eldiario.es

Menú

RECORRIENDO HELSINKI: ARKADIA INTERNATIONAL BOOKSHOP

El verano ya está tocando a la puerta y, se supone, hay una legión de ansiosos viajeros visitando las agencias de viaje virtuales y/o reales, en busca de la escapada perfecta. Luego queda llegar al escenario escogido y empezar a andar, ya sea de la mano de un avezado guía o dejándose llevar por el plano o GPS virtual.

- PUBLICIDAD -

Y ahora, antes de que piense que se han equivocado de sección, les diré que están en el blog de literatura del periódico y que, por una vez, no les voy a hablar de libros, sino de una librería.

Dicho local -que debería formar parte de toda guía de viajes que se precie de la ciudad de Helsinki, en vez de recurrir a los manidos caminos de siempre- representa un viaje al pasado, a un momento donde las librerías eran algo más que un sitio en donde comprar libros.

Arkadia International Bookshop se ha convertido, por mérito propio y por la labor de sus propietarios, Liisa e Ian Bourgeot, en un centro cultural que reúne a todas aquellas personas con inquietudes artísticas, divulgativas, emprendedoras y dinamizadoras de Finlandia.

Entre sus paredes uno no solo encuentra miles de libros en todos los idiomas imaginables, sino un espacio multicultural en donde se celebran conciertos, mesas redondas, presentaciones, debates, talleres, cursos, exposiciones y cualquier otra forma de expresión cultural y/o comunicativa que sirva para enriquecer, formativamente hablando, a las personas.

Hay momentos en los que Arkadia recuerda a las librerías de principios del siglo XX que llenaban las calles de ciudades, tales como París, Londres, Barcelona o Madrid, lugares en donde la modernidad luchaba por abrirse camino frente al pasado, y donde distintos puntos de vista, expresados en distintos idiomas, alzaban la voz al unísono.

Lo mejor de todo es que uno puede ir a Arkadia sin mayor pretensión que la de disfrutar con un buen libro. Los dueños no solo piden que abras cajas y leas, sino que cuentes tus experiencias, que compartas con el resto aquellas cosas que son importantes para ti. Y sin que el afán mercantilista estropee la atmósfera.

No negaré que, en un ambiente como éste, uno acaba por comprar uno o más libros. Como ejemplo, les diré que yo, esta semana, me he comprado seis, pero bien es cierto que los precios son mucho más asequibles que en una librería al uso, dado que en Arkadia se vende libros antiguos, descatalogados y de segunda mano.

Aunque no lo crean, no solo de libros vive el hombre, por lo que Arkadia ofrece té, café y hasta galletitas para todos aquellos que llegan hasta su umbral. Si a eso le sumamos un ambiente familiar, con bebita y mascota perruna incluidas, unos sofás comodísimos, una relajante selección musical, una mesa de billar, un futbolín, una serpiente que se pasa el día durmiendo, una sala de exposiciones, e, incluso, una capilla para los más religiosos, entenderán por qué considero que todos los que disfrutamos con un libro entre las manos deberían conocer la existencia de este refugio en medio de una gran ciudad.

Para más información, les recomiendo que visiten la página www.arkadiabookshop.fi o www.facebook.com/arkadiainternationalbookshop

© foursquare, 2015

Agradezco a Eduardo Serradilla Sanchis sus ideas para la redacción de esta reseña. 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha