eldiario.es

Menú

Treinta guerrilleros kurdos mueren en los bombardeos turcos

ANKARA AGOTA SU PACIENCIA A LA ESPERA DE UNA RESPUESTA DE BAGDAD

- PUBLICIDAD -

El Ejército turco bombardeó en las últimas horas supuestas bases del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) tanto en territorio turco como iraquí con el resultado de una treintena de muertos, según fuentes oficiales de ambos países.

Según informó el mando militar turco en su página web, un "gran grupo de terroristas" se estaba preparando para atacar el pasado martes a las 22.00 hora local (19.00 GMT) una base militar en la localidad de Semdinli, en la provincia de Hakkari, cerca de la frontera con Irak. El ejército disparó con tanques y artillería cuando los rebeldes trataron de huir al norte de Irak.

Por su parte, el vicegobernador de la provincia iraquí de Suleimaniya (noreste), Yutiar Nuri, explicó este jueves la aviación turca bombardeó algunos puntos del territorio iraquí, en busca de bases del PKK. Nuri dijo haber recibido la información de los propios habitantes de las montañas de Qandil, pero se negó a especificar el lugar exacto de los bombardeos.

Por su parte, el presidente turco, Abdullah Gül, aumentó este jueves la presión sobre Irak al afirmar que "la paciencia de Turquía se ha agotado", en espera del resultado de las conversaciones entre una delegación iraquí y las autoridades turcas en Ankara, aplazada hasta el viernes, sobre cómo actuar ante la guerrilla kurda. "El PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) está utilizando el territorio de Irak para atacar los intereses de Turquía. Irak no debería ser una fuente de amenaza para sus vecinos", aseguró Gül en una reunión de representantes de países ribereños del Mar Negro.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, abundó este jueves desde Bucarest en la determinación turca a emplear la fuerza al subrayar que es Ankara y no Washington quien tiene la última palabra para decidir una incursión en el norte de Irak. La secretaria estadounidense de Estado, Condoleezza Rice, "puede desear que Turquía no organice operaciones fuera de sus fronteras, pero la decisión nos pertenece", dijo Erdogan durante una visita a Rumanía.

Erdogan respondió así a una declaración de Rice en la que pedía contención a Turquía y expresaba que una operación militar de Ankara en el norte de Irak para contener a los guerrilleros kurdos no sería "beneficiosa" para la estabilidad regional.

Reunión a primera hora

Desde el pasado domingo el Ejército turco, que tiene unos 100.000 efectivos en la frontera con Irak, está bombardeando posiciones del PKK en el norte del país vecino, aunque todavía no se han producido incursiones a gran escala, lo que el Gobierno iraquí trata de evitar a toda costa.

Para tratar de buscar una salida diplomática, una delegación iraquí de alto nivel de ocho miembros llegó este jueves a Ankara para tratar de convencer a Turquía de que no lance una operación militar en el norte de Irak contra el PKK, que podría desestabilizar la región menos problemática de Irak. Fuentes turcas indicaron que la primera reunión entre ambos países se producirá el viernes a primera hora y que la comitiva iraquí podría abandonar Turquía la misma jornada.

El secretismo en torno al encuentro era absoluto y apenas ha trascendido información alguna sobre las negociaciones, aunque el ministro de Exteriores turco, Ali Babacan, advirtió recientemente en Bagdad de que "si la delegación iraquí no presenta propuestas concretas", el encuentro no dará resultados.

Ocho prisioneros

La tensión entre Turquía y el PKK ha aumentado después de un ataque atribuido a estos guerrilleros el domingo pasado en el sureste de Turquía en el que murieron 12 soldados, mientras que otros ocho soldados turcos estaban en manos de la guerrilla kurda. Esos militares turcos capturados por el PKK estarían en territorio turco, según fuentes de los separatistas kurdas, pero la mayoría de los analistas turcos consideran que su paradero está en el norte de Irak.

La subida del tono de las palabras de los dirigentes turcos se producía cuando su Ejército informó de que acabó con la vida de, al menos, una treintena de guerrilleros del PKK que preparaban una ataque contra una base militar en la localidad de Semdinli, en la provincia de Hakkari, cerca de la frontera con Irak. El Ejército turco repelió el ataque con tanques y artillería cuando los rebeldes trataban de huir al norte de Irak.

A su vez, el Estado Mayor turco reconoció en un comunicado oficial que ha calculado el número de rebeldes muertos "en base a informaciones recibidas de sus servicios secretos en la zona". En total, los guerrilleros del PKK abatidos en las últimas acciones de represalia del Ejército turco ascienden a más de 60.

Mientras tanto, todo indicaba que las acciones militares contra las posiciones del PKK en el norte de Irak continuaban, según los medios de comunicación turcos. Aviones de combate turcos y tropas terrestres han atacado en los últimos días objetivos del PKK en Irak en el marco de operativos de persecución de unidades rebeldes.

Según informaron fuentes oficiales turcas bajo la condición del anonimato, el Ejército se encuentra en la fase preparatoria de un operativo a gran escala en el país vecino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha