eldiario.es

Menú

Casi 4 de cada 10 alumnos por encima de su peso son excluidos por sus compañeros

MADRID

En torno al 80 por ciento de los alumnos de entre 6 y 12 años tienen un peso ideal para su edad y complexión, según un estudio realizado a profesores de Educación Primaria, quienes alertan que, al menos, un 16 por ciento está por encima de su peso, y, de ellos, casi 4 de cada 10 alumnos sufre exclusión por parte de sus compañeros, destacando sobre todo las faltas de respeto.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Niños, Examen, Alumnos, Primaria

Niños, Examen, Alumnos, Primaria

En torno al 80 por ciento de los alumnos de entre 6 y 12 años tienen un peso ideal para su edad y complexión, según un estudio realizado a profesores de Educación Primaria, quienes alertan que, al menos, un 16 por ciento está por encima de su peso, y, de ellos, casi 4 de cada 10 alumnos sufre exclusión por parte de sus compañeros, destacando sobre todo las faltas de respeto.

Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden del estudio 'El desayuno y el rendimiento escolar', que consultó a un grupo de 251 profesores en colegios públicos y privados de la península, sobre temas como la alimentación, el sueño o los hábitos horarios de los niños.

Así, realizando un 'zoom' sobre los alumnos con problemas de sobre peso, se señala por debajo del peso se encuentran un 7,8 por ciento de los niños; un 76,8 por ciento tiene el peso ideal, y un 16 por ciento esta algo por encima de su peso.

De los alumnos por encima del peso, según señalan los profesores hasta el 35,5 por ciento se ha visto excluido por este motivo, siendo las faltas de respeto la principal acción (50,5%); seguido del aislamiento en los juegos (22,4%) y el rechazo social (12,4%).

Por otra parte, la encuesta realizada por Kellogg's, muestra que hasta un 99 por ciento de los profesores opina que el hecho de que un niño no desayune de manera completa y equilibrada tiene influencia negativa en su rendimiento escolar, en áreas como el comportamiento, el buen rendimiento físico e intelectual, el estado de ánimo y la sociabilización, entre otras.

En la presentación del estudio, el director de Educación Infantil y Primaria del Colegio Fundación Caldeiro, Javier Fernández Galvín, ha explicado que, por el contrario, la falta de un buen desayuno provoca, según más del 95 por ciento de los encuestados, debilidad y falta de energía y menor capacidad de atención y concentración.

El estudio también se interesó por los hábitos de los propios educadores a la hora de desayunar y descubrió que, si bien el 65 por ciento de los profesores considera que el desayuno es muy importante, solamente 3 de cada 10 profesores realizan un desayuno equilibrado.

A pesar de las consecuencias, un 10 por ciento de los niños españoles de entre 6 y 12 años no desayuna a diario. Entre los que sí desayunan diariamente, un 8 por ciento no lo hace en casa y un 15 por ciento desayuna solo, sin la supervisión de un adulto. Así, más de la mitad de los niños desayunan a diario en casa o con sus padres o con toda la familia, que "es el escenario más idóneo para desayunar", en opinión de los profesores.

En este sentido, la pediatra y nutricionista doctora Margarita Alonso señaló en la presentación del estudio que "debe cuidarse especialmente el desayuno, en el que el aporte no será inferior al 25 por ciento del valor calórico total de la dieta. Está demostrado que cuando no hay desayuno o éste es insuficiente, puede ocasionar una hipoglucemia secundaria, que repercute en el comportamiento y rendimiento escolares".

UN 40% SE ACUESTA DESPUÉS DE LAS 10 DE LA NOCHE

Respecto a los motivos por los que los niños desayunan bien o mal, se descubre que el 70 por ciento de los niños que no desayunan no lo hace por falta de apetito. La falta de apetito por las mañanas se relaciona directamente según los expertos con los hábitos de cena y sueño de la noche anterior.

Por otra parte, el estudio constata que en torno al 40 por ciento de los niños de 6 a 12 años cena entre las 21.00 y las 22.00 horas durante el curso escolar, se acuesta entre las 22.00 y las 23.00 horas y se levanta entre las 7.00 y las 8.00 horas. Como consecuencia de estos hábitos, algo más del 50 por ciento de los niños de 6 a 12 años se levanta con sueño por las mañanas.

"Los niños españoles se acuestan un promedio de 1-2 horas más tarde de lo que deberían hacerlo, lo que repercute en un sueño más corto y de peor calidad. Y esto a causa de los horarios que seguimos en España, especialmente los nocturnos, donde los horarios laborales terminan muy tarde, lo que obliga a rutinas totalmente inadecuadas con respecto al sueño", ha explicado el pediatra especialista en sueño, el doctor Eduard Estivill.

Este experto ha recordado que "el sueño es como un taller, en el que se da una reparación física y psíquica, imprescindible para tener un día con un buen estado de alerta, capacidad mental para aprender conocimientos y energía para realizar todos los actos que la requieren".

Así, concluye, "entendiendo esta función de taller que realizamos durante el sueño, en esta franja de edad, los estudios científicos nos indican que el número de horas ha de ser de entre 10 ó 11 horas."

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha