eldiario.es

Menú

El Congreso aprueba tramitar el Estatuto canario con el rechazo del PP

LA REFORMA DEL TEXTO RECIBE EL APOYO DE 176 DIPUTADOS

- PUBLICIDAD -

El Pleno del Congreso de los Diputados, a excepción del Partido Popular (PP), votó este martes a favor de iniciar la tramitación de la propuesta de reforma del Estatuto canario, en cuyo texto los partidos nacionalistas no permitirán incluir cambios que puedan rebajar las cotas de autogobierno respaldadas por el Parlamento autonómico. La votación para la toma en consideración del proyecto de reforma del Estatuto canario, que resultó con 176 votos a favor y 126 en contra, puso de manifiesto un nuevo caso de división entre PSOE y PP, cuya diputada María Mercedes Roldós afirmó que se trata de un texto "inconstitucional".

El proyecto de nuevo Estatuto se registró en la Cámara Baja en septiembre del año pasado y hasta este martes no se había adelantado nada en la fase de tramitación. Superado el debate de toma en consideración, comenzará el plazo de presentación de enmiendas y, acto seguido, la remisión del texto a la Comisión Constitucional del Congreso.

Tanto el PSOE en Canarias (PSC), como CC y el Grupo Mixto en el Parlamento autonómico advirtieron de que no aceptarán durante el proceso de negociación parlamentaria de la reforma cambios que rebajen el texto tal cual está redactado. Así lo expresaron en la sesión de la mañana el presidente del grupo socialista en Canarias, Juan Carlos Alemán; el portavoz de CC en el Parlamento de las Islas, José Miguel González; y su homóloga del Grupo Mixto, María Isabel Déniz.

Alemán expresó su respeto a las "competencias" del Congreso y del Senado durante la tramitación y alertó de que un posible acuerdo PSOE-PP no debe desembocar en un "mal Estatuto". González recalcó que el texto es "plenamente constitucional" y advirtió que rebajar la reforma podría generar "frustración" en la sociedad canaria, mientras que Déniz avisó: "No queremos que una vez más se humille a los canarios presentando un Estatuto más descafeinado".

Constitucionalidad y consenso

Tras el receso, ya en sesión de tarde, intervino la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien destacó la "constitucionalidad" del proyecto canario y la necesidad de obtener consenso. Consideró que resultaría "anormal" rechazar de plano el texto y, en una fase posterior de su discurso, manifestó que la propuesta del Parlamento canario certifica un "contumaz" impulso reformador para descrédito de los "agoreros", dijo, que vaticinaron la "desmembración de España".

Roldós, además de declarar la inconstitucionalidad del texto, manifestó que "ha habido una voluntad clara y decidida de impedir el consenso" debido a la elaboración de un nuevo Estatuto "excluyente y partidista". A continuación llegó el turno de los grupos minoritarios (CiU, ERC, PNV, IU-ICV y Mixto, además de CC) y el hemiciclo se quedó entonces prácticamente vacío, menos en la tribuna de invitados, desde donde asistieron al debate una delegación del Gobierno y el Parlamento canarios encabezada por el jefe del Ejecutivo autonómico, Adán Martín.

Tanto el diputado de CiU Jordi Xuclá como el de ERC Joan Tardá expresaron su apoyo a la tramitación del nuevo Estatuto canario. Pero también aprovecharon la ocasión para acusar al PP de apoyar en el Estatuto andaluz 14 artículos que mantiene recurrido ante el Tribunal Constitucional.

También manifestaron su apoyo el representante del PNV Aitor Esteban y el de IU-ICV Joan Herrera, si bien éste último opinó que al texto canario le falta recorrido en materia de derechos sociales y de protección medioambiental.

Críticas a la ausencia de diputados

El portavoz de Coalición Canaria-Nueva Canarias (CC-NC) en el Congreso y candidato de esta formación a la presidencia de las islas, Paulino Rivero, destacó que el proyecto de nuevo Estatuto "respeta escrupulosamente la Constitución".

Así comenzó su intervención Rivero, quien en el momento de salir a la tribuna se encontró ante un hemiciclo que seguía casi vacío, por lo que se preguntó: "¿Esta es la sensibilidad de los dos grandes partidos respecto a su territorio más alejado?". Como él mismo denunció, ni el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ni el líder de la oposición, Mariano Rajoy, se dejaron ver este martes por el Congreso.

Sobre el proyecto de nuevo Estatuto, Rivero insistió en exigir "claridad" a ambos partidos durante la tramitación del mismo, pero especialmente al grupo socialista, ya que al PP, que votó en contra, pidió ante todo "sentido de Estado" para favorecer la posibilidad de alcanzar un acuerdo. Con todo, reiteró que es deseable que socialistas y populares no suscriban un pacto que "deje a Canarias de nuevo sin el reconocimiento de sus singularidades".

A su juicio, la cuestiones fundamentales de la propuesta de reforma del Estatuto canario son: el reconocimiento de las Islas como región ultraperiférica, la potenciación de los cabildos y de los ayuntamientos y el refuerzo de la relación de la comisión bilateral Estado-Canarias.

"Primer mitin" de Paulino Rivero

El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, expresó el apoyo sin reservas de su grupo a la reforma e invitó al PP a sumarse al consenso. Asimismo, dijo que Canarias es una de las comunidades autónomas "más singulares" del Estado; lo que debe tener reflejo en su Estatuto.

En el último tramo del debate, Rivero acusó al PSOE de querer "reorganizar" Canarias desde Madrid y de no respetar el sistema electoral que propone el Parlamento canario, a lo que López Garrido le replicó haciendo notar que el dirigente de CC había hecho su "primer mitin" de su campaña electoral como candidato a la Presidencia de Canarias. El canario es el séptimo proyecto de reforma estatutaria que llega al Congreso en la presenta legislatura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha