eldiario.es

Menú

Zapatero llamará a los sindicatos cuando haya nuevo ministro de Trabajo

MADRID

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado que llamará a los sindicatos después de nombrar un nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, hacia mediados de octubre, aunque ha añadido que también esperará que a que CCOO y UGT envíen "alguna señal".

- PUBLICIDAD -

MADRID, 01 (EUROPA PRESS)

Primer plano de José Luis Rodríguez Zapatero

Primer plano de José Luis Rodríguez Zapatero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado que llamará a los sindicatos después de nombrar un nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, hacia mediados de octubre, aunque ha añadido que también esperará que a que CCOO y UGT envíen "alguna señal".

"No les he llamado aún, pero tenemos que dejar que las aguas se serenen un poco después de la convocatoria de la huelga general (...) Debo nombrar un nuevo ministro a mediados de octubre y ese será el momento en el que empezaremos a trabajar en los temas que hay encima de la mesa", ha señalado Zapatero en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que hay una agenda de reformas sociolaborales por delante, que habrá que "ir desbrozando el camino poco a poco", entre las que ha citado las reformas de las pensiones, de la política energética y de la política industrial. "Hay un amplio campo donde los sindicatos van a ser convocados al diálogo", ha dicho.

Zapatero ha señalado que se debe trabajar con "prudencia" para "no levantar expectativas" y ha indicado que leerá "con atención" la propuesta conjunta que están elaborando CC.OO. y UGT tras la huelga.

El presidente ha dejado claro que no cambiará la reforma laboral, que es una ley aprobada, y que, según ha destacado, evitará una nueva "sangría del paro" si llega otra crisis, ayudará a crear empleo cuando la economía crezca "lo mínimo necesario" y contribuirá "sin duda" a crear más empleo estable.

"Lo que el Gobierno ha dicho y reitero es que las opciones fundamentales de nuestra política económica y de reformas se van a mantener porque son, no sólo necesarias, sino imprescindibles para el país", ha explicado Zapatero, que ha añadido que aunque las reformas emprendidas son "duras y difíciles", contribuirán a la estabilidad de las cuentas públicas "ante el mundo" y ayudarán a la recuperación económica que, en todo caso, será "lenta" y donde la principal preocupación es la tasa de paro.

El presidente ha afirmado que respeta la posición de los sindicatos, pero "no puedo entender que alguien sea partidario de dejar el marco laboral tal y como estaba". "Aquí todo el mundo habla de reformas pero cuando el Gobierno se pone y las hace la mayoría de los grupos políticos, especialmente el PP, se llama a andadas. Lo que denuncio es la falta de coherencia, de compromiso y la irresponsabilidad del principal partido de la oposición", ha reprochado.

Respecto a si ha decidido ya la persona que sustituirá a Celestino Corbacho al frente del Ministerio de Trabajo, Zapatero ha asegurado que está "perfilando" el nombre entre varias posibilidades, y aunque no ha dado ninguno, sí ha precisado que tendrá un "perfil político" y que espera que tenga, ante todo, una ambición "renovadora" para mejorar los servicios públicos de empleo.

"VIVÍ LA HUELGA CON PREOCUPACIÓN".

Preguntado por cómo vivió la huelga general del pasado miércoles, el presidente ha respondido que "con preocupación y con sentido de responsabilidad y esperando que el día transcurriera con normalidad". También ha dicho que lo vivió con ganas de explicar por qué el Gobierno está adoptando esta política a los militantes de los sindicatos y especialmente a los de UGT, entre los que él mismo se cuenta.

"La huelga general, más allá del alcance que tuvo, es expresión del malestar e inquietud con el Gobierno ante una crisis muy grave, que ha generado un alto nivel de paro. Quien es gobernante debe de asumirlo, pero la responsabilidad del gobernante es doble: garantizar al máximo la protección social y hacer las reformas para que la economía sea pujante", ha comentado.

Respecto a cómo evolucionará el paro en septiembre, dato que se conocerá el próximo lunes, el presidente ha insinuado que se registrará un nuevo aumento del desempleo, ya que septiembre suele ser un mes en el que el paro sube.

LA REFORMA DE PENSIONES "ACONSEJA UN GRAN ACUERDO".

El presidente ha reiterado que, dentro de la reforma de las pensiones, una opción que el Gobierno ha puesto sobre la mesa es la de ampliar la edad legal de jubilación a los 67 años, aunque no ha cerrado a escuchar otras ideas.

"Estoy dispuesto a explicar e intentar convencer de que ampliar la edad de jubilación es una buena fórmula y estoy dispuesto a escuchar otras fórmulas (...). Una alternativa clara, entendible, que se puede hacer poco a poco, es la de la retrasar la edad de jubilación", ha indicado.

Para Zapatero, todo lo que afecta al sistema de pensiones "aconseja un gran acuerdo". "Deseo que las pensiones de los trabajadores tengan el acuerdo de los trabajadores, y eso nos va a exigir un nuevo esfuerzo por ambas partes", ha reconocido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha