eldiario.es

Menú

Drástico reajuste en Cáritas

POR LOS RECORTES PRESUPUESTARIOS EN SERVICIOS SOCIALES

La institución anuncia la baja de 17 trabajadores y el cierre de tres proyectos.

- PUBLICIDAD -

Cáritas Diocesana de Canarias ha tenido que reorganizar sus servicios como consecuencia de los recortes presupuestarios en servicios sociales para el próximo año y así, poder asegurar la sostenibilidad de los proyectos que tiene en funcionamiento la institución.

La actual realidad presupuestaria obliga a Cáritas al cierre del proyecto de comedor, duchas y lavanderías los sábados y días festivos (excepto domingos, que seguirá permaneciendo abierto). También deberá reestructurar el funcionamiento y tarea de la Casa Hogar Mafasca, modificando horarios, atenciones y posible reducción del número de plazas.

Asimismo tendrá que poner fin a los proyectos Actívate y Quevetic (proyecto de calle de personas sin hogar) y el Centro de Atención a la Mujer Malena en Jinámar. Además, se verá obligada a replantear el trabajo realizado desde el Programa con Personas Inmigrantes y reorganizar en una acción común los Programas de Infancia y Adolescencia y Programa de Juventud.

Estas decisiones, explica Cáritas, conllevan 17 bajas en el personal contratado, 7 por despidos y 10 por finalización de contrato. Esto conlleva reestructuraciones internas de horarios, turnos y tareas.

Ante este drástico panorama, Cáritas Diocesana de Canarias denuncia "a la Administración pública cuyos representantes tienen la obligación, desde el cumplimiento de las competencias legales para las que ha sido constituida, de trabajar por el bienestar de toda la población, en especial por la que se encuentra en riesgo o situación de exclusión,entendiendo que si no está al servicio de las personas, carece de sentido".

La institución entiende que ante las continuas reducciones en los presupuestos "es imposible trabajar por una sociedad justa, equitativa y moderna".

La falta de respuestas efectivas de las administraciones a las situaciones de pobreza y exclusión "repercute en un aumento de la vulnerabilidad y exclusión social de la población en general y de cada persona en particular", sostiene.

Cáritas defiende que "el trabajo por la justicia, porque se respeten todos los derechos y la dignidad de cada persona es una tarea que debe ser común a toda la sociedad", por eso pide a las administraciones públicas "que apuesten por la inversión social como línea básica y central para responder a las necesidades de las personas.

Pese a la realidad marcada por los recortes en las subvenciones, Cáritas Diocesana de Canarias reafirma su compromiso de asegurar la asistencia a las personas que hacen uso de sus servicios de Cáritas Diocesana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha