eldiario.es

Menú

PSOE y NC impondrán desde el Cabildo un pacto de estabilidad en Tunte

MARCO AURELIO PÉREZ NO HA RECIBIDO UNA PROPUESTA SÓLIDA

- PUBLICIDAD -

El pacto de San Bartolomé de Tirajana sólo se sostiene gracias a José Miguel Pérez y a Román Rodríguez porque el deterioro de las relaciones entre el PSOE y Nueva Canarias en el Sur grancanario es imparable. Será por tanto desde el Cabildo desde donde se impondrá a Concha Narváez y a Mari Pino Torres, la alcaldesa, un acuerdo de gobernabilidad en el que entraría como elemento estabilizador Agrupación de Vecinos (AV), de Marco Aurelio Pérez.

Durante los últimos días se suceden las reuniones entre las cúpulas del PSOE y de NC y de éstas con sus responsables locales en San Bartolomé de Tirajana para recomponer el pacto de gobierno local de la mejor manera posible. El espectáculo del último pleno de la Corporación, en que NC escenificó una auténtica humillación hacia los concejales del PSOE a cuenta de la instalación de la nueva cárcel en Juan Grande, no puede volver a repetirse, sostienen los negociadores. Y el miércoles hay convocado otro pleno.

Las desavenencias personales son cada vez más patentes, y personas hasta ahora pacientes y perseverantes como el socialista David Delgado, que actuaba de puente entre ambas formaciones, han terminado por tirar la toalla. Ya se cuentan con más dedos que los que tiene una mano las humillaciones públicas a las que la alcaldesa y su partido someten a los socialistas, y hasta la extravagante Concha Narváez, la primera teniente de alcalde del PSOE que ha tomado decisiones muy criticadas, empieza a tener razón en sus quejas hacia Nueva Canarias.

Desde el Cabildo, José Miguel Pérez y Román Rodríguez exigen disciplina y el mantenimiento del pacto, y este mismo viernes movieron a dos de sus negociadores más experimentados, Emilio Mayoral y Carmelo Ramírez, respectivamente, para que cada uno por su cuenta tratara de apaciguar los ánimos y preparar el terreno para lo que se ha dado en llamar un "pacto de concentración" que permita sacar al gobierno municipal sureño del marasmo en que anda sumido desde que comenzara este mandato.

Para ese pacto es necesario dar entrada a Marco Aurelio Pérez, de Agrupación de Vecinos, que hasta ahora declara no haber recibido una sola oferta formal de las fuerzas gobernantes. Lo han tanteado, sí, pero se resiste a dar oxígeno a una alcaldesa a la que él culpa en gran medida de la situación de ingobernabilidad en que anda sumido el municipio. Pero si José Miguel Pérez le hace una buena oferta para integrarse en el grupo de gobierno, el ex alcalde está dispuesto a aceptar.

A esa oferta habrá de añadirse un convencimiento que ya está asentado en las direcciones insulares de NC y del PSOE: que desde el Cabildo se imponga ese pacto y se lidere un amplio lote de medidas de urgencia que permitan desbloquear la situación de desgobierno que se vive en San Bartolomé. Son medidas puramente económicas pero que pasan necesariamente por un impulso serio al Plan General de Ordenación urbana y por otras figuras de planeamiento que precisamente han de pasar por el Cabildo como órgano competente. Entre esas medidas se encuentra la regeneración de la planta turística y la mejora de las infraestructuras de la ciudad turística.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha