eldiario.es

Menú

El ex presidente nigeriano Olusegun Obasanjo no descarta intervención militar

MADRID

El ex presidente de Nigeria Olusegun Obasanjo se ha mostrado optimista ante la posibilidad de solucionar la crisis de Gobierno en Costa de Marfil, pero ha advertido de que ello podría conllevar una intervención militar para forzar al presidente en funciones, Laurent Gbagbo, a ceder el poder al mandatario electo, Alassane Ouattara.

- PUBLICIDAD -

ABIYÁN, 10 (Reuters/EP)

El ex presidente de Nigeria Olusegun Obasanjo se ha mostrado optimista ante la posibilidad de solucionar la crisis de Gobierno en Costa de Marfil, pero ha advertido de que ello podría conllevar una intervención militar para forzar al presidente en funciones, Laurent Gbagbo, a ceder el poder al mandatario electo, Alassane Ouattara.

"Mi propia exploración sigue siendo positiva y en ese sentido soy optimista", dijo Obasanjo en alusión a una eventual resolución del conflicto marfileño, después de entrevistarse el domingo con ambos líderes en el marco de una misión diplomática auspiciada por Nigeria para rebajar la tensión.

El ex dirigente viajó a Abiyán al margen de la misión de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Unión Africana (UA), integrada por Los presidentes de Benin, Boni Yayi, Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, Cabo Verde, Pedro Pires, y por el primer ministro de Kenia, Raila Odinga.

Por su parte, el presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, quien también lidera la CEDEAO, ya ha advertido de que el grupo regional podría movilizar a sus tropas, conocidas como ECOMOG, para obligar a Gbagbo a abandonar la Presidencia en favor de Ouattara, legítimo vencedor de las elecciones del pasado 28 de noviembre.

En esta línea, Obasanjo apuntó que aunque la solución militar es el último recurso para resolver la situación, ya que podría desencadenar una nueva guerra civil en Costa Marfil, será necesario acudir al uso de la fuerza en el caso de que Gbagbo se niegue a ceder la vara de mando. "Cuando tienes un problema debes considerar todas las posibles soluciones", aseveró.

Desde que se desatara la violencia postelectoral, al menos 210 personas han muerto --14 de ellas en varios enfrentamientos interétnicos ocurridos en los últimos días-- y unas 18.000 han decidido abandonar el país por el temor de que estalle un nuevo conflicto según cifras de Naciones Unidas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha