eldiario.es

Menú

El 'número dos' del PP majorero 'raja' de su presidenta

NUEVA CRISIS DE LOS 'POPULARES' DE FUERTEVENTURA

Guillermo Concepción, denuncia la deslealtad de su jefa de filas con CC y critica sus modos autoritarios.

- PUBLICIDAD -

A un año escaso de la ruptura del PP de Fuerteventura entre los partidarios de Domingo González Arroyo (ahora al frente del PPM) y los fieles de Águeda Montelongo, actual jefa insular del partido de José Manuel Soria, el número dos en la lista electoral de los populares del Cabildo majorero, Guillermo Concepción, se ha desmarcado de manera drástica de la gestión de su presidenta insular, a la que acusa, en un durísimo artículo a modo de crónica de una Legislatura sufrida en el Grupo Popular del Cabildo de Fuerteventura, de continuas deslealtades por parte de Águeda Montelongo hacia sus socios de gobierno de CC.

Guillermo Concepción (PP), vicepresidente primero del Cabildo de Fueerteventura.

Guillermo Concepción (PP), vicepresidente primero del Cabildo de Fueerteventura.

Concepción, en la actualidad vicepresidente primero y consejero de Seguridad y Emergencias del Cabildo de Fuerteventura, denuncia en el artículo los intentos de Águeda Montelongo desde hace meses de presentar una moción de censura a Mario Cabrera (CC) para hacer presidente del Cabildo a Blas Acosta (PSC-PSOE) con los votos del PP. CC se quedó a un sólo consejero de la mayoría absoluta en las elecciones de mayo de 2007, y ha sido Guillermo Concepción quien ha impedido en este último tramo de mandato el cambio de gobierno que, según el número dos del PP, pretendía ejecutar Águeda Montelongo.

Guillermo Concepción describe de la siguiente manera la política interna del PP majorero: Las conversaciones en el Grupo Popular fueron sustituidas por chillidos y reprimendas infantiles. Los planes de trabajo, por caprichitos de la Presidenta y su mano derecha, Figueroa. Las reuniones para planificar y buscar alternativas a los problemas se convirtieron en sesiones de fotos de la Presidenta, a su mayor gloria. Los textos del partido se transformaron en panfletos con colecciones de fotos de la Presidenta posando. La política del PP en Fuerteventura, al menos la que dirigía su Presidenta, se convirtió en una pasarela de moda llena de gestos, abrazos y besos para la cámara.

Si quiere leer el artículo completo Chillidos frente a trabajo, photocall en vez de gestión, pinche aquí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha