eldiario.es

Menú

Una cuarta parte de las gasolineras francesas no tiene combustible

PARÍS

Una de cada cuatro gasolineras de Francia no tenía combustible este domingo a raíz de la huelga en las refinerías contra el proyecto de ley de reforma de las pensiones, según ha reconocido Raymond Soubie, asesor del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

- PUBLICIDAD -

PARÍS, 24 (Reuters/EP)

Una de cada cuatro gasolineras de Francia no tenía combustible este domingo a raíz de la huelga en las refinerías contra el proyecto de ley de reforma de las pensiones, según ha reconocido Raymond Soubie, asesor del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"Es un problema logístico muy grave", afirmó Soubie en declaraciones a la radio Europe 1, al tiempo que alertó de que la escasez de combustible podría afectar especialmente a las regiones turísticas como la Bretaña, Loira-Atlántico o Auvernia.

En cualquier caso, se mostró optimista a medio plazo. "La situación no va a empeorar, sino que mejorará muy gradualmente", apostilló. El Gobierno espera que el inicio de doce días de vacaciones escolares suavice las protestas y propicie una normalización progresiva de la situación.

La principal refinería del noroeste, ubicada en Donges, continúa bloqueada por los manifestantes, lo que impide que se envíe combustible a toda la región. También en el sur, en Marsella, la huelga de los estibadores también impide el desembarco de crudo a través del puerto.

Este mismo fin de semana los trabajadores de dos refinerías han votado a favor de seguir con la huelga durante la semana próxima. Los huelguistas de las demás plantas deberán decidir en los próximos días si continúan con las protestas, explicó un miembro del comité de empresa de Total, Charles Foulard, perteneciente al principal sindicato francés, la Confederación General del Trabajo (CGT). "La movilización continúa. Todo será debatido por los trabajdores y dependerá de su movilización", apuntó.

La situación y las protestas ya se han traducido una reducción del apoyo a Sarkozy en las protestas, a pesar de su postura de fuerza. Dos tercios de los franceses se oponen a la reforma de las pensiones, que suma dos años a los necesarios para recibir la pensión mínima y también retrasa dos años a la edad mínima para recibir la pensión íntegra.

El sondeo de la empresa Ifop, publicada por 'Le Jounal du Dimanche' revela también un descenso de dos puntos, hasta el 29 por ciento, de la popularidad de Sarkozy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha