eldiario.es

Menú

Las quejas por la comida fueron el origen de la revuelta en un centro de menores de Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE

La Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias ha confirmado que cuatro menores se encuentran en estos momentos a disposición judicial tras protagonizar una revuelta originada por las quejas por la comida de uno de ellos.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 26 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias ha confirmado que cuatro menores se encuentran en estos momentos a disposición judicial tras protagonizar una revuelta originada por las quejas por la comida de uno de ellos.

Los hechos se produjeron el pasado 24 de octubre, en el Centro de Acogida de Menores Extranjeros no acompañados ubicado en Tegueste. Todo comenzó a las 20.00 horas cuando un menor acogido en el centro empieza a quejarse de la comida mientras cenaba y a proferir insultos contra los educadores. Según la Consejería, un técnico educativo le llamó la atención y el menor reaccionó encarándose contra él.

Según detalla Bienestar Social, el menor se va alterando más hasta llegar a coger al educador por la camiseta, rompiéndosela, e intentar agredirlo. Con la llegada del educador responsable de turno se consiguió que el menor se calmara y se realizó la correspondiente intervención educativa en la que el menor "no se muestra nada receptivo y amenazó con romperle la cabeza al educador si éste lo denuncia".

Sobre las 21.00 horas, cuando todos los menores que se encontraban en el centro y ya habían cenado, el educador responsable le comentó al técnico educativo que podía trasladarse a la Comandancia de Tacoronte a poner en conocimiento de la Guardia Civil, tal y como se establece en los protocolos de actuación en este tipo de situaciones, los hechos sucedidos.

Cuando el educador se disponía a coger su coche en los aparcamientos externos, el menor en cuestión salió corriendo del centro y empezó a tirarle piedras, otra vez la intervención del educador responsable consiguió calmar al menor, momento que aprovechó el educador para abandonar el centro. Pero cuando el menor se percató de la ausencia del técnico educativo empezó a gritar llamando la atención de otros menores, alterándolos de tal forma que el educador responsable decidió llamar a la guardia civil de Tacoronte y a la policía local de Tegueste en previsión de que la situación empeorase.

LLUVIA DE PIEDRAS

La Consejería también detalla que cuando llegaron las fuerzas de seguridad se encontraron con el menor en medio de la carretera armado con varias piedras, y entonces éste se tiró al suelo y dijo que le estaban pegando, lo que provocó una lluvia de piedras desde la finca anexa al centro. Esto dio lugar a la intervención de la Guardia Civil que realizó dos disparos intimidatorios al aire, cesando el lanzamiento de piedras.

Una vez que cesan las agresiones se intentó detener a los menores que lanzaron las piedras, pero éstos se escondieron en las fincas colindantes y debido a la nula visibilidad se hizo prácticamente imposible localizarlos, por lo que la Guardia Civil decidió esperar un tiempo para ver si aparecían por el centro. Transcurridas casi dos horas las fuerzas de orden público abandonaron el lugar, llevándose detenido al menor causante de los hechos.

Posteriormente, fueron detenidos otros tres menores participantes, pasando todos ellos a disposición judicial.

El centro de acogida de menores extranjeros de Tegueste acoge, en la actualidad, a un total de 80 menores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha