eldiario.es

Menú

Telde reconoció una deuda de cuatro millones de euros a Grupo Europa

AUNQUE SU EMPRESA DEL SUELO HA PEDIDO A LA PROMOTORA QUE ACLARE LAS FACTURAS PRESENTADAS

- PUBLICIDAD -

Algo no cuadra en Telde y nada tiene que ver con la Operación Faycan. O sí. La empresa municipal del suelo y la vivienda, Urvitel, reconoció a Grupo Europa una deuda de 4.040.618 euros el 16 de enero. ¿Y a cuenta de qué? Pues de facturas que José Manuel Antón Marín, administrador de Gestión de Cooperativas Europa, SAU, también ligado a la compra irregular de suelo municipal y las promociones privadas del concejal de Urbanismo de Pájara, Blas Acosta, remitió en 2006 a Urvitel. Todo iba a acabar en un juicio este 27 de marzo pero un acuerdo extrajudicial concedía a la promotora de viviendas protegidas tres millones de euros en suelo municipal y la reactivación de un contrato bloqueado desde el 30 de septiembre de 2004.

Así lo recoge un informe interno del gerente de Urvitel, Juan Carlos Saavedra -también detenido en su día por F aycan- al consejo de administración de la empresa pública teldense. Saavedra explica en ese informe al que ha tenido acceso CANARIAS AHORA la relación entre Urvitel y Grupo Europa y la situación judicial de la misma. Al menos desde septiembre de 2004 hasta este mes de enero. Todo parte del compromiso político de su anterior consejera delegada y vicepresidenta, María Antonia Torres, de construir "una vivienda al día" para los ciudadanos de Telde. 365 viviendas de protección oficial al año. Y por medio de un concurso convocado en septiembre de 2004, el día 30 de ese mes, firmó un contrato con Gestión de Cooperativas Europa, SAU, para hacer efectivo ese compromiso.

Lo cierto es que durante un año y medio, entre septiembre de 2004 y febrero de 2006, prácticamente nada se pudo ejecutar en el suelo de Telde para llevar a cabo todo el plan de viviendas de protección oficial (VPO) diseñado por Grupo Europa para Urvitel. Una serie de problemas insalvables con el suelo elegido y facilitado en su momento por las áreas de Patrimonio y Urbanismo del Ayuntamiento de Telde provocó un sinfín de obstáculos que impidió llevar adelante una sólo movimiento de tierras. A excepción de dos: en El Goro, dos promociones de 71 VPO denominadas Jardinera II comenzaron a ejecutarse desde diciembre de 2005.

Un plan de actuación que sobrepasa las 500 viviendas

Según relata Juan Carlos Saavedra en su informe al consejo de administración de Urvitel, en un Plan de Actuación para la construcción de VPO que alcanzaba casi 500 viviendas desde la puesta en marcha del proyecto, a finales de 2005 se consiguieron del Ayuntamiento de Telde diez terrenos, "ya sea en concepto de aportación no dineraria de capital o a través de cesiones gratuitas", aunque hasta la redacción de su informe en enero pasado no se había realizado ninguna aportación o cesión.

Urvitel, al contar con los proyectos básicos de varios suelos -ya había realizado Grupo Europa estudios geotécnicos de los terrenos, levantamientos topográficos y en algunos casos, explica Saavedra, encargaba los proyectos básicos de las futuras edificaciones- y ante las "expectativas" de que se iban a desbloquear esos suelos con múltiples problemas, solicitó licencia de obras de los mismos y fueron concedidas en diciembre de 2005 "por escrito de manera formal dos licencias y tres de forma verbal", apunta el informe de la Gerencia al máximo órgano rector de Urvitel.

Una demanda por facturas valoradas en 2,9 millones de euros

2006 parecía ser el año del desbloqueo del suelo entre Urvitel y Grupo Europa. Sin embargo, sólo se pudieron llevar a cabo esas obras en las 71 viviendas de El Goro y a lo largo del verano pasado la crisis entre la empresa municipal y la adjudicataria de su plan de actuación "una vivienda al día" se acrecentó. Tanto, que la Gerencia de Urvitel relata en su informe interno que se debieron suspender las obras en los terrenos 132-A y 132-B de El Goro "debido a que dichas parcelas son urbanizables no urbanas". Urvitel achaca el error a consecuencia "de una modificación puntual del ámbito en el que los terrenos están incluídos a la que la COTMAC realizó diferentes observaciones".

El desencuentro entre Urvitel y Grupo Europa ya es, a finales de verano, total. Con la orden de paralización de las obras de 16 de septiembre de 2006, se abre el camino judicial para Grupo Europa. El 11 de octubre presenta una demanda en los Juzgados de Telde por la cual reclama 2.946.710,95 euros. Es la suma de tres facturas presentadas por Grupo Europa y no abonadas por Urvitel: la 22/06 de 28 de febrero de 2006 por valor de 871.983,16 euros, la 51/06 de 1 de mayo por 818.359,96 euros y la 112/06 de 3 de julio por 1.256.367,83 euros.

Además, Grupo Europa advierte en su demanda que también ha pasado otras dos facturas, de 1 de agosto y de 1 de septiembre de 2006, por 541.241,48 euros y 397.253,58 euros que no entran dentro de la demanda al no haberse cumplido el tiempo establecido en el contrato firmado el 30 de septiembre de 2004 con Toñi Torres para la reclamación vía judicial. Son un total de 3.975.062,21 euros.

La demanda de Grupo Europa fue notificada a Urvitel el 7 de noviembre de 2006. Con fecha 8 de diciembre de 2006, el asesor jurídico de Urvitel contesta al Juzgado de Primera Instancia número 1 de Telde que no se justifica la reclamación de esos pagos, ya que, según el contrato de 2004, el 6% de los honorarios de Antón Marín siempre serían abonados a la finalización de las promociones de viviendas, en concreto, a la formalización de los préstamos del promotor.

Sin embargo, un mes después la actitud de Urvitel da un giro de 180 grados ante "la necesidad de llegar a una solución", según relata el informe de su gerente. El 16 de enero de 2007 Urvitel firma un acuerdo con Grupo Europa que eleva al juzgado, el mismo día en que se debía celebrar la vista para las medidas cautelares solicitadas por la demandante contra el ayuntamiento teldense, por el cual concede suelo del patrimonio teldense por valor de tres millones de euros en dación en pago, así como la reactivación del contrato de 30 de septiembre de 2004 en 90 días, con el fin de llevar a cabo todo el plan de actuación de VPO en seis meses.

Pendiente de aclaraciones sobre las facturas

El reconocimiento de la deuda de Urvitel a Grupo Europa se eleva a esa fecha de enero de 2007 a los 4.040.618 euros citados. Pendiente de que el acuerdo sea ratificado por el consejo de administración de la empresa pública teldense, nueve días después, el 25 de enero de 2007, la gerencia de Urvitel solicita a José Manuel Antón Marín que aclare los conceptos de sus cinco facturas presentadas.

Según Urvitel, Grupo Europa incluye en las facturas proyectos no presentados, duplicidad de los mismos , costes más elevados de los seguros de las viviendas, "segundas entregas" de proyectos anteriores referenciados como "primera entrega", la inclusión de la dirección de obra en los gastos realizados, "cuando lo habitual en la contratación de un arquitecto es incluirlo en sus honorarios", y otras anomalías.

El informe interno de Urvitel sobre Grupo Europa, de principios de febrero, concluye: "Estamos a la espera de la respuesta a la notificación enviada y hemos encargado un informe a nuestro arquitecto sobre los importes y su adecuación a los precios de mercado. Es necesario encontrar una solución negociada que satisfaga a ambas partes, una vez que se disponga de la respuesta de Grupo Europa y el informe interno solicitado".

Noticias relacionadas

Casualidades de Faycan y el "vacío de poder" en Telde

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha