eldiario.es

Menú

Las bacterias intestinales producen podrían jugar un papel clave en la enfermedad de Crohn

MADRID

Investigadores del Colegio Baylor de Medicina, y el Hospital Infantil de Texas, han identificado bacterias comensales en el intestino humano que producen un neurotransmisor, que podría jugar un papel clave en la prevención o el tratamiento de enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. Los científicos han expuesto sus hallazgos en la reunión anual de la American Society for Microbiology.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Laboratorio

Laboratorio

Investigadores del Colegio Baylor de Medicina, y el Hospital Infantil de Texas, han identificado bacterias comensales en el intestino humano que producen un neurotransmisor, que podría jugar un papel clave en la prevención o el tratamiento de enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. Los científicos han expuesto sus hallazgos en la reunión anual de la American Society for Microbiology.

"Hemos identificado la primera cepa bifidobacteriana, 'Bifidobacterium dentium', que es capaz de secretar grandes cantidades de ácido gamma-aminobutírico (GABA). Esta molécula es un principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central y entérico", afirma la coautora Karina Pokusaeva.

GABA desempeña un papel importante en la regulación del dolor, y algunos medicamentos para aliviar el dolor --en la actualidad en el mercado-- actúan atacando los receptores de GABA en las células neuronales.

Pokusaeva y sus colaboradores estaban interesados en comprender el papel que juega el microbioma humano en el dolor y, para ello, analizaron los genomas de microorganismos intestinales potencialmente beneficiosos, identificados por el Proyecto del Microbioma Humano, en busca de un gen que les permitiera crear GABA.

"Los análisis de laboratorio de secuenciación metagenómica de ADN nos han permitido demostrar que el gen microbiano codificador de la descarboxilasa de glutamato es muy abundante en la microflora intestinal, en comparación con otras partes del cuerpo", explica Pokusaeva. Uno de los productores más prolíficos de GABA fue 'B. dentium', que parece a secretar el compuesto para sobrevivir en un ambiente ácido.

Además de sus propiedades moduladoras del dolor, GABA también puede ser capaz de inhibir la inflamación. Estudios recientes han demostrado que las células inmunes, llamadas macrófagos, también poseen receptores de GABA: cuando estos receptores se activaron en los macrófagos, disminuyó la producción de compuestos responsables de la inflamación.

Pokusaeva, y sus colaboradores, los doctores Yamada y Lacorazza, observaron que cuando las células eran expuestas a las secreciones de las bacterias, exhibían una mayor expresión del receptor de GABA en las células del sistema inmune.

Si bien los resultados son preliminares, sugieren que 'B. dentium', y los compuestos que ésta secreta, podrían desempeñar un papel en la reducción de la inflamación asociada con enfermedades inflamatorias del intestino.

El siguiente paso, según Pokusaeva, será llevar a cabo experimentos 'in vitro' para determinar si el aumento de la expresión GABA se correlaciona con una disminución en la producción de citoquinas, asociadas con la inflamación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha