eldiario.es

Menú

Rojas pide cordura y serenidad para la aplicación de la Ley de Dependencia

DICE QUE SU DESARROLLO CORRESPONDE A TODAS LAS ADMINISTRACIONES

- PUBLICIDAD -

La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda, Inés Rojas, pidió este viernes "cordura y serenidad" para "hacer las cosas bien" en la aplicación de la ley de Dependencia, cuya ejecución, dijo, corresponde a todos las administraciones.

Rojas hizo estas declaraciones tras la firma con el director ejecutivo en Canarias de La Caixa, Andrés Orozco, de un convenio para la puesta en marcha del programa "Un cuidador. dos vidas", destinado a proporcionar ayuda al cuidador de la persona dependiente.

Ante la críticas del Cabildo de Gran Canaria por la aplicación de la ley de Dependencia, Rojas indicó que su departamento ya ha hablado con todos los ayuntamientos, dado que todas las administraciones están implicadas en la aplicación de esta ley.

Recordó que en la reunión de ayer del Consejo de Servicios Sociales se acordó que para facilitar la rápida prestación de los servicios, no sólo serán los técnicos de los ayuntamientos los que deberán hacer los preceptivos informes sociales previos a la concesión de la ayuda, sino que éstos también los podrán hacer los trabajadores sociales de referencia.

Con ello, agregó Rojas, se abre el abanico para que el servicio llegue lo antes y mejor posible a los ciudadanos.

Rojas recordó que 14.400 personas han pedido ser evaluadas para acogerse a la Ley de Dependencia, ya se ha realizado la evaluación a más de 10.000 y de ellos 2.500 son grandes dependientes y 250 tienen una dependencia severa.

Indicó que si en marzo 7 personas habían cobrado la ayuda, 58 más la percibieron en abril y en mayo se pagó a más 200 personas la ayuda.

La consejera aseguró que a partir de ahora la tramitación será más ágil porque los expedientes irán más rápido tras los acuerdos adoptados por el Consejo de Servicios Sociales.

Rojas insistió que antes de esta ley, Canarias ya tenía su propio sistema de ayuda, con la ley de Rentas Mínimas y una red de centros para personas dependientes compuesta de 6.000 plazas, más 1.500 que se están construyendo y otras 2.500 concertadas con los cabildos insulares.

Agregó que su departamento ha llegado a acuerdos con la Fecai y la Fecam para revisar los planes concertados y se ha acordado constituir una comisión técnico político para la planificación de las políticas sociales, su financiación y posterior fiscalización.

Indicó que la pretensión es que la ley que regula el sistema de Prestación Canaria de Inserción y la Ley de Dependencia estén bajo el paraguas de una nueva ley de Servicios Sociales.

Respecto a las ayudas al cuidador de la persona dependiente, Rojas señaló que la ley de Dependencia permite darle de alta en la Seguridad Social pero la prestación económica es para los dependientes, que es quienes deben pagar al cuidador.

Rojas afirmó que la ley debe mejorar este aspecto y subrayó que representantes del Gobierno central han asegurado que en una futura reforma de la norma se procurará el pago directo de una retribución económica.

Destacó el objetivo del programa puesto en marcha por la obra social de La Caixa y con el que se pretende reconocer y apoyar la labor que realizan los cuidadores familiares, que en muchas ocasiones ven cómo su vida está dedicada exclusivamente a los cuidados y ven mermadas su capacidades.

El representante de La Caixa, Andrés Orozco, explicó que el programa contiene tres líneas de actuación destinados a cuidar al cuidador, al que se le dan, a través de material de apoyo, consejos tanto para mejorar su calidad de vida como la de la persona a la que cuida.

El programa contempla también talleres presenciales y un servicio de atención telefónica (900.220.000), que funciona todos los días del año y que está destinado a orientar acerca de todas las cuestiones referidas a la labor del cuidador.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha