eldiario.es

Menú

Candelaria, kilómetro cero de los caminos marianos de Tenerife

CAMPLLONG

(Esta nota corrige y amplia la anterior con el mismo titular, disculpen las molestias)

- PUBLICIDAD -

(Esta nota corrige y amplia la anterior con el mismo titular, disculpen las molestias)

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 13 (EUROPA PRESS)

Si la ciudad de La Laguna, como capital real de Tenerife en el siglo XVI , marca el kilómetro cero de todos los caminos de la isla, el municipio Candelaria, pocas décadas después de la Conquista de Alonso Fernández de Lugo, fijó el kilómetro cero donde convergen todos los caminos marianos de Tenerife.

Así lo ha explicado el 'buscador de topónimos', Miguel Pérez, cuya investigación en documentos y recorriendo los senderos de Nivaria ha concretado un mapa de los caminos más antiguos de la isla que han sido testigos de la peregrinación hasta Candelaria de fieles y devotos que han llevado a la concepción de Candelaria como la meta de la peregrinación y el kilómetro cero del regreso a casa de los fieles.

"Este camino, y a pocos decenios de la conquista de la isla, ya está documentado. Es el camino que unía la capital social, política y religiosa, con el símbolo, el hito religioso que era Candelaria".

Este primer camino ---declarado Bien de Interés Cultural como Sitio Histórico-- une la antigua ciudad de los Adelantados con la Villa Mariana pasando por Igueste de Candelaria. "Fernández de Lugo vio claramente que la conquista de la isla sería empleando más la Cruz que la espada", apunta.

"Así cuando se conquistó Tenerife, ya los guanches tenían como propia la Virgen de Candelaria, entonces, fue muy fácil tenerles de ayuda para el resto de la conquista que no tenían tan asumido esta imagen tan realista y tan ajena a los símbolos de los guanches", argumenta este senderista que ha colaborado con Grafcan.

"Tuvo que sorprender --continúa-_ encontrar una imagen tan parecida a una persona. Ellos la adoran como la diosa madre y la tienen como suya. Aparece en el valle de Güímar en el Socorro. Entonces hasta el mencey Bencomo (La Orotava), el más importante entonces de la isla, va a verla. El Mencey de Güímar se la ofrece pero Bencomo dice que debe permanecer donde apareció. Este camino se hace sobre todo para peregrinación". Esta primera vía, según Miguel Pérez no se ha impulsado "suficiente" para el senderismo, ni desde punto de vista social, económico o turístico.

"El segundo camino más importante en el siglo XVI era el de La Orotava --Los Realejos y La Guancha-- para venir a Candelaria". Subía a la cumbre, a 2.000 metros. El otro camino es el que une todo Acentejo oriental con Candelaria --incluye los municipios de La Matanza, el Sauzal y Tacoronte-- y pasa por Las Lagunetas, "subía a la cumbre y bajaba". "Este camino empataba en Igueste con el camino viejo de La Laguna".

"También había un camino que venía desde Puerto de La Cruz, la Florida y demás se unía con Pino Alto y que se dejó de usar hace más de cien años, pero es el camino actual de los peregrinos de Santa Úrsula", expone Pérez. "Este camino es muy interesante porque no hace falta llegar a tanta altitud como el de La Orotava, apenas pasa los 1.700 metros de altitud, es más recto, va por una zona de laurisilva que es más húmeda, y por tanto hay menor riesgo de incendio y podría arrastrar a casi todos los peregrinos del norte de la isla" explica.

"Hay un camino que se perdió hace tiempo y que usaban los que venían por la cumbre desde el oeste de la isla --Guia de Isora, Santiago del Teide, Adeje y Buenavista--". Este discurría desde la zona de Siete Fuentes pasando por el sur del valle de Güímar para unirse con el camino real del sur o llegar a la orilla del mar. "Es desde cerca de Izaña y bajaba hasta Güímar por la ladera de Anocheza" precisa.

"Nos queda otro camino que no tiene como hito el kilómetro cero en Candelaria que era el Camino Real del Sur no va por la orilla del mar, sino por las Eras. Este camino tocaba sólo en dos puntos junto al mar: Candelaria y Las Eras (originariamente las Ceras). "Habría como dos partes que es Candelaria-Santa Cruz y otro Candelaria-Sur, pero no se puede decir realmente que es un camino mariano", concluye Miguel Pérez.

CADA CASA SU CAMINO

Otro de los datos que aporta este buscador de topónimos es que cada casa y cada señor tenía un camino propio con lo que "había miles de caminos" que llevaban hasta Candelaria. Pérez, nacido en Adeje, reconoce el esfuerzo del Ayuntamiento de Candelaria, el área de Medio Ambiente y Paisaje del Cabildo de Tenerife, la Federación Tinerfeña de Montañismo y los grupos montañeros que ofrecen guías voluntarios por recuperar los caminos marianos.

Mención especial merecen en esta labor el padre dominico Jesús Mendoza y el profesor de Geografia de la ULL, Vicente Zapata, con sus alumnos de turismo para dar a conocer e investigar el camino como recurso turístico, económico y social.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha