eldiario.es

Menú

El sector vitivinícola canario reclama una vía de diálgo frente a la "política arbitraria" que está padeciendo

SANTA CRUZ DE TENERIFE

La junta directiva de la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (Avibo), durante una reunión extraordinaria celebrada ayer, trató, entre otras cuestiones, la creciente inquietud en el sector vitivinícola de las islas ante la no inclusión de las ayudas de estado, autorizadas por parte de Bruselas a petición del Gobierno de Canarias y de España.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 23 (EUROPA PRESS)

La junta directiva de la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (Avibo), durante una reunión extraordinaria celebrada ayer, trató, entre otras cuestiones, la creciente inquietud en el sector vitivinícola de las islas ante la no inclusión de las ayudas de estado, autorizadas por parte de Bruselas a petición del Gobierno de Canarias y de España.

Avibo recordó que el Consejo de Ministros del pasado 9 de octubre no hace referencia a este compromiso adquirido por ambas administraciones y centrado en una dotación complementaria que se abonaría al 50 por ciento.

Por ello, la Asociación se ha dirigido por carta a los diputados nacionales y a los portavoces de los grupos parlamentarios, al mismo tiempo que ha registrado una comunicación al presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y a la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Pilar Merino, solicitando en ambos casos la convocatoria de sendas reuniones con carácter urgente frente a la "política arbitraria" que está padeciendo el sector.

Avibo ha querido reiterar a la consejera su "creciente descontento ante la ausencia de interlocución y respuesta a diferentes temas prioritarios para el sector formulados, en algunos casos, antes del pasado verano".

En esta tesitura, el sector vitiviníciola consideró que la ausencia de interlocución efectiva constituye "un claro menosprecio a los problemas sectoriales que, además, se ven agravados por la actuación claramente negativa por parte del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA)". Así, el sector ha estudiado un conjunto de medidas que, en caso necesario, llevarían a solicitar la intervención de las Autoridades de Bruselas en un tema, el vitivinícola, regulado por la Comunidad Autónoma.

Durante el encuentro celebrado ayer, Avibo criticó también los comportamientos "prepotentes y abusivos" de las actuaciones inspectoras ejecutadas por el ICCA, "quiénes parecen seguir instrucciones precisas y claramente punitivas respecto a determinados bodegueros que forman parte de la Asociación", unas actuaciones que "se están extralimitando en las funciones de control de calidad y de seguridad agroalimentaria, para adentrarse en ámbitos que corresponden a las autoridades fiscales estatales y canarias, con exigencia de aportación de datos puramente mercantiles que corresponden al ámbito privativo de los operadores".

POSIBLES RECUSACIONES

Por ello, desde Avibo se están estudiando las opciones de presentar quejas y posibles recusaciones por comportamientos de la Administración "claramente obstruccionistas y dilatorios" en temas como la creación de un segundo nivel de los vinos de calidad, bajo el formato de Indicación Geográfica, un expediente iniciado el 10 de junio de 2008 y que, después de diversos requerimientos de documentación "sigue sin resolverse y, además, se pretende derivar hacia opciones que nada tienen que ver con lo solicitado y demandado por el sector".

De igual forma, en el transcurso de la reunión se ha criticado el "sangrante" tema de las ayudas agroambientales, que "han experimentado una significativa reducción en el sector vitivinícola para destinarlos a otros sectores", una situación que "está condicionando gravemente la viabilidad de viñedos y vinos de las zonas orográficamente más elevadas o con especiales métodos de producción con nula o baja intensidad en productos fitosanitarios".

En consecuencia, Avibo ha querido hacer un último esfuerzo y llamamiento a la búsqueda de soluciones a los diversos problemas planteados. "Si se nos siguen cerrando las puertas y respondiendo a las peticiones de diálogo con 'operaciones de castigo' selectivo por reivindicar los legítimos intereses, nos veremos abocados a la adopción de actuaciones que no han formado parte de nuestro quehacer ni deseamos emprender en ningún caso. El sector vitivinícola de canarias no puede seguir contemplando, en actitud expectante, como se condenan al fracaso y la ruina los notables esfuerzos desplegados por viticultures y bodegueros desde 1991 hasta la actualidad", concluyó la Asociación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha