eldiario.es

Menú

El primer ministro etíope estaba enfermo desde hace un año

MADRID

El primer ministro de Etiopía, Meles Zenawi, llevaba un año luchando contra una enfermedad pero finalmente falleció este lunes por la noche a los 57 años de edad, según ha informado un portavoz del Gobierno, quien también ha asegurado que la situación del país es estable.

- PUBLICIDAD -

ADIS ABEBA, 21 (Reuters/EP)

Mujer Con Obesidad

Mujer Con Obesidad

El primer ministro de Etiopía, Meles Zenawi, llevaba un año luchando contra una enfermedad pero finalmente falleció este lunes por la noche a los 57 años de edad, según ha informado un portavoz del Gobierno, quien también ha asegurado que la situación del país es estable.

"Estar enfermo es humano y él ha estado luchando durante el último año para intentar estar sano", ha declarado el portavoz, Bereket Simon, a un grupo de periodistas en la capital etíope, Adis Abeba.

"Cumplió sus promesas diligentemente; la enfermedad nunca fue un obstáculo", ha destacado Simon, que ha añadido que la familia de Meles estaba con él cuando murió.

Previamente, los medios de comunicación estatales habían dicho que el primer ministro había fallecido a causa de una "infección repentina". "Los últimos dos meses había estado recuperándose en un hospital extranjero, pero murió de una infección repentina a las 23.40 horas", ha dicho la televisión estatal.

El viceprimer ministro, Hailemariam Desalegn, ocupará el cargo de forma interina. El portavoz del Gobierno ha destacado que Etiopía es un país estable que seguirá el camino trazado por Meles. "Les aseguro que todo está estable y que se continuará según la pauta dictada por el primer ministro", ha dicho.

RUMORES SOBRE SU SALUD

Meles, que presidía el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (la coalición gobernante que antes era un grupo rebelde), llevaba sin aparecer en público varias semanas. Hace un mes, el Gobierno explicó que se había tomado un descanso para recuperarse de una enfermedad, aunque no detallo cuál.

Los rumores sobre la salud del antiguo líder guerrillero, en el poder desde 1991, se desataron al no acudir a la cumbre de la Unión Africana que se celebró el pasado mes de julio en Adis Abeba.

Tras la guerra civil (1974-1991) y el fin del régimen militar de Mengistu Haile Mariam, Meles se convirtió en presidente de Etiopía y lo fue hasta 1995, año en que asumió el cargo de primer ministro. Durante el tiempo que estuvo en el poder, convirtió a su país en un actor clave en la región en asuntos de seguridad.

Sus fuerzas, consideradas las más fuertes del continente africano, han entrado en Somalia en dos ocasiones para luchar contra milicianos islamistas, ganándose así los elogios de los países occidentales por apoyar su lucha contra grupos vinculados con Al Qaeda.

Meles ha sido aplaudido por promover el crecimiento de la economía etíope y mediar en varias disputas entre países africanos, por ejemplo entre Sudán y Sudán del Sur.

Sin embargo, varias organizaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos lo acusaban de no tolerar la disidencia, y las autoridades se han servido de una ley antiterrorista de 2009 para detener a varias figuras de la oposición y periodistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha