eldiario.es

Menú

Tráfico inicia una campaña intensiva de vigilancia a motoristas

MADRID

Un total de 76 motoristas fallecieron en las carreteras españolas en lo que va de año, 40 menos que en el mismo período de 2009. La Dirección General de Tráfico (DGT), que señaló que los muertos siguen "siendo muchos", inicia una campaña para controlar entre los motoristas el consumo de alcohol y el uso del casco, entre otros factores, que se trasladará también a los medios de comunicación. Los datos de la DGT indican que el 60 por ciento de los accidentes se produjeron por una caída o una salida de la vía, sin que hubiera otro vehículo implicado. Tráfico ha alertado además de que ha disminuido el uso del casco. Por otro lado, ocho personas fallecieron en las carreteras españolas durante el pasado fin de semana.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 07 (OTR/PRESS)

Tráfico inicia una campaña intensiva de vigilancia a motoristas

Tráfico inicia una campaña intensiva de vigilancia a motoristas

Un total de 76 motoristas fallecieron en las carreteras españolas en lo que va de año, 40 menos que en el mismo período de 2009. La Dirección General de Tráfico (DGT), que señaló que los muertos siguen "siendo muchos", inicia una campaña para controlar entre los motoristas el consumo de alcohol y el uso del casco, entre otros factores, que se trasladará también a los medios de comunicación. Los datos de la DGT indican que el 60 por ciento de los accidentes se produjeron por una caída o una salida de la vía, sin que hubiera otro vehículo implicado. Tráfico ha alertado además de que ha disminuido el uso del casco. Por otro lado, ocho personas fallecieron en las carreteras españolas durante el pasado fin de semana.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado desde el lunes 7 y hasta el próximo 13 de junio una campaña intensiva de vigilancia de los motoristas, en la que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlarán entre otras variables las tasas de alcohol, la velocidad, los adelantamientos incorrectos y otras infracciones en circulación, el uso del casco, la placa de matrícula y la documentación.

El objetivo de la campaña es vigilar e informar al cada vez más numeroso colectivo de motoristas (casi 5 millones, entre motocicletas y ciclomotores) se la necesidad de realizar una conducción responsable y adecuada a la vía por la que circulan, respetando las normas de circulación y estando al día en lo que a documentación y seguro se refiere.

La campaña de concienciación de los motoristas se trasladará también a los medios de comunicación. Para ello, Tráfico ha elaborado un vídeo informativo con consejos sobre conducción de este tipo de vehículos y cuñas divulgativas que podrán escucharse en diferentes emisoras de radio. También se podrán ver mensajes en los paneles informativos de las carreteras, en los que se recuerda a los motoristas lo vulnerables que son en la carretera y la prudencia que tienen que tener en la conducción.

La iniciativa se enmarca dentro de las acciones que se desarrollan en el Plan de Seguridad Vial de Motos, puesto en marcha a principios de 2008, como consecuencia del aumento significativo de fallecidos y heridos graves por accidentes de moto en los últimos años, y cuyo objetivo era reducir la siniestralidad en este tipo de vehículos.

En opinión de Tráfico, y a pesar de que las 76 muertes registradas hasta el 31 de mayo de 2010 suponen 40 menos que en el mismo período de 2009, Tráfico reconoce que "siguen siendo muchos los motoristas muertos en la carretera".

Según un estudio realizado por Cidat, Insia y Applus Idiana para la DGT, en el que se analizaron 235 accidentes interurbanos en los que estaba implicada al menos una motocicleta con resultado de muerte, el 60 por ciento de los accidentes mortales se produjeron por una caída o salida de la vía, sin otro vehículo con el que impactara, y el 87 por ciento de los accidentes se produjeron en una vía en buen estado de conservación.

SALIDAS DE LA VÍA Y COLISIONES

En cuanto a las causas del siniestro, en los 76 casos registrados hasta el momento en 2010, 30 fueron por salidas de la vía y 27 por diferentes colisiones. La velocidad excesiva o inadecuada estuvo presente en 32 de los accidentes, 16 se debieron a alguna distracción en la conducción y en otros 26 casos se constataron infracciones a las normas de circulación. La mayoría de los fallecidos, 47 (61 por ciento), eran mayores de 35 años.

La DGT destaca que siete de los siniestrados este año no hacían uso del caso, el elemento de seguridad más importante del motorista. La mayoría circulaban en motocicletas de pequeña cilindrada. Es destacable el hecho de que el porcentaje de no uso de casco en 2010 (10 por ciento) ha aumentado con respecto a 2009 (3 por ciento), con lo que se sitúa en valores similares a los de 2003.

Aún así, tres de cada cuatro motoristas fallecen a consecuencia de heridas en la cabeza. Además, el riesgo de sufrir una lesión cerebral se multiplica por tres, si el conductor o pasajero de la motocicleta no lleva puesto el casco y la probabilidad de salir ileso del siniestro aumenta en un 20 por ciento si se hace uso del mismo.

Debido a la importancia del uso del casco en las motos y ciclomotores, circular sin llevar el casco puesto es una infracción grave, sancionable con 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir. Además, aquellos motoristas que circulen sin este dispositivo de seguridad los agentes inmovilizarán la motocicleta o ciclomotor hasta que el conductor venga provisto de un casco.

Por otro lado, ocho personas murieron en las carreteras españolas en alguno de los ocho accidentes mortales registrados durante el fin de semana. Además, entre las 15.00 horas del viernes y las 00.00 horas del lunes 7, se produjeron un total de 16 heridos, ocho de carácter grave.

El día más trágico fue el domingo, cuando murieron cuatro personas en cuatro accidentes, en los que se registraron ocho heridos graves y cinco leves. Mientras, el sábado se registraron dos víctimas mortales en dos accidentes, en los que también hubo un herido leve. El viernes se registraron dos muertos en dos accidentes, en los que, además, hubo dos heridos leves.

De los ocho accidentes, tres han sido salidas de vía, cuatro colisiones y un atropello. Cuatro se han producido por distracciones, uno por exceso de velocidad, uno por distancia de seguridad y el resto por otras infracciones. En el acumulado anual, hasta el 6 de junio se llevan contabilizados 639 muertos, 161 menos que hasta la misma fecha del año pasado, lo que representa un descenso del 20,1 por ciento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha