es el secretario general del partido nacionalista Istiqlal, Abás el Fassi, que este miércoles fue designado para el cargo por el rey Mohamed VI, doce días después de la victoria de esa formación en los comicios legislativos.

El represente del Polisario en Argelia, Mohamed Yeslem Beisat, dijo que esa fecha es la "probable", aunque falta por precisar los días en que se celebrará el encuentro en la ciudad helvética. Beisat señaló que el representante del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Peter Van Walsum, ha propuesto dos tandas de negociaciones en Ginebra.

Las dos primeras reuniones directas entre los contendientes se celebraron en la localidad neoyorquina de Manhasset los días 18 y 19 de junio, y 10 y 11 de agosto pasados. En ambos encuentros las dos partes reiteraron sus posiciones contrarias sobre la autodeterminación de la población saharaui.

El Polisario solicita la celebración de un referéndum, en tanto que Marruecos mantiene su oferta de autonomía regional del territorio.

"Patriotismo y fidelidad"

Por otro lado, el nuevo primer ministro de Marruecos es el secretario general del partido nacionalista Istiqlal, Abás el Fassi, que este miércoles fue designado para el cargo por el rey Mohamed VI, doce días después de la victoria de esa formación en los comicios legislativos.

El Fassi, de 67 años, era ministro de Estado sin cartera en el Gobierno saliente del tecnócrata Dris Yetú y condujo a una victoria inesperada al histórico partido nacionalista marroquí en las elecciones del pasado 7 de septiembre, en las que se abstuvo de votar al menos el 63 por ciento del electorado. En esos comicios partía como favorito el Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD, islamista moderado), que se quedó en segundo lugar y que hizo saber la semana pasada que estaría dispuesto a participar, con condiciones, en el nuevo Gobierno de Marruecos.

En el comunicado de la Casa Real marroquí en el que este miércoles se anunció la designación de El Fassi se destacó el "patriotismo" y la "fidelidad" del nuevo jefe del Gobierno a "los valores y constantes sagradas de la Nación". El Fassi está considerado como hombre cercano al entorno de la casa real -el núcleo de poder conocido como majzén- y en su discurso habitual alude de modo especialmente reverente a la figura del monarca.

El rey -quien mantuvo la semana pasada audiencias con los líderes de seis partidos políticos con representación en la Cámara de Representantes- subrayó en ese comunicado que la designación de El Fasi "ilustra el firme compromiso real con las tradiciones democráticas consagradas". Mohamed VI declaró antes de las elecciones su intención de designar primer ministro entre las formaciones ganadoras de las elecciones, al contrario de lo que ocurrió en 2002, cuando eligió jefe de Gobierno a un político sin afiliación partidista.

Formación del Gobierno

El nuevo primer ministro, designado por el monarca en pleno período de Ramadán, deberá ahora componer el Gobierno marroquí y presentar la lista de sus ministros a Mohamed VI, que concentra en este país importantes prerrogativas ejecutivas y legislativas. Según la Constitución marroquí, en su artículo 24, "el rey nombra al primer ministro y, según la propuesta del primer ministro, nombra a los otros miembros del Gobierno".

El Istiqlal forma parte de la denominada kutla demokratía (bloque democrático) junto con la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) y el Partido del Progreso y el Socialismo (PPS) y el propio El Fassi declaró después de los comicios su disposición a repetir la coalición de cinco partidos que ha gobernado Marruecos desde 2002. El Fassi aseguró durante la campaña electoral que su partido está de acuerdo en que será necesario proceder a nuevas reformas de la Constitución -que reserva al rey una gran discrecionalidad en el ejercicio del poder ejecutivo y legislativo- pero advirtió de que éstas deberán hacerse con "tranquilidad" y mediante el consenso de las fuerzas políticas.

El Fassi y los otros líderes de los partidos de la kutla firmaron el pasado 22 de agosto un pacto por el que se comprometieron a adoptar una postura común ante la formación del nuevo ejecutivo. Además de ese acuerdo sobre el futuro Gobierno de Marruecos, los partidos de la kutla anunciaron la coordinación de sus posturas a todos los niveles, además de adoptar mecanismos de arbitraje para solucionar los problemas y las divergencias que pudieran surgir entre sus diferentes candidatos y militantes durante la campaña electoral.

Los partidos de la kutla democratía fracasaron después de las elecciones legislativas de 2002 en la coordinación de sus posturas para la formación del Gobierno, lo que permitió al monarca nombrar al tecnócrata sin filiación política Dris Yetú.

Incorporación del Sáhara, Ceuta y Melilla

Miembro de la Internacional Demócrata de Centro, y socio en ésta del Partido Popular español (PP), el Istiqlal ha desempeñado tradicionalmente un papel preponderante en la historia de Marruecos, con una destacada defensa de la unidad del país.

La unidad territorial, con la incorporación del Sáhara Occidental y la reivindicación de la soberanía de las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla -el Istiqlal llegó a pedir en 1990 la mediación del Papa para encontrar "salida" a las aspiraciones marroquíes sobre ellas- ha sido un elemento fundamental de la historia del partido

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha